DEPORTES

El concejal de IU-CM en Getafe siembra nuevas sospechas sobre su gestión en Deportes

 

El concejal de IU-CM, Francisco Javier Santos, ha vuelto a sembrar nuevas sospechas sobre su gestión en la Delegación de Deportes en el Ayuntamiento de Getafe al subrayar por segunda vez que él influye en la tramitación de contratos, un asunto regulado por la Ley y que es competencia de los técnicos municipales.

La confesión que Javier Santos ha reiterado en el marco de la comisión de la trama Púnica, apunta a la posibilidad de que el socio de gobierno de Sara Hernández esté influyendo en las contrataciones de su Delegación para adjudicar numerosos contratos y servicios a determinadas empresas. Francisco Javier Santos (IU-CM), ha generado una cierta polémica desde el principio al convertirse en otro claro ejemplo de político ‘nepotista’ al contratar a su hermana como cargo de confianza. Sin pudor y sin vergüenza.

La primera vez que manifestó sus prácticas con los contratos de la Delegación de Deportes, en la sesión de investigación de la Púnica del pasado 22 de marzo, Javier Santos dijo que «un político decide hacer o no unos contratos. Me refiero: si hay que hacer unos contratos, es el político el que decide que se haga uno en conjunto o dos… o dos menores. Los técnicos luego son los que ejecutan para que se realicen esos contratos, pero no son los que deciden». Así explicaba de qué manera se puede burlar la ley para adjudicar numerosos contratos menores sin concurso a una misma empresa, un asunto que podría acabar, tarde o temprano, en los tribunales.

Después de las sorprendentes revelaciones del edil de IU-CM, el Partido Popular de Getafe ha anunciado que «vigilará y fiscalizará aún con mayor énfasis los contratos firmados por el concejal de Deportes ante la sospecha de que haya podido influir en su tramitación».

La propaganda y los amigos

El concejal de Deportes, Javier Santos (IU-CM), famoso por haber contratado a su hermana como cargo de confianza en ‘su Delegación’, ha sido capaz de gastar en su totalidad los 23.000 euros que tenía consignados en el presupuesto de 2016 para propaganda; y no solo eso, le han faltado y no ha tenido más remedio que aumentar esa partida presupuestaria hasta los 51.200 euros, en su mayor parte destinados a una misma empresa y a sus accionistas, lo que supone una burla hacia la ley y hacia los vecinos.

Algunas fuentes apuntan que el edil está utilizando la Delegación de Deportes para financiar a un medio de comunicación local con lazos familiares en IU-CM, adjudicando a dedo publicidad, cuadernillos, edición de planos de instalaciones, incluso la realización de actos de la delegación de Deportes como las Jornada de Tecnificación de Atletismo y otros eventos que vienen a suponer la privatización de la delegación de Deportes en favor de algunos ‘amiguetes’.

A falta de que publiquen los contratos menores de los seis primeros meses de este año, se puede calcular que el edil de deportes ha adjudicado en año y medio cerca de 100.000 euros a la misma empresa y a uno de sus socios. Habra que esperar a que el Ayuntamiento haga públicas sus contrataciones para sumar la cuenta al céntimo. Sin embargo, esa abultada contratación a dedo, encadenando contratos, sin concurso ni control podría acabar en el juzgado por presunta financiación irregular, incluso por malversación de fondos públicos.

A las actuaciones del edil de deportes, al margen del gabinete de comunicación municipal, hay que sumar las exclusivas inserciones de publicidad de Lyma —para lavar la imagen y nunca mejor dicho— así como los contratos que le adjudica la propia alcaldesa desde el gabinete de prensa. La financiación de un periódico local podría convertirse en uno de los mayores escándalos de la era Sara Hernández, al superar con creces los 150.000 o, incluso, los 200.000 euros solo en lo que llevamos de legislatura.

  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Shares
  •  
  • 8
  •  
  •  
4 Comentarios

4 Comments

  1. Josman

    11 mayo, 2017 at 10:10

    Tristes presunciones, la izquierda dejó de tener aquél sentido por el que nació en el siglo XIX y se desarrolló en el XX, hoy al margen de la presunción de inocencia para todos los ciudadanos, pisa en ocasiones el barro, y se salpica los pantalones, lo llaman presuntas cascarrias. Lo escribí aquí Pío Baroja describió en “La Aurora Roja” un retrato literario de lo que fue en su época el nacer del socialismo y el trágico anarquismo, la lucha de las ideas, pero el poder, aunque no sea éste presunto caso, infecta, es esa bacteria invisible, que deseamos no exista en este caso, en la ciudad hermana de Getafe.
    JOSMAN

  2. HI

    11 mayo, 2017 at 10:42

    Por favor, corríjan el artículo. Este señor fue expulsado de IU . La única concejal de IU en la corporación getafense es Vanessa Lillo, participando de la candidatura Ahora Getafe.

  3. Sylvia

    11 mayo, 2017 at 17:22

    Me quedo con el gran artículo de Alberto Gasco en noticias para Municipio, verdad señor supuesto dueño del periódico???
    Miente que algo queda, pero como siempre esto no es como empieza, sino como termina.
    Por cierto, como le informen de lo demás como con esto….mejor escuchar el salvame!!! Jajajaja

  4. Jota

    12 mayo, 2017 at 10:59

    Sólo la hermana? Sin contar a su asesor, con cargo a las finanzas del ayuntamiento, que es su amiguete de toda la vida Ignacio Trejo (su antiguo entrenador) que van haciendo y deshaciendo como Alcapone y sus acólitos. A alguien se le olvida que le expulsaron de IU??? Alguien no conoce a Javier Santos?? Si lleva siendo un mafioso/estómago agradecido toda la vida, nunca ha dado palo al agua coño.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies