LOLA MONTORO

Anabolizantes: el efímero poder de modelar el cuerpo

anabolizantes

 

♦ El culto al cuerpo que caracteriza los últimos decenios ha ocasionado que muchas barreras caigan y los reparos a la hora de consumir sustancias que modifican la estructura corporal se han pulverizado.

Un número creciente de usuarios, a veces muy jóvenes, consumen derivados de la hormona masculina testosterona con la intención de modificar su rendimiento físico y la distribución de la grasa corporal.

 

Los esteroides anabólicos

Los esteroides pertenecen a un tipo de sustancias hormonales que se denominan anabólicos por la propiedad de favorecer los procesos de formación o construcción de tejidos. Dentro del metabolismo el anabolismo agrupa los procesos constructivos y el catabolismo los destructivos.

Los esteroides anabólicos derivan de la hormona masculina testosterona, son por tanto andrógenos. En presencia de estas hormonas los sujetos tienen un mayor crecimiento de la masa muscular magra y también un aumento del rendimiento deportivo.

En el deporte profesional y en ambientes culturistas los anabolizantes se emplean como complemento a la propia actividad deportiva por su poder para remodelar la masa muscular. Se consideran sustancia de dopaje y no están permitidos en el deporte.

Para su consumo se suele emplear la vía oral, aunque también se inyectan. Se hacen ciclos de semanas o meses, para volver a iniciar un ciclo tras un periodo de descanso. Con frecuencia se toman distintos tipos de anabolizantes para tratar de minimizar sus efecto secundarios.

 

Efectos nocivos de los anabolizantes

A corto plazo los anabolizantes producen los efectos que se han descrito sobre el incremento de la masa muscular. A largo plazo en muchos casos se desconocen las posibles consecuencias. Lo que sí es cierto es que los efectos sobre la masa muscular son muy efímeros.

La masa muscular ganada y la fuerza que los deportistas adquieren tras ciclos de tratamiento disminuyen muy rápidamente una vez se disminuyen las cantidades de andrógenos.

Los principales daños para la salud que cabe esperar de los anabolizantes son los tumores hepáticos, la coloración amarilla de la piel por exceso de un pigmento hepático llamado bilirrubina y la hipertensión arterial.

También se ha descrito acné y temblor. En varones produce una disminución del tamaño de los testículos, infertilidad por disminución del número de espermatozoides, calvicie y desarrollo de las mamas o ginecomastia.

En las mujeres el uso de anabolizantes puede alterar el ciclo menstrual, hacer que el clítoris aumente su tamaño y cambios en la voz. También se ha descrito hirsutismo o aparición de vello en los lugares propios de los varones.

En los adolescentes los cambios son devastadores, ya que cierra prematuramente los cartílagos de crecimiento y por tanto no alcanzan su estatura genética definitiva. Produce pubertad precoz si los anabolizantes los toman niños.

En el estado de ánimo los anabolizantes pueden hacer un papel euforizante. Una vez se suprime el tratamiento el usuario echa de menos este efecto y se deprime, lo que obliga de nuevo al consumo. Se trata de una especie de dependencia emocional.

En algunas personas el comportamiento en presencia de anabolizantes es maniaco o exaltado, a veces no exento de agresividad y que predispone a comportamientos delictivos si no hay una fuerte contención ambiental y educativa.

Los investigadores indican también que muchos usuarios pueden sufrir celos paranoides, irritabilidad extrema, delirio y alteraciones del juicio que surgen de sentimientos de invulnerabilidad.

En la adolescencia hay que modular los patrones de culto al cuerpo para prevenir una excesiva preocupación por lo físico que lleve a los jóvenes a agredir su organismo con sustancias en aras de la consecución de un físico mejor pero con el mínimo esfuerzo.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. Gonzalo

    13 marzo, 2017 at 13:50

    Los Mendigos (recuerda a uno de ellos en concreto) no toman anabolizantes, no modelan su cuerpo, sino más bien su mente, “leyendo” a personas buenas como tú.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies