LEGANÉS

Boda en Leganés: novia y factura a la fuga [en un mercedes benz]

► El evento municipal ‘El Barrio de las Bodas’ de Leganés podría haber incurrido en un presunto fraude y golfada a varias bandas.  

► Ni el Ayuntamiento, ni el concesionario CityCar Sur Mercedes Benz ni AMEL, la Asociación de Mujeres Empresarias, desmienten los hechos

► El concesionario CityCar Sur Mercedes Benz implica a la marca alemana de automóviles en un asunto oscuro: podría haber entrado de forma fraudulenta en la organización de este evento municipal para poner la guinda al pastel

En ocasiones, a veces, podemos revestir las cosas con los mejores vestidos y con sus mejores galas. No en vano, detrás de esto se pueden ocultar pieles de verdadero oscurantismo y telas que dejan entrever auténticas golfadas, aunque siempre haya que añadir aquello de presuntas hasta que un juez dicte sentencia.

Todo está preparado por parte del Ayuntamiento de Leganés. O presuntamente preparado. Es decir, entendiendo el concepto de “preparado” en su sentido más amplio, hacerlo así beneficiará a la mejor compresión de todo lo que se expone a lo largo y ancho de este reportaje.

El Barrio de las Bodas es un evento municipal, realizado desde la Delegación de Desarrollo Local y Empleo cuyo concejal es Arsenio Rubén Bejarano, del que, por otra parte, varias fuentes apuntan a su más que posible situación como concejal no adscrito tras la putrefacción de la llamado IUCM (la escisión de peces Gordos que gustaban del ladrillo). Bien, pero no es esa la rama que protagoniza estas líneas. Según cuentan, tiene como objetivo potenciar el negocio de comercios y empresas dedicadas al sector de las nupcias en nuestro municipio. Hasta ahí, podría valer.

Antes de entrar en el pastel, es conveniente explicar el triángulo que conforma nuestra historia. En un vértice tenemos al propio consistorio leganense cuyo máximo y último responsable es su alcalde, el socialista Santiago Llorente. De igual manera, contamos con AMEL, la asociación de mujeres empresarias de Leganés. Un factor importantísimo y vital para tener en cuenta es que AMEL está subvencionada, es decir, todos y cada uno de los vecinos y vecinas de la ciudad aportamos, con nuestras contribuciones, a su causa. Simplemente ya por eso, deberían ejercer la máxima transparencia para con el pueblo. Y nos cierra un ente privado, en este caso, el concesionario de CityCar Sur Mercedes Benz, concesionario de Leganés en la Ciudad del Automóvil, cuyo gerente es Ramón Alcañiz y el responsable de marketing es Alfredo Azores. No descarten, querido público, que haya una persona más moviendo hilos en el medio del triángulo para hacer crecer al pastel, al negocio; a la pasta.

Nuestro hilo empieza a deshilachar en la manta de patrocinio que arropa a este evento público. Efectivamente, y como acabamos de decir, al parné. Es la primera vez en toda la Historia de El Barrio de las Bodas que se ponen el vestido de un patrocinador. A estas alturas, está fácil: es CityCar Sur Mercedes Benz, insistimos, el que está en la Ciudad del Automóvil de Leganés.

Este medio no está maniatado por las influencias y cortapisas que contra presta la publicidad institucional. Así las cosas, Nuevo Crónica no se quedó en las pompas de trajes, tartas y felices perdices e indagó más allá. En ese sentido, y como única línea editorial existente es la del servicio al ciudadano, aspiramos a ser molestos. Y en los tiempos presentes, preguntar, en muchas ocasiones, es sinónimo de molestar.

La primera pregunta que nos surge en este punto es que al haber un patrocinador en un evento público tienen que convocarse algún concurso para ello, ¿verdad? ¿Le factura CityCar Sur Mercedes Benz al Ayuntamiento de Leganés, que es el organizador de la ceremonia? Está claro que, en condiciones normales, el anunciante existente tendría que haber firmado un contrato previo con el Consistorio y éste facturarle a él. Lo que parece cierto es que el Ayuntamiento ha aportado —al menos—18.000 euros a fondo perdido…

Nos ponemos manos a la obra y nos dirigimos al Ayuntamiento. En esta oportunidad, a su jefa de Prensa, con carnet socialista y rescatada por Llorente, Patricia Sánchez de Porras. Como es habitual, este periódico ha de insistir para obtener una respuesta. Incluso tuvimos que llamar por teléfono. Nos atiende otra persona. Poco después es la propia jefa de Prensa quien nos contacta para indicarnos que “este patrocinio lo cierra AMEL con CityCar Sur. El Ayuntamiento no va recibir ni un solo euro de este patrocinio. AMEL ha gestionado este patrocinio (organiza también el evento). Consiste en que CityCar Sur asuma íntegramente el importe del cheque que se entregará a los ganadores en el concurso”.

Bien, que cada cual ya vaya sacando conclusiones. Sin embargo, el periodismo siempre exige contrastar y corroborar las versiones. Y así hicimos. Y como en el presente caso que nos ocupa tenemos un triángulo, aún nos faltaban dos opiniones.

AMEL, habla para la subvención; silencio para la transparencia
Nos vamos a AMEL. Nunca respondieron. Esa actitud es algo que ya de por sí evidencia una falta de transparencia que deja en notoria evidencia los supuestos techos de cristal, tan de moda en la sociedad actual. Pero, deben de estar tintados. Quizás, el hacer caso omiso, mutis por el foto, también denote cierta falta de educación, pero ello no es lo importante. Lo imperante y lo que nos ocupa y preocupa es el dinero público. Se contacta, precisamente, con su presidenta: Victoria Muñoz. Muñoz ve los whatsapp que se le envían, pero obvia contestar. Y aquí hay un dato muy curioso; no establece respuesta, pero sí que visualiza los estados que este periodista pone en esta red social de mensajería instantánea. Ahí queda.

Pero, obviamente, no nos quedamos ahí. Enviamos un mensaje al correo electrónico de AMEL, posiblemente la forma más oficial de querer comunicarse para contrastar una información, el siguiente texto:

“Buenos días; ¿cómo estáis?

Os escribo porque estamos investigando sobre el anunciante del evento municipal del Barrio de las Bodas. Le pregunté a vuestra presidenta, pero no he obtenido contestación y por eso he decidido comunicarme por esta vía a ver si hay más suerte. Queremos contrastar si el patrocinio lo cierra AMEL con CityCar Sur Mercedes Benz no recibiendo ni un euro el Ayuntamiento. ¿Lo ha gestionado, el patrocinio, AMEL y en qué consiste? En ese sentido, y ya por último, entendemos que, en ese caso, existirá un contrato entre las partes y, suponemos, al ser un evento público y una asociación subvencionada no habría inconveniente en publicarlo, ¿no? Ojalá en esta oportunidad podamos obtener una retroalimentación. Quedo a la espera de respuesta. Muy amables y os hago llegar un saludo sincero”.

Fue enviado a la dirección de mail pública de amel.leganes@gmail.com. Concretamente, el 14 de septiembre. No en vano, y tras la ausencia de feedback, volvimos al camino que existe en la vida para obtener resultados: insistir. El 18 de septiembre, cuatro días después y con tiempo de margen suficiente para que nos hubiesen contestado a la primera comunicación por correo electrónico, escribimos lo siguiente: “Hola, os volvemos a enviar el contenido del correo de hace cuatro días por si, cosas de las tecnologías, no hubiese llegado. No os molestamos más. Gracias y un saludo”. ¿Ha contestado usted, querido lector o lectora a este segundo mail? Pues lo mismo hizo AMEL, nada de nada.

Aquí, el pastel ya no va oliendo tan bien. Una sociedad sana y preocupada por sus impuestos no ha de ser laxo con el juego de su dinero. Una asociación subvencionada no ha de tener inconveniente en mostrar un contrato o factura. Es más, tendrían que interpretarlo como una obligación moral.

 

 

Sin rastro de CityCar Sur Mercedes Benz

Así las cosas, continuamos. Nos vamos a CityCar Sur Mercedes Benz. Con Ramón Alcañiz no nos fue posible conectar. Sí lo hicimos con Alfredo Azores. En una conversación telefónica el 20 de septiembre, Azores deja caer que si tenemos algo con el Ayuntamiento. No es así ni tampoco lo importante. Me da su compromiso de buscar ese contrato o factura. Tres días después no obtuvimos más noticias de él, pese a volver a preguntarle si había conseguido hacerse con la presunta documentación, que tampoco es algo que lleve horas, horas y horas. Es buscar un papel. Punto.

En este momento, es bueno recordar el famoso Caso Alazar, viaje presuntamente pagado al ex alcalde Gómez Montoya por parte de los dueños de CityCar Sur Mercedes Benz a Holanda. Se habló mucho de la posibilidad de que así pudiera ser. Ello salió en la prensa local y como consecuencia de eso y con el objetivo de parar las informaciones concernientes a este tema, los actores anteriormente citados de la automovilística se hicieron buenos amigos, según coinciden fuentes consultadas y probadas, de quien publicaba y de quien hoy rige pliego de agencia de publicidad en el Ayuntamiento de Leganés. De quien hoy cuenta con publicidad de CityCar Sur Mercedes Benz en su publicación y equipo de fútbol sala. Bien, curiosamente, CityCar Sur Mercedes Benz también tiene porción de tarta en esta boda. Insistimos, se habló mucho de que todo esto que rodea al Caso Alazar fuese así.

Ya como última opción, volvemos a contactar con De Porras a 21 de septiembre y le escribimos que “Una última consulta sobre el evento de El Barrio de las Bodas. ¿Habría posibilidad de ver el contrato de patrocinio de la presente edición? Como siempre, muchas gracias”. Ella nos contesta que “Como ya te dije el Ayuntamiento no tiene nada que ver. Es un patrocinio que cierra AMEL/UNELE con CityCar Sur. Habla con ellos, un saludo”.
UNELE que por cierto está en boca de todos en estos últimos días por el ‘untamiento’ de dinero público que le está proporcionando el Ayuntamiento de Leganés.

Hemos hecho todo lo posible para aclarar esta duda. Lo primero que queda claro es que nadie ha querido ser transparente ni colaborador. Si hubo concurso, si hay contrato y factura y siendo en evento público, ¿no tendría que haber ningún problema en enseñarlo, verdad? Es que, como hemos apuntado antes, estarían en la obligación moral y de responsabilidad de hacerlo.
Por cierto, también nos han confirmado la existencia de un contrato menor del Ayuntamiento al evento. ¿A quién? ¿Por qué? ¿Por cuánto?

La pregunta es, ¿existe la factura o estamos ante un fraude? Según la manifestación de los hechos y tras la profunda y minuciosa investigación periodística lo que no se puede negar es que pensemos que nos encontramos ante un fraude. Con todo este proceder, somos libres de hacerlo. Es un evento puro y duro municipal. AMEL tiene subvención municipal. ¿Va CityCar Sur Mercedes Benz de ONG con ellas? ¿Terceros han hecho negocio con CityCar Sur Mercedes Benz a costa de un evento municipal sin mediar factura de por medio? ¿Alguien ha cobrado de esta empresa y ha puesto a UNELE, alcalde y concejal de Desarrollo Local y Empleo en una mesa haciéndose una foto para la galería? ¿Por qué el silencio? ¿Están otorgando? ¿Carece de veracidad la versión que ofrecen desde el gabinete de Santiago Llorente?

Vamos a estar muy pendientes de si como consecuencia de este reportaje de investigación hay alguna reacción. No tendría mucho sentido que a estas alturas y tras preguntar a todas las partes sí apareciese un contrato. Pero, si no aparece, si nadie puede ni variar una sola coma de estas líneas, entonces, estaremos ante un profundo fraude y fenomenal golfada. Algo que no les contarán en medios locales que comen del pastel de la boda. Que se llevan publicidad del evento. Que se llevan pasta. Que se llevan dinero de sus impuestos. Habrá boda, pero la factura y el contrato se han dado a la fuga.

  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Shares
  • 13
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. Josman.

    25 septiembre, 2017 at 19:55

    Hace tantos y tantos años -siglo XVii- que éste portugués dijera:
    “Para el vasallo afligido viene a ser lo mismo que el gobierno se equivoque por malicia que por ignorancia”. (Francisco Manuel De Melo) ¡Ay, los poetas de Lisboa…!
    Aún no sabemos si es una cosa o la otra, pero nos inquieta leer, escribir, pensar, sentir.
    Bodas, comercios, asociaciones, ¿Leganés se casa? prensa, TeleMadrid, periódico municipal, decía A. Machado, que en Baeza, que siempre había una “Lechuza en el Olivar” nocturnamente, luna de miel, ¡que manera de gastar! “Que manera de perder” cantaba Joaquín Sabina.
    JOSMAN.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies