LEGANÉS

El Ayuntamiento de Leganés lleva casi una semana colapsado al haber hecho “crack” el sistema informático

 

► ULEG denuncia que desde el miércoles 8 el ayuntamiento de Leganés está parado por la caída del sistema informático. El partido independiente señala directamente la incapacidad de la directora de Nuevas Tecnologías, reprobada por el pleno y a los recortes encubiertos del alcalde socialista Santiago Llorente como los motivos para llevar una semana sin que los empleados municipales puedan trabajar, consultar o registrar documentos

El Ayuntamiento de Leganés lleva prácticamente sin actividad desde el pasado 8 de noviembre debido a un fallo informático que se achaca al apagón y avería que hubo en varias zonas de Leganés.

Desde esa fecha no se encuentran activos ni correos electrónicos, ni la contabilidad, las licitaciones, los expedientes de contratación, los expedientes de urbanismo o industrias, tampoco los ciudadanos pueden registrar documentos o poner quejas y sugerencias… Los principales perjudicados, como siempre, son los 190.000 ciudadanos de esta ciudad al tener un ayuntamiento cuya actividad se encuentra congelada. Y es que la informática municipal sigue en tela de juicio, recordemos que a mediados del mes pasado desde el grupo político ULEG se denunció un agujero informático de seguridad en unas consultas públicas a la ciudadanía a través de la web municipal, motivo por el que el pleno aprobó el cese de las Directoras de Nuevas Tecnologías y de Coordinación Jurídica. (Este asunto se ha denunciado ante la Agencia de Protección de Datos.)

Llueve sobre mojado

Entre los problemas tecnológicos del Ayuntamiento de Leganés destacan la antigüedad de los equipos informáticos, muchos del año 2006 con Windows XP, y la falta de mantenimiento que ha llevado a la actual situación de colapso y que no funcionen los servidores. Además, a los problemas anteriores se unen los recortes económicos del presupuesto de esa área: no solo se llevan años sin invertir, sino que en julio de 2016, con el voto en contra de ULEG, el gobierno de Llorente quitó más de 310.000 € de la partida de informática.

Desde el partido vecinal achacan todos estas eventualidades a la incompetencia de la directora general Virginia Moreno, (nombrada a dedo por el alcalde “socialista” de Leganés), que según señala el edil Carlos Aranzana “no ha aprendido nada de su anterior etapa y continua más preocupada en asistir a conferencias, en ser co-autora de diferentes manuales que sirvan para “engordar” artificialmente su currículum que en algo tan sencillo como tener el antivirus del ayuntamiento actualizado. Sirva como muestra que en el año 2016 asistió a más de 18 conferencias. Sí, mucha charla y mucho viaje pero cero en la efectividad de su labor, si hasta el Ministerio de Industria nos rechazó subvencionar un proyecto que presentó de modernización tecnológica que presentó para nuestro ayuntamiento”.

La mala opinión de antiguos compañeros. Manuel Campos, concejal en la anterior legislatura y Director de alcaldía en el gobierno de la corporación del alcalde socialista de Rafael Gómez Montoya, abiertamente en redes sociales, ha calificado a la actual directora general de “inútil”. Hay que recordar que en 2010, con Montoya como alcalde, fue cesada por varios escándalos relacionados con pliegos de contratos que tenían que salir a licitación y correos con empresas de nuevas tecnologías.

El Ayuntamiento de Leganés “ahogado” financieramente

Desde el partido independiente señalan que  “la falta de presupuestos, las sentencias millonarias, las hipotecas políticas del alcalde o los recortes encubiertos lastran el presente y el futuro del Ayuntamiento de Leganés.   Llorente incumple sistemáticamente la Ley de Haciendas Locales, puesto que debía de haber presentado antes del 15 de octubre un proyecto de presupuesto aprobado por su junta de gobierno. Las sentencias millonarias en contra de este ayuntamiento por malas actuaciones de gobiernos anteriores están lastrando la posibilidad de inversión real, más allá de los favores y compromisos que tiene Llorente que al final le obligan a recortar de forma sibilina en educación, políticas sociales e informática”.

En 2016 el gobierno socialista de Leganés dejó sin gastar 282.000 € en el mantenimiento de colegios, más del 67% de la partida. Pero no contento con esto, en 2017 intentó recortar de nuevo 90.000 € para dedicarlos a otros menesteres, afortunadamente estaba ULEG y otros concejales para evitarlo. En 2016 el gobierno de Llorente dejó sin gastar 675.000 € en política social, como si en Leganés todas las necesidades en política social estuvieran cubiertas.

Para finalizar, el edil de ULEG, indicó que:Santiago Llorente debería de dejarse de tanto figurar y trabajar por la ciudad rodeándose de profesionales de cada materia en lugar de colocar a personas cuya única capacidad y mérito es ser sus amigos de “juventudes” y facultad o tener el carné del PSOE”.

  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares
  •  
  • 7
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies