OPINIÓN

Divinas palabras, la marca España

divinas

 

Ayer TVE —la 2— ppeppera hasta la médula, nos brindó la película ‘Divinas Palabras’ de la obra de Valle Inclán. Cuando Galdós empezó su decadencia, Valle Inclán con una chispa de hipérbole retrató aquella España de Luces de Bohemia, y de la obra citada arriba, estos dos autores en sus novelas y en su teatro dejaron en cueros a aquella España, el hambre se hacinaba en el poeta y en el discapacitado Laureaniño, Unamuno incorporó a Blasillo en San Manuel Bueno y mártir.

España con un Código Civil del siglo XIX, exponía para la limosna la discapacidad en las ferias y aldeas, y ahora, este PP heredero de aquéllos años del aceite de Redondela, y creado por ministros franquistas como Fraga, nos culturiza en un descuido.

A TVE se le ha escapado esta película que ayuda a pensar, y saber de dónde venimos, y entender en el lodazal en que seguimos; hemos cambiado la limosna al discapacitado profundo, por Cáritas, y por un subsidio tan precario como el Sol nórdico. España lleva cinco siglos entre Duques y Condes de Castilla y terratenientes nobles de Andalucía que regatean al fisco desde Isabel la Católica, y ahora el iluminado de Primo de Rivera quiere adecentarlo todo, no cambiando nada.

España nació así, como los niños Laureaniño, Blasillo y Marianela, el segundo diciendo aquello de «¿Dios mío, por qué me has abandonado?».

Y en Divinas Palabras, el sacristán cornudo diciendo aquello de «El que esté limpio de culpa, tire la primera piedra».

Si a esto lo pudiéramos completar con ‘Misericordia’ de Galdós, con la criada pidiendo limosna para su señora en la Iglesia de San Sebastián de Madrid.

Hoy se habla de la ‘Marca España’, somos europeos, pero aún arrastramos como El Butarque esa sedimentación de cinco siglos.

La literatura es vida, los poetas y escritores lo escribieron porque lo vivieron, porque se rebozaron en el barro, y Valle Inclán necesitaba el opio para desatascar su mente.

Galdós, senil, lloraba viendo teatralizada su Marianela, Unamuno buscaba la fe en un cura ateo.

La ‘Marca España’ es lavar la cara a nuestro pasado, engañando nuestro presente, y tratando de maquillar nuestro futuro. Con una juventud exiliada o mal pagada.

No es literatura hiperbolizada, es el pan nuestro de cada día, desde aquellos Reyes Católicos que regalando a sus colaboradores media Andalucía y Castilla en parte, hipotecaron veinte generaciones. –Duques de Alba, de Medina Sidonia, etc. Y una Biblia en verso que hemos cambiado por banqueros y multinacionales deshumanizadas. ¡Viva España! La de ellos.

/ JOSMAN

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. Josman.

    10 septiembre, 2016 at 13:26

    Y dicen:¿ Podría ser el discapacitado Espana, y el bipartismos de la restauración quienes expusieran al niño en ferias para su provecho? ¿Cánovas y Sagasta?
    Dicen que Valle tenía en esta obra un doble fondo…
    “Y recordando la parábola evangélica, decide que lo mejor será perdonar
    a la adúltera; cuando pronuncia las palabras rituales en español que todos
    entienden, los aldeanos siguen con sus burlas e insultos, más cuando
    recurre al latín, la lengua misteriosa, la cortina de humo de las «divinas
    palabras», las nieblas retóricas de la oratoria en el Congreso, las grandes
    frases a las que tan aficionados hemos sido siempre los españoles y con
    las que de tanta calamidad se nos ha intentado consolar, desde hace siglos,
    es verdad, cuando resuenan esas palabras que nadie entiende pero que
    temen… los aldeanos dejan caer las piedras con que amenazaban de
    muerte a la pecadora y cesan como por milagro de insultar a la culpable,
    la corrompida política. Se ha producido, pues, el milagro. Esas Divinas
    palabras del título surten su efecto. Al campesinado no le queda sino
    «¡Sellar la boca para los civiles, y aguantar mancuerda!» Los explotadores,sirviéndose de la Iglesia y de la fuerza pública en caso necesario, continuarán
    su vida como si nada hubiese sucedido; el pueblo, otro enano idiota e indefenso, seguirá siendo explotado por quienes lo gobiernan. Falto de todas luces volverá a ser la fuente de ingresos, el horno de pan, de los que mandan,sin entender nada de tan sucio juego, sufriendo resignadamente como
    parece ser el eterno destino de algunos pueblos…”

    MANUEL BERMEJO MARCOS. en

    http://cvc.cervantes.es/liter…/aih/pdf/04/aih_04_1_019.pdf

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies