LEGANÉS

EL alcalde de Leganés pone en riesgo la seguridad del colegio “Emilia Pardo Bazán” al incumplir la normativa contra incendios

► La finalización del curso escolar está cerca y el sistema contra incendios del colegio público Emilia Pardo Bazán de Leganés sigue sin cumplir la normativa desde el comienzo de este. El Ayuntamiento de Leganés mira hacia otro lado en materia de seguridad al no realizar las operaciones obligatorias cada 5 años de “timbrado” de extintores

El partido independiente Unión por Leganés–ULEG ha denunciado públicamente que el mantenimiento obligatorio de los extintores en el colegio público “Emilia Pardo Bazán” en el municipio de Leganés no se está realizando. No es la primera vez que este colegio público salta a la palestra. En la Comisión Plenaria de Quejas y Sugerencias del mes de marzo se estudió una queja por la falta de limpieza y la solicitud de mejoras en la seguridad del patio de educación infantil de este centro. Ahora son los extintores que hace 8 meses (septiembre) se les tendría que haber realizado la prueba obligatoria de nivel C. Una vez más el contrato de mantenimiento del sistema contra incendios vuelve a ser protagonista de críticas por una ejecución deficiente.

Desde ULEG se señala que la operación de “timbrado” de los extintores no supone un coste extra, sino que está dentro del canon anual que se abona a la empresa y consiste en el vaciado del contenido de los recipientes a presión, revisión de las partes mecánicas y su posterior llenado, algo obligatorio cada cinco años. Según el concejal de Unión por Leganés–ULEG, Carlos Aranzana, “esto es una grave irresponsabilidad. Nos preocupa que haya más colegios o dependencias municipales que pudieran estar en la misma situación, o que los sistemas puedan no encontrarse en perfecto uso. Exigimos el inmediato timbrado de los extintores con el cambio de las anillas y precintos. Vamos a solicitar los partes de revisión que haya realizado la empresa”. Los extintores son el primer elemento de ataque para tratar de controlar conatos de incendios en los momentos iniciales. El concejal Aranzana ha señalado que “estos mantenimientos son obligatorios por la ley y así se recoge en el contrato suscrito entre el consistorio y la empresa mantenedora autorizada. Nuevamente el Director de Sostenibilidad, muy aficionado al teatro, no está pendiente o camufla estos asuntos”.

Polémico contrato y veto de Santiago Llorente

Desde el primer trimestre de 2017, ULEG denunció problemas. La empresa adjudicataria, con autorización del Ayuntamiento de Leganés, cedió el contrato a otra empresa, a la que posteriormente se le prorrogaría un año más. A pesar de que el pleno municipal aprobó analizar este contrato y su polémica prórroga, el alcalde vetó esta posibilidad en la Comisión de Contratación que él mismo preside, incumpliendo su propio programa electoral.

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
  • 2
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies