SALUD

Cómo disfrutar del sol y prevenir el cáncer de piel mediante el uso adecuado de cremas protectoras

  • La doctora Inés Gonzalo, jefa del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro, ha impartido un taller de prevención del cáncer de piel con motivo de la Campaña Euromelanoma 2017 ‘Sólo tienes una piel, protégela del daño solar’.

Doctora Inés Gonzalo González

Con el objetivo de concienciar a la población sobre los riesgos que tiene para para la salud la exposición solar, la doctora Inés Gonzalo González, jefa del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Infanta Elena, integrado en la red sanitaria pública madrileña, ha impartido un taller sobre Dermatología en el Centro de Asociaciones Pedro Zerolo de Valdemoro. La conferencia forma parte de la Campaña Euromelanoma 2017 que, bajo el eslogan ‘Sólo tienes una piel, protégela del daño solar’, pretende promover la prevención, el diagnóstico precoz y el tratamiento del cáncer de piel.

“A pesar de tener la sensación de estar más sanos o tener mejor aspecto con una piel bronceada, el sol sí nos hace daño, pero podemos disfrutar de él siempre y cuando lo hagamos de manera racional y aplicando cremas protectoras de forma adecuada”, advirtió la doctora Gonzalo. Durante su intervención, la especialista incidió en la importancia de “acudir al médico en el momento de observar cualquier lesión nueva en la piel que crezca rápidamente o cambie de tamaño, color o forma”.

En cuanto a los diferentes tipos de cáncer de piel explicó que, por un lado, existe el denominado cáncer de piel “no melanoma” o carcinoma basocelular producido en la capa externa de la piel. “Es el más recurrente en el ser humano, pero el que mejor comportamiento ofrece”, aclara la dermatóloga. Por otro lado, se encuentran los melanomas, “algo menos comunes, pero más agresivos y rápidos en su crecimiento. Produce lesiones asimétricas, con bordes y coloración irregulares, y suelen tener un tamaño superior, generalmente a los 6 mm”, añade la doctora Gonzalo.

Causas genéticas

De entre los factores de riesgo que pueden determinar la aparición de esta enfermedad, existen una serie de causas genéticas o inevitables, como el tipo de piel, padecer de ciertas enfermedades o los antecedentes familiares. Sin embargo, la dermatóloga incide en que “existen factores de riesgo que sí se pueden evitar, como pasar mucho tiempo al sol, llegar a sufrir quemaduras dolorosas o con ampollas, o el uso de cabinas de bronceado”.

Existen una serie de pautas básicas y sencillas para prevenir el cáncer de piel. En este sentido, la dermatóloga del Hospital Infanta Elena recomendó las siguientes:

  • Evitar la exposición solar entre las 12:00 h. y las 16 h:
  • Aplicar de manera constante, generosa y uniforme un fotoprotector adecuado. Para ello se recomienda el uso de cremas solares con factor de protección igual o superior a SPF 30, que protejan además contra los rayos UVA.
  • Hay que tener en cuenta tanto la fecha de caducidad del producto como la del período de uso indicado después de su apertura, ambas especificadas en el envase
  • Respecto al cuidado de los más pequeños es aconsejable el empleo de filtros físicos en lugar de químicos para evitar posibles reacciones alérgicas, así como optar por los fotoprotectores de SPF 50+. “Es muy importante evitar la exposición directa de los menores de un año, ya que hasta los doce meses de vida la piel no está preparada para procesar la radiación solar”, advierte la dermatóloga.
  • Protegerse la cabeza, el cuerpo y los ojos con gorras, camisetas y gafas de sol.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies