OPINIÓN

¿La iglesia blindada?

La Iglesia Católica merece el mismo respeto que las demás creencias, pero no debe de estar por encima del Estado. Observamos que, en ocasiones es un poder oculto, que incide en la vida social y política del mismo. Puede y debe opinar, pero no tratar de imponer de modo tácito con sus homilías y declaraciones a los medios.

El Estado que lo formamos todos, incluidos los religiosos, no puede tropezar en sus asuntos con el poder de la Iglesia Católica, ni de ninguna otra confesión.

En Francia se separaron Iglesia y Estado en 1906 Es un Estado totalmente laico.

Y por ello, debe de tener el respeto, sí, pero también las mismas obligaciones en relación con los impuestos, salvo los templos que dan un servicio espiritual a una parte de la sociedad,-sacristía y despacho eclesiástico- pero el resto de propiedades y bienes como viviendas, garajes, etc, deben de tener el tratamiento general, para no tener que volver metafóricamente al pasado (desamortización de Mendizabal) “Real Decreto declarando la venta de los bienes del clero. Mendizábal, 19 de Febrero de 1836”. Cuando la Iglesia tenía fincas, trigales, viñedos y hasta rebaños de ganado, por citar ejemplos en los que existía lucro, en el siglo XIX.

Es grave que, al parecer, el Concordato con la Santa Sede, permanezca desde un tiempo preconstitucional con un Concordato de 1953 y acuerdos de 1979 “Los acuerdos fueron firmados en la Ciudad del Vaticano el 3 de enero de 1979, sólo cinco días después de que entrara en vigor la nueva Constitución al ser publicada en el BOE el 29 de diciembre de 1978.”

España según la Constitución Art.16, colaborará con la Iglesia Católica y demás confesiones existentes en nuestra nación, pero esa colaboración no debe ser sometimiento en algunas materias.

Colaborar no es exonerar de ciertas obligaciones.

La ley debe ser igual para todos decía el rey Juan Carlos I.

No olvidemos que, la cuestión de creencias es un asunto espiritual, y el Estado está para administrar a los seres y las cosas tangibles y sólo su colaboración en asuntos de las almas con las diversas creencias, respeto sí, pago de impuestos también, y control de donaciones

Los Obispos y Sacerdotes, y demás personal de la Iglesia, tienen libertad de expresión, sin embargo, si alguien opina, en su libertad de expresión sobre asuntos religiosos y se excede, observamos que existe un Código Penal Art. 525, que condena al que hiera el sentimiento religioso, sin embargo, algunos religiosos opinan sobre la homosexualidad, el matrimonio entre seres del mismo sexo, existen presuntamente ciertas homilías y expresiones de sacerdotes y obispos, que no se recogen como hirientes del sentimiento de estos seres que apuestan por estos matrimonios que acepta la ley civil, así como adopción de hijos por parte de homosexuales (denominados gays y lesbianas) que reúnen las condiciones exigidas para ello. Y pueden ser mejores padres que los que somos hetereosexuales en un matrimonio llamado convencional.

Si la Iglesia tácitamente ejerce un poder de presión sobre el Estado, la democracia no es tal.

Caso curioso es el del Valle de los Caídos, presuntamente los Benedictinos se oponen a lo que la ley sentencia: “Los monjes se han opuesto a la exhumación de los Lapeña y lo han podido hacer porque el derecho canónico les permite decidir sobre todo lo que hay dentro de la basílica, aunque no sea de su titularidad”.

“Las fosas, los osarios, son de competencia estatal al ser considerado un “cementerio público”, según la Ley 52/2007. El resto del Valle es también de titularidad estatal y está gestionado por Patrimonio Nacional, dependiente del Ministerio de Presidencia”.

Nos indica la todo ello la prensa, reconociéndose que, la basílica es propiedad de la Iglesia, y la abadía la pueden gestionar a su capricho, no olvidemos que existen cadáveres en ella. Cuenta con una hospedería y un restaurante, e ignoramos si se aplica en su facturación el IVA, así como el pago de impuestos como cualquier hotel y empresas de restauración.

Hasta Jesús dijo: “Al Cesar lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” Es necesaria la separación de Iglesia y Estado, como la separación real de poderes, ejecutivo, legislativo y judicial, nuestra democracia tiene muchas lagunas que debe de salvar.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies