LEGANÉS

La mujer del concejal de Cultura [de Leganés] abusa de privilegios inadecuados en su coche particular

Tarjeta que usa a discreción la esposa del concejal Delegado de Cultura de Leganés

► La mujer del edil de Cultura, Luis Martín de la Sierra, con un tarjetón naif para estacionar como ‘vehículo autorizado’. Es fácil de falsificar, cualquiera, podría hacerlo; no hace falta ni siquiera ser inteligente, simplemente listilla y aprovechada.

“Siempre hubo clases”, rescata la sabiduría popular. Pero, de todo tipo. De listos y de listas, también. La redacción de Crónica captaba unas fotografías que ilustran perfectamente los `niveles´ leganenses. El aparcamiento, siendo generosos, no es una tarea sencilla de realizar en la villa pepinera. Y, si nos vamos a ciertas zonas o barrios… apaga o, precisamente eso, vámonos.

Claro, por supuesto, a todos nos gustaría llegar, estacionar y besar, de paso, al santo o santa que haya intercedido en la alineación de los astros para completar esa tarea sin dilación alguna. Ah, amigo, la vida real no pinta exactamente así. En muchas ocasiones, nos vemos obligados a dar vueltas, revestirnos de paciencia y esperar al momento en que un sitio quede libre para ocuparlo nosotros con nuestro vehículo. Esto que acabamos de relatar es para el común de los mortales porque, para según qué esferas, suenan otras melodías.

Las instantáneas a las que unas líneas más arriba hacíamos referencia corresponden al ‘bólido’ de la esposa del concejal de Cultura y Festejos, el polémico Luis Martín de la Sierra. Hasta ahí todo correcto. Ahora bien, si observamos más detenidamente, daremos con una especie de cartel, de prebenda, de exoneración en cuanto al sufrimiento de los mortales a la hora de aparcar. ¿Qué es esta señora para tener esa prerrogativa? Ah, ya lo hemos dicho, sí, la mujer de un edil de Gobierno. Primera dama pepinera. Silencio. ¿Qué pasa? ¿Tiene más derechos que cualquier otro vecino o vecina? Reseñar que esta persona no tiene ningún compromiso o dedicación de servicio público al municipio; más allá de ocupar de forma habitual puestos o lugares en eventos que no le corresponde. Sin ir más lejos, en la última edición de ‘Leganés se casa’, sentándose en primera fila en detrimento de otro ciudadano, o en la procesión del Corpus…

Según ha podido conocer este medio, esta situación ha originado un revuelo notable en vecinos que ya son conscientes de esta situación. Además, todo hay que decirlo, el cartel que da luz verde al aparcar de esta señora es de un acabado sumamente naif. Dicho de otro modo, un niño de cinco años podría haberlo dado un mejor acabado. “Vehículo autorizado. Cultura y Festejos. Ayuntamiento de Leganés”. Pues, vale.

Andando. Ah, no; aparcando, en las plazas de las esferas con quien codea la dama. Concejales de la Oposición han denunciado que Martín de la Sierra intervenía en la labor policial para evitar multas a su señora por estacionar en sitios no indicados. La solución ha sido esta suerte de bautismo al coche. Qué tunos…

  • 120
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    120
    Shares
  • 120
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies