GETAFE

La Asociación de Vecinos de Getafe Norte había avisado de los peligros del edificio abandonado de la Casa de Murcia

► Un incendio a finales de agosto recuerda el abandono del edificio de la Casa de Murcia

El último viernes de agosto se produjo un incendio en la fracasada sede de la Casa Regional de Murcia en Getafe, en la calle Martín Gato, en el barrio de El Casar. En el año 2014, el inmueble ya fue noticia por el incendio de una caseta de obras colocada junto al edificio. Se desconoce el uso que el actual gobierno municipal quiere darle al inmueble. Quizás, ante la ausencia de ideas, esté esperando una sentencia de derribo como su vecina la Plaza de Toros.

Los vecinos habían advertido de la situación de abandono. Pero, además, el Ayuntamiento de Getafe estaba fehacientemente advertido de los riesgos en los presupuestos participativos. En febrero de este año 2017, la Asociación de Vecinos de Getafe Norte propuso su rehabilitación. La propuesta aseguraba que «la Casa de Murcia se encuentra en estado lamentable de abandono: ratas, materiales de obras abandonados y malos olores, y en verano hierbas con peligro de incendio, además se ha convertido en un lugar donde algunos entran a divertirse con el consiguiente peligro. Desde la Asociación consideramos que es un edificio público que podría ser desde una Casa de la Juventud, a un Centro de Mayores o una Escuela de Idiomas».

Sin embargo, la propuesta vecinal se desechó al «no cumplir el criterio de viabilidad económica por exceder de la cuantía destinada a inversiones de 300.000 euros».

En el año 2000, el Ayuntamiento cedió el espacio público a la Casa Regional de Murcia por un período de 50 años. En los años siguientes se intentó desarrollar el proyecto: en noviembre del año 2001 se presentó la licencia de obra, en el 2002 se otorgó y en 2003 se iniciaron las obras con un plazo de ejecución de dos años.

Sin embargo, 14 años después del inicio de las obras, el proyecto está abandonado. En el inmueble se ha malversando una cantidad de dinero indecente. El proyecto de ejecución se valoró en poco más de 600.000 euros. Sin embargo, las subvenciones recibidas del Ayuntamiento de Getafe, 570.000 euros, y del Gobierno de Murcia, 330.000 euros, no fueron suficientes para terminar el edificio. Y ahí empezaron los problemas. Los responsables de la Casa Regional se fundieron los 900.000 euros de subvenciones y solo ejecutaron el 50% de las obras. La burbuja de la construcción estaba en su máximo esplendor; el derroche y la mano larga, también.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies