GETAFE

El Ayuntamiento de Getafe intenta dar repuesta a las quejas vecinales por la inseguridad en La Alhóndiga

Ocupas-rumanos

El foco del problema está en el edificio de la calle Leganés número 30 ocupado por gitanos rumanos que se ha ido extendiendo a otras viviendas y casas bajas

♦ Los problemas de convivencia originados por la ‘invasión’ de gitanos rumanos en las Margaritas durante el verano congestionó la convivencia entre las ‘fuerzas de ocupación’ y los vecinos que han tenido que aguantar situaciones límite como la instalación de más de veinticinco personas de esta etnia en una vivienda, suciedad en los portales, ocupación de viviendas a la fuerza, gente durmiendo y haciendo sus necesidades en las calle y jardines, tuvieron su réplica en el barrio de la Alhóndiga.

El diario online Grupo Capital publicó las quejas de vecinos tras soportar la actitud bárbara de los ocupas de un edificio; «Se cagan dentro de los coches, escupen a quien pasa, me llaman puta a todas horas…», denunciaban los vecinos que han tenido que aguantar a los gitanos durmiendo en la calle, cortando la luz de la calle que les molesta, provocando a los vecinos, incluso intimidando y acosando a chicas jóvenes. El foco del problema está en el edificio de la calle Leganés número 30 ocupado por gitanos rumanos que se ha ido extendiendo a otras viviendas y casas bajas.

Según los vecinos de la Alhóndiga, lo tienen todo ocupado, llegando a cifrarse en unos cien individuos entre adultos, jóvenes y niños.
A veces, según denuncian los vecinos, llega la policía y se esconden en los pisos y casas ocupadas, pero al momento, tras desaparecer la policía, vuelven a ‘ocupar’ los lugares públicos.

Entre las preocupaciones se encuentran, además de la suciedad (orinan y defecan en los jardines o entre los coches) y la presión psicológica que supone vivir cerca del problema, —arrojan piedras y objetos a los peatones desde las terrazas— las peleas entre ellos, agresiones a los viandantes, además del miedo a sufrir robos u otros delitos contra la seguridad personal.

Medidas preventivas

Los vecinos presentaron hace dos semanas más de 630 firmas para que el Ayuntamiento tome medidas en el problema. El edil de Seguridad del Ayuntamiento de Getafe, Herminio Vico, se ha reunido con vecinos, asociaciones y comerciantes de La Alhóndiga para intentar dar respuesta a las quejas ante la extensión del problema por el efecto llamada. El concejal ha explicado las medidas preventivas que ha tomado el Ayuntamiento desde el mes de agosto, así como las que se van a llevar a cabo, entre las que se encuentra la intensificación de la presencia policial con una patrulla fija o el mayor atendimiento en la zona por parte de la policía de barrio. Además, el pasado lunes 21 de septiembre los vecinos pudieron, además, remitir sus quejas en el autobús de información itinerante de la Policía Local, que se desplaza por todos los barrios del municipio.

Los vecinos y asociaciones han acordado mantener en octubre una nueva reunión de seguimiento para realizar una valoración de las medidas implantadas con todas las partes implicadas.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. Jose Manuel

    16 marzo, 2016 at 16:09

    Esto es gentuza yo les alquile un piso dejaron de pagar les cortaron la luz por impago han echo puente en el contador,fecha de desahucio y ahora piden dinero para irse.Les deseo la muerte.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies