COMERCIO

El gobierno de Leganés frustra la idea de los vecinos para un mercadillo en Zarzaquemada

► La propuesta, nacida de la reivindicación popular, también daría cobertura a Leganés Norte y parte de El Carrascal
► Entre Atienza, Olivera y Bejarano han ‘toreado’ a los vecinos. El concejal de Hacienda, ni siquiera ha contestado al requerimiento de los vecinos después de dos años y medio
► ULEG llevó a pleno una moción sobre este asunto rechazada con los votos del PSOE, PP y de los tránsfugas Rubén Bejarano y Jorge Pérez

Esta es una historia brotada de una idea vecinal, pero que no ha logrado materializarse más allá del anhelo y del papel por el inexistente caso hacia ella por parte del Gobierno de Leganés. Se trata de una reivindicación para un mercadillo ambulante que dé cobertura a los barrios de Zarzaquemada y Leganés Norte. Ángel Cabello es un vecino de Leganés y secretario de la mancomunidad parcela 24 y 24A. Llega con una carpeta que asoma varios papeles que le servirán de apoyo para ilustrarme esta batalla por un proyecto. Es así de simple, “todo surge porque a alguien se le ocurre y me sugiere que lo empecemos a mover”, arranca Ángel.

Es cierto que las (buenas, especialmente) ideas son paridas desde las más pura casualidad. No obstante, en este caso también irrumpen otra serie de factores, como la necesidad, que apuntalaron en su gestación y posterior difusión. Zarzaquemada abraza a una población en su mayoría longeva. El barrio comenzó a tener vida con gente muy joven, próxima a los 30 años. Pero de aquello han trascurrido 40 años, y hoy esos mismos se encuentran en su séptima década de vida. Además, tal como añade Ángel, “la mayoría trabajaban en la construcción, los salarios no estaban mal, pero las cotizaciones no eran buenas. Es decir, entre que somos mayores y las economías son las que son, esto del mercadillo nos parece algo muy acertado”, pero aún agrega otra motivación más, “el actual, el de La Cubierta de los viernes, está muy difícil por barreras arquitectónicas y transporte para la gente mayor de esa zona. Cruzar la Avenida Rey Juan Carlos es dificultoso y luego lo mismo con la Avenida de la Lengua Española”.

Ellos que ya maduraron la idea, pensaron en las zonas de estacionamiento, poco concitadas en fin de semana, de la estación de Renfe de Zarzaquemada, además de resultar punto intermedio con Leganés Norte. “Esta ubicación también vendría bien no sólo para estas dos zonas, sino que también para la parte norte de El Carrascal. Se juntarían tres poblaciones que suman, más o menos, a unas 40.000 personas. Y que quienes lo proponemos, quizás lo dé nuestra generación, también apreciamos el trato directo con el vendedor, algo que no vamos a encontrar prácticamente en las actuales grandes superficies”, reseña la voz de este reportaje.

En esta brega, juntas de la mano, caminan las parcelas de San Juan A y B, parcela 24 y 24A, Monegros 65 y 71, parcela 28 y 28A, Priorato 18 a 38, Monegros 55 a 63, así como parcela 17.

Comienza el peregrinaje

Con el objetivo claro, se lanzan a por ello a través de los cauces institucionales. Nos remontamos a octubre de 2015 para dar con el primer vestigio. Es un ruego de ULEG en el que se traslada esta inquietud vecinal, toda vez que el partido independiente tuvo a bien escuchar al grupo de interesados. En su texto reza lo que será en todo momento el leitmotiv: “Vecinos del barrio de Zarzaquemada nos trasladan la solicitud de que se pudiera instalar un mercadillo en la zona de aparcamientos de Leganés Norte junto a la estación de Cercanías. Este mercadillo daría servicio a los barrios de Zarzaquemada, Leganés Norte y Carrascal”.

La primera piedra en la andadura no tardaría en aparecer. No se acepta el ruego. Pero menos se acepta hincar rodilla a las primeras de cambio. Un mes más tarde, en noviembre de 2015, el grupo de vecinos realiza la primera citación que se manda al Ayuntamiento. Quieren presentarles su idea. Se dirigen a Pedro Atienza, ya por aquel entonces delegado de Hacienda. Algo más de dos años y medio después no ha habido respuesta por parte del socialista, toda vez que el escrito pasó los cánones burocráticos del Registro. Y sólo están pidiendo, en definitiva, una reunión de vecinos con un edil.

Le pregunto a Ángel si, aunque la respuesta oficial haya brillado por su ausencia, recibieron algún tipo de contestación informal, “en un Consejo sectorial de junio de 2016 le recuerdo que no nos ha hecho ni caso. Yo intervengo en el Consejo y me dice que, en lugar de atenderme en el pleno, se sale después con nosotros a la calle a hablar. Ahí nos dice que él conoce al presidente de mercados ambulantes y que hablaría con él. Pero, resulta que yo hablo también con este señor, tengo relación con el presidente y secretario de comerciantes ambulantes, y me cuenta que conoce para nada a Atienza. Es la primera mentira”.

Ya avisaron de que no iban a desistir. Ante las evasivas y mentiras de Atienza, buscan alternativas. Hablan con Oliveira, director ilegal, según la Justicia, de Seguridad Ciudadana, el presidente y secretario de la asociación, Ángel y otro vecino. El ilegal director expresa que tiene que comentarlo con Bejarano, edil de Desarrollo Local y Comercio, y que tras ello, les comunicaría la decisión. Tampoco, a día de hoy, han obtenido retroalimentación alguna de aquel encuentro.

Como el ilegal director Oliveira les expresó que hablaría con Bejarano, Ángel y Manuel Laina, otro ciudadano, se dirigen al C.C Las Dehesillas, sede de la concejalía de Bejarano. Éste los recibe con buenas formas y palabras, pero no da compromiso ni concreta nada.

Concentración de 400 personas

El cauce más formal no estaba funcionado. La estrategia en pos de un mercadillo da un paso más allá. Se plantean la opción de realizar una concentración. Solicitan las autorizaciones correspondientes alegando en su fundamento que es un acto pro mercado ambulante y que tendría lugar en Carmen Amaya. Así, la primera llegó el 25 de febrero de 2017 y congregó a 400 personas, según los organizadores. Llegaría otra segunda, en mayo del mismo año.

A raíz de la primera, no obstante, Virginia Benito, edila de ULEG, se pone al habla con ellos y les anuncia que su partido también dará un paso más y presentará una moción con el fin de que el Ayuntamiento de Leganés atienda esta reivindicación.

Se debate en el pleno. En ese punto, Ángel y tantos más que secundan la idea hacen acto de presencia en la cámara local. “Hay dos cosas que nos llaman mucho la atención. Beatriz Alonso del PP dice que hay una galería comercial. ¿Pero, bueno, de qué está hablando esta señora? No conoce a su barrio, si lo que ha matado al pequeño comercio son las grandes superficies en Zarzaquemada, que es la zona que estamos tratando. Y también que si Fuenlabrada no tenía dos; muy bien, ¿y qué? No lo habrán pedido. Y el otro argumento que ya nos destrozó fue el de Bejarano, que costaba dinero… Neria de ULEG le preguntó que qué no cuesta dinero en esta vida. Además, y que quede claro, para esto, luz ni se necesita. Aquí se precisaría de unos servicios ambulantes, limpieza y vigilancia. Hombre, creo yo que más costó la Ópera Carmen, las talanqueras para los toros o las comidas del alcalde con nuestros impuestos…”, expone Ángel.

Finalmente, la votación rechazaría la propuesta. A favor se posicionaron ULEG, Ganar Leganés y Ciudadanos. Los votos contrarios sumaban 14, PSOE, el partido al que pertenezca Bejarano, el PP y el tránsfuga Jorge Pérez.

¿Sectarismo político?

En este punto de la conversación, la pregunta clave me asalta. ¿Por qué se echa para atrás un mercadillo que emana de una reclamación popular y ni siquiera se ha contestado a los vecinos y vecinas? Conviene insistir, que no piden la luna a este Ejecutivo local, sino ayuda para un mercadillo cercano a su núcleo de residencia. “Claro que lo hemos pensado, pero no encontramos sentido”, se apresura a responder Ángel. ¿Alguna cuestión política? ¿Hay que votar en contra si la moción viene de un Grupo que no es el mío? Ahí, ya prefiere dejarlo a la interpretación de los lectores.

En cualquier caso, si en algo me hace hincapié Ángel es en que no van a dejar morir el tema y que por supuesto esto no va de quitar el de La Cubierta, sino de configurar uno más y que conviva con el actual este nuevo que quieren para los sábados. Cuentan también con el apoyo de la AVV de Leganés Norte y de Zarzaquemada. En relación a esto último, el entrevistado afirma que “yo estaba equivocado con Leganés Note, pero es variopinto, hay gente con potencial económico importante, otros en la media y otros reducido. Y a esa gente también hay que atenderla y el mercadillo da esas posibilidades. Y en cuanto a la zona, yo antes he pasado por la céntrica calle de Juan Muñoz y he visto fruterías, zapaterías, tiendas de distinto tipo, pero en Zarzaquemada no hay. Todo está copado con ParqueSur o Plaza Nueva”.

Seguirán, sí. Pero es difícil cuando desde el Gobierno ahogan las intenciones. Podría ser más fácil hacerlo llegar en algún Consejo sectorial. Aunque es difícil porque Atienza, también responsable de Zarzquemada, sólo ha convocado dos en lo que va de legislatura, cuando se entiende que debería haber uno por mes. El último data de 2016. Ángel quería hablar, pero al no tenerlo registrado, Atienza lo convocó con muy poco tiempo de aviso, éste mismo le dijo que no se le tendría en cuenta a efectos de actas.

A este paso, lo siguiente será traer a Patxi Andión y que cante la famosa Una, Dos y Tres… A ver si así cambiare la cosa.

  • 3
  • 19
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    22
    Shares
  • 3
  • 19
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies