EL FRANCOTIRADOR NERVIOSO

Ideas robadas

Las ideas tienen dueño, ¿si o no ? mucho se ha hablado de quien inventó la fregona, la bombilla, el teléfono… Clásica pregunta de juego de mesa.

Lo sé, Coronas, Graham Bell y Marconi. Sin embargo esto ha generado mucho debate, ya que al parecer no es siempre correcto, según algunas fuentes de la época no fueron ellos, ellos no tuvieron esas geniales ideas. Se basaron o inspiraron en algo. Sin embargo se beneficiaron. Las desarrollaron, las hicieron propias.

Sin irnos tan atrás en el tiempo, Facebook es un ejemplo de este supuesto robo de ideas. Así es la vida, muchas ideas se roban a diario en empresas españolas, el espionaje industrial está a la orden del día. Ideas o descubrimientos que trabajadores hacen y que de buena fe comentan a la empresa o las venden a la competencia. Cuesta mucho creer que tus propios jefes o compañeros te vendan de mala manera y se cuelguen ellos los méritos de una idea que no salió de su cabeza. Perdón, tampoco cuesta tanto.

Sin embargo no es fácil demostrar la verdad y el miedo a denunciar nos hace estar callados, aún a sabiendas de que eso te pertenece. Miedo a que te señalen, miedo a perder a tu empleo, miedo a levantar un escándalo… La justicia no es gratis.

Muchas patentes a lo largo de la historia han sido robadas. Las primeras leyes que regulan esto son de antes del año 1500. Lo que demuestra que desde hace años hay muchos listos por el mundo. Abuso de poder en muchos casos, abuso de jerarquía social o laboral en otros. La creación tiene 2 vertientes, la original y la copia, no siempre se sabe de donde procede. Vale que nos inspiramos, documentamos, empezamos imitando obras que fueron creadas antes. Sin copia no hay historia.

Vale todo para lograr el éxito, el ascenso es muy goloso, la fama y poder también.

Algunas personas entre las que me incluyo pensamos que el humano actualmente no es capaz de crear nada desde cero, siempre se basa en algo, parte desde un punto y a partir de allí lo mejora o cambia. Muchas veces sin dar las gracias a su verdadera fuente de inspiración, a quien les dio la idea, sin contar con esa persona haciéndola sentir como un ser inerte. A eso le llamo yo colgarse la medalla o ser un “caradura”, que cada uno elija.

Fleming descubrió la penicilina, pero él no desarrollo el producto, el no sacó el verdadero potencial económico ni médico de dicha sustancia para el uso hospitalario. “Las ideas son como las pulgas, saltan de un hombre a otro. Pero no pican a todo el mundo” Stanislaw Lem.

El tema clave es la información, dicha información se puede transmitir a coste cero, por ello muchas empresas se están blindando para proteger sus ideas, prototipos, cambios o puestas en marcha de nuevos proyectos. Se blindan para tratar de que las empresas del sector no se enteren de lo que están haciendo, mientras que a la vez vigilan muy de cerca a la competencia. La intención es clara: COPIAR.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. May

    29 marzo, 2017 at 21:15

    Por mucho que algun@s se apunten tantos ,somos much@s que en algunos casos sabemos quién fue el creador de esa idea ,y valoramos a las personas ,hay gente sin escrúpulos.un abrazo,y muy buen artículo

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies