RINCÓN DEL BUTARQUE

La caja de Pandora

Ramón Lobo Leyder, -periodista y escritor español nacido en Venezuela- en un análisis televisivo sobre el atentado de Las Ramblas de Barcelona, indicó, o al menos así lo entendí, que todo provenía de haber abierto la “Caja de Pandora”. Todos conocemos mínimamente la mitología griega, y como aquella ánfora la abrió la curiosidad, para sufrir muchos males los mortales.

La barbarie asesina y terrorista de ISIS es producto del fanatismo, y por ende de la locura, y cuantas veces escribiendo sobre el Psiquiátrico Santa Isabel de Leganés, y reflexionando sobre la demencia he escrito que el problema no es la locura, el problema es lo que la provoca.

No soy historiador, sólo soy un espectador de éste tiempo que me ha tocado vivir, todos somos esclavos del tiempo que vivimos, porque sus vicisitudes nos alcanzan, y nos ha tocado éste tiempo, hace ya años que, tanto Rusia como EE.UU., entraron en dos guerras en Afganistán, sin lograr vencer a los talibanes, una facción muyahidín, que al parecer sembraron el terror.

Después fue Irak, que creíamos que tenía armas de destrucción masiva, los inspectores no las hallaron, ya habíamos tenido una primera “tormenta del desierto” se llegó a decir que: “Saddam Husein y Al Qaeda habían estado cooperando” España apoyó aquella circunstancia bélica, -en Las Azores- y fue entonces cuando se nos abrió la “Caja de Pandora” El 11 de Marzo de 2004 en Madrid sufrimos varios atentados a una misma hora, con un resultado de 190 muertos y 1857 heridos en los trenes de cercanías.

Hasta en Leganés llegó la ira, y 5 terroristas se inmolaron, muriendo un policía al tenerlos cercados.

Y volviendo metafóricamente a la mitología dicen las enciclopedias que: “Prometeo le había advertido no aceptar ningún regalo de Zeus, de lo contrario les sobrevendría una gran desgracia a los mortales”

Europa sufre hoy un terrorismo de bombas, atropellos y degüellos, y eso, nos lleva a reflexionar que, posiblemente algún exceso occidental pudo despertar ésta locura tormentosa.

A veces hay acciones equivocadas, como la de Pearl Harbor, de los japoneses en 1941, tras la victoria contra la flota de EE.UU., cuentan que, su emperador exclamó al darle la noticia: “Almirante, sólo hemos despertado al monstruo” y EE.UU., en Agosto de 1945 en Hiroshima y Nagasaki lanzó las dos bombas atómicas, 246.000 muertos y las circunstancias posteriores de la radiación.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies