EDUCACIÓN

El director de la Escuela de Música de Leganés desafina

Estado de las instalaciones de la Escuela de Música de Leganés

El AMPA denuncia el estado del edificio y la gestión del centro

► Realidad actual: goteras, humedades, instalaciones muy deterioradas y ventanas que no se abren porque se caen
► El director, Reinaldo López, es un cargo político del PSOE sin conocimientos oficiales en música
► “El concejal de Cultura, Martín de la Sierra, es un impresentable. Nos llamó incultos en un pleno”

“Pasa aquí, a este aula. ¿Cómo huele, verdad? Y mira al techo, esas humedades”. Estoy con Juan Valladolid, autor de esas palabras e integrante del AMPA de Escuela de Música Manuel Rodríguez Sales de Leganés. Estamos en un aula donde se ha dado clase. El olor producido por las humedades es penetrante y el estado del edificio dista de la categoría que se le presupone a toda una institución. Estas paredes rondan los 40 años y ya son viejas; existen problemas estructurales. El año pasado, soportaron goteras considerables. Y no sólo abarca la escuela y conservatorio, sino que también da cobijo a la Universidad Popular de Leganés, la AVV Barrio Centro y el sindicato de policía. Juan me hará de guía en este viaje, así como otras madres y padres pertenecientes a esta escuela que conoce el prestigio más allá de las fronteras locales y nacionales, pero que desafina por el estado de las instalaciones y la gestión del día a día, cuyo máximo responsable es el director, Reinaldo López, cargo político del PSOE de Leganés y sin cualificación musical oficial.

Efectivamente, al mostrarme distintos lugares de la escuela, se evidencian las deficiencias de las que se quejan los padres. Instalaciones muy deterioradas que no ofrecen la calidad suficiente para el desarrollo de las clases. No en vano, igual de candente es el tema de los profesores y plazas, así como las protestas a la dirección. Todo esto lo iremos desgranando con ejemplos en este reportaje. Nos vamos a la sala multiusos donde están y pasan varias madres y padres. Allí hablamos tranquilamente sobre estas cuestiones.

Comienzan explicándome sobre la problemática con los profesores y las bajas con los casos de trompeta, violín y fagot; “no se sustituía al personal. El contratiempo de no tener personal fijo hace que cuando el profesor esté de baja, como no hay creada una bolsa, lleva unos trámites muchos más largos. Con un docente que está por obra o servicio pasan meses, que es lo que sucedió con trompeta y con fagot”. Hay que tener en cuenta que en conservatorio, al ser educación reglada, los alumnos no irían en las mejores condiciones a examinarse con lapsos de tiempo sin docencia. En trompeta, por ejemplo, no se examinó nadie. Se quedaron en el mismo curso, pero no corrió convocatoria. En ese sentido, entienden que se pueden gestionar mucho mejor las bajas, “al final recae sobre el alumnado que no da sus clases. El resto de profesores también tienen que cubrir sus horas y ya de por sí hacen un sobreesfuerzo brutal. Aun así sigue habiendo falta de profesores, en conservatorio se necesitan más y los que hay se están esforzando más de lo que deben. Estamos muy agradecidos a los profesores, pero criticamos a la dirección. En este tema de plantilla, tiene que pedirlo al Ayuntamiento”.

Confianza perdida en el director

Reinaldo López

Saben que Reinaldo López es un cargo político del Gobierno del alcalde socialista Santiago Llorente y sobre ello Juan manifiesta que “no sabe nada de música. Sabe cero. Le gusta la música como un hobby”, mientras otra madre interviene, “para que te hagas una idea cuando se inundó la segunda planta, otra madre y yo hablamos con él para decirle: Reinaldo, ¿no vas a reubicar a los niños? Pues no se le había ocurrido ni tenía necesidad de hacerlo. Si eres director de un centro, es lo primero que haces, al menos para colgarte una medalla, pero es que ni por esas. Como yo le dije el otro día; busca antes de que acabe la legislatura un edificio, cúrratelo un poquito… Utiliza el cargo político… Le da igual…”.

Vuelve Juan sobre este tema, “luego dice Reinaldo que las culpas van todas para él, ¿a quién quiere que se las echemos? La cuestión es que esa madre se dio cuenta de lo que estaba pasando en el aula y fue a hablar ella con el marido. Estaba la jefa de Estudios, que actuó muy bien, y Reinaldo. Él, con sumo pasotismo. Le tuvo que decir que su hija es asmática y las humedades que están ahí le pueden perjudicar. Y la respuesta de él fue: ¿y en Madrid, que está contaminando? Dijo que las ventanas están abiertas y están cerradas. Encima hay un cartel que pone que por favor no se abran. Y es que no se pueden abrir porque se caen”. Según ha podido averiguar Nuevo Crónica, estas aulas están en la misma zona que ya anteriormente tuvo problemas con las humedades. Antes del verano del año pasado, arreglaron unas goteras. “Parchearon, pintaron y se acabó”, reconocen desde el AMPA. Ese “parcheado” lo hizo una empresa externa al Ayuntamiento. Actualmente, han levantado todo el tejado y quitado la tela asfáltica; han visto que hay una avería por debajo de esa tela asfáltica hacia lo que son las clases y ahora sí que lo están haciendo operarios del Consistorio, lo que lleva a pensar que el otro gasto fue totalmente evitable.

Y es que las lluvias ocasionaron notables consecuencias. Cuando se inundaron las aulas, se habló con Salud Laboral, que no llegaron hasta los dos días siguientes, y fueron ellos o alguien del sindicato quien dio orden a Reinaldo de que no se impartiesen las clases ahí arriba. “Si no, él habría continuado. De hecho, les pidió un informe por escrito. Le da lo mismo, él no quiere problemas. La solución es cortarle la cabeza a él y que deje su cargo político, pero eso… A ver si quiere alcalde…”, expresa Juan, quien también resume el sentir de estos padres con el superior de Reinaldo, el concejal de Cultura y Festejos, el salpicado, por ejemplo, por lo que rodeó al Caso Ópera Carmen, Luis Martín de la Sierra, “este señor es un impresentable. En el pleno que hicimos el año pasado de trompeta, nos llamó incultos en la propia cámara. Martín de la Sierra es todo un impresentable. Y aquí donde estamos, en una reunión que tuvimos de padres, con profesores, personas de trompeta, la jefa de estudios, que sí es profesora, nos llamó otra vez incultos. Los propios padres le tuvimos que dar soluciones a un problema que él mismo tendría que solucionar, nos trató de tontos; las conversaciones están grabadas. Respecto del problema de trompeta, decía que los alumnos se iban a examinar cuando era mentira y él insistía en la mentira”. En esa reunión también, según nos describen los padres, estuvo el director irregular de RRHH, José Calvente, quien alegaba que no se podía solucionar porque “la interventora no quería firmar una plaza 26… A nosotros siempre nos han transmitido que el problema es la interventora y que no se pueden crear más plazas. Al no crear más, la especialidad de trompeta desaparecería. Yo le dije que si usted quiere una sinfónica, tendrá que poner trompetas, porque no hay orquesta sin ellas. Le dije que como es concejal podría contratar a un asesor suyo que sea músico. O que quite a Reinaldo y que ponga un profesor de música. Al final, como había prejubilaciones de por medio jugaron con esas plazas para arreglar esto. Esas soluciones más o menos las dimos nosotros, sindicatos y profesores, que tampoco entendían en absoluto una posible ausencia de trompeta. Si nosotros, como padres, no hubiésemos hecho nada, no habría trompeta y no habría pasado nada. Si tienes problemas de este tipo, no puedes esperar a que un profesor cause baja, adelántate y ten resuelto el problema como concejal o director que eres”, cuenta Juan y añade otra madre que “lo que es triste es que haya cargos políticos del Ayuntamiento con hijos estudiando aquí y no les dé vergüenza… Hablamos del alcalde, de portavoz del PP, de gente de RRHH…”

Cartel de no abrir las ventanas porque se caen; mientras, el director del centro recomienda abrirlas para ventilar las humedades

Escasa inversión en la escuela

Lamentablemente, a día de hoy, me dejan una idea clara desde el AMPA y literal, “se lo cargan. El conservatorio está valoradísimo fuera de Leganés, con un prestigio brutal, sobre todo por profes y alumnos, pero se lo están cargando”. Otra de las cuestiones que les inquieta es la seguridad y el problema que conlleva compartir el edificio con distintas asociaciones o entidades anteriormente mencionadas, las cuales, igualmente, desean ser reubicadas en otros lugares, según nos confirman. A ello hay que añadir dos bibliotecas, una infantil y otra de adultos. “Esto significan que puede entrar y salir todo el mundo. Las conserjes tienen mucho cuidado, pero podría darse el caso…”, denuncian los padres. Juan argumenta que “las salas están repartidas y el conservatorio se queda chico. Si fuese más amplio y pasa algo en algún aula, se reubicaría, pero en este caso no se puede reubicar porque no hay salas disponibles. Tenemos una sala multiusos, en la que estamos conversando ahora, pero no es la solución. Igual el conservatorio necesita un edificio externo. No podemos permitir que se den centros a otras congregaciones y que se tenga cómo se tiene al conservatorio. Es una infraestructura antiquísima. Tampoco podemos permitir que se gaste un dinero para UPL en aire acondicionado y los críos de la escuela en pleno verano no tengan…Ah, y Reinaldo tiene calefacción y aire acondicionado”.

Os gustaría, deduzco, que el director fuese músico; les pregunto y sin dudar me contestan que “creemos que debería ser así. Y que sepa gestionar y tenga unos estudios de gestión cultural y conocimientos técnicos”.

Noto en el ambiente y miradas de estas madres y padres que ahora mismo no tienen esperezan en que la situación, bajo esta dirección, revierta y que avisan pocos cambios de aquí a final de legislatura. Ellos mismos me confirman la fe en este Ejecutivo local, “la mayoría de subvenciones vienen por el Ayuntamiento de Leganés, si éste no invierte en Cultura y se lo gasta en otras cosas… Aunque, claro, llevamos con los mismos presupuestos no sé cuántos años…” reseña Juan y nos aporta cifras, “si tienes para esto 50.000 euros y te gastas 30.000 en un concurso de piano, que no tuvo mucho éxito y se vuelve a repetir este año… Es algo que me enfada y me cabrea especialmente. Es incoherente hacer el concurso de piano, ese dinero se podría haber invertido en la escuela de música y por ese mismo dinero, el año pasado la orquesta sinfónica de Leganés no fue a Holanda. La contestación que dio el concejal Martín de la Sierra era que qué pintaba la sinfónica de Leganés en Holanda en un concurso, que si iban a de mariachis… Este hombre siempre suelta patochadas como éstas”. Entiendo el cabreo de tener encima que aguantar semejantes contestaciones, más aún si ponemos la salida de tono de los mariachis en comparación con la tuna del concejal en suelo público para su pareja… Además, indagando en los entresijos del mencionado concurso, el AMPA asegura que éste lo lleva una empresa privada.

“Es que otra vez tendremos que salir a la calle para que arreglen este edificio con los 30.000 euros que se va a gastar este hombre en el concurso”, lamenta una madre, al tiempo que Juan recuerda otra experiencia de protesta, “el año pasado en el Egaleo, Martín de la Sierra estuvo en el pregón de las fiestas de San Juan. Nos presentamos todos los padres de los trompetas. 104 días sin profe y nos manifestamos en silencio. Él seguía hablando, dijo que había problemas en algunas áreas. Yo le insistía; pero dígalo. Como si nada. Ya me enfadé y dije que faltaba la trompeta de la sinfónica. Ese es el caso que nos hacen… Y sobre todo ahora luchamos por el tema de las instalaciones”.

Todo un referente, la Escuela de Música Manuel Rodríguez Sales que no puede verse desafinada por la gestión de los políticos y sus destempladas melodías. Éstos no deben ser la nota discordante a una gran orquesta de alumnos, docentes y madres, padres. Desde el AMPA, seguirán luchando por dar fin a todos estos problemas y para que la música sea lo único que suene cuando se hable de esta institución con tanta solera en Leganés.

Nota importante:

En el transcurso de este reportaje, una madre fue a buscar a Reinaldo para que pudiese dar su opinión. No lo encontró en ese momento en la escuela. Al día siguiente, se lo trasladaron por escrito. Seis días después, espera lógica, Reinaldo no respondió. Nuevo Crónica habría estado encantado de haber incorporado su testimonio. No en vano, toca al lector interpretar de la mejor manera su silencio y lo expuesto por los padres y madres.

  • 26
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    26
    Shares
  • 26
  •  
  •  
  •  
2 Comentarios

2 Comments

  1. Maria

    27 febrero, 2018 at 22:13

    No entiendo que se pague con nuestros impuestos cargos directivos que ni son expertos en música ni en gestión de recursos públicos. Me temo que de todo ello adolece Reinaldo. Debería dimitir si tiene un mínimo de dignidad y dejar paso a alguien con más responsabilidad para su cargo. Leganés no se merece lo que están haciendo con la cultura. Muy triste…

  2. Diana

    28 febrero, 2018 at 22:53

    Y siguen apareciendo mas humedades en la escuela de música de Leganés ojalá el ayuntamiento ya que inicio la reparación se hagan completas a todo el edificio y no se dediquen a realizar parches

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies