RINCÓN DEL BUTARQUE

Leganés: ¿Un Perseo de lluvia de oro?

Escribo una metáfora sobre Perseo, como si fuera un futuro alcalde en Leganés,  donde y desde mi opinión se implique más en la Participación Ciudadana, aunque para ello hubiera que modificar el ROM, (el Reglamento Orgánico Municipal o Local)

Sé que los lectores conocen mejor que yo el mito de Perseo, pero me permito escribir éste símil, obviamente alejado de la violencia que recogen sobre Medusa y su abuelo Acrisio en la leyenda, la política está alejada de la violencia incluso verbal, todo se puede defender y discutir desde el respeto. Los poetas  utilizamos sólo eso, la metáfora, el símil, la alegoría, para explicarnos mejor y hacer la lectura más sencilla al alcance de todos los posibles lectores. Debemos de escribir como hablamos con nuestros convecinos, porque escribir es hablar con la palabra escrita.

Dánae fue la madre de Perseo como todos sabemos, dice la mitología, hija de Acrisio rey de ArgosAcrisio la encerró en una celda de bronce o en una cueva. Pero Zeus apareció cayendo como una lluvia dorada y la dejó embarazada. De esta unión nació Perseo nos dicen.

A Dánae la arrojaron al mar, como Esperanza Aguirre arrojó al mar metafórico al ex alcalde Jesús Gómez Ruíz en un cofre de madera que, arribó en la CAM aguantando la galerna leganense como si fuera cántabra, allí se encontró con su líder de la oposición y también ex alcalde Rafael Gómez Montoya, donde Cristina Cifuentes los recogió como Dictis, por ser representantes legítimos de la soberanía popular.

Y en esta metáfora, en Leganés seguimos sin saber quién es el hijo de la lluvia de oro, que no dorada, nuestro Perseo, que no matará a ninguna Medusa, ni rescatará a nadie, y obviamente a su abuelo, porque en Leganés somos gente de paz, aunque nos manipulen dioses invisibles, pero esperamos la ayuda de Atenea, que apoye el buen administrar de nuestra ciudad, su Medio Ambiente, sus Servicios Sociales, su Sostenibilidad que anda insostenible como un beodo en noche de sábado.

No dudaremos del que venga en 2019, no será como temía Atlas Alguien que nos  robará las manzanas del jardín de las Hespérides”, como había dicho el oráculo.

Nuestro Perseo electo, no será deportista y no lanzará ningún disco, salvo el electoral  que sí caerá sobre un Acriso político, y me atrevo a profetizar que con Andrómeda que será su electorado, le mantendrán en el despacho del Paseo de Colón durante largo tiempo.

Y ésta metáfora, ésta comparación tácita, es la lluvia de oro, la siembra y la cosecha de un Leganés que sueño y no veré, como no veré una república, quizás por esa cita mía de ¿Cómo puedo soñar una república, mientras mis vecinos desde sus AA.VV, sueñan con un pedal en sus contenedores de basura orgánica?

Pero la Atenea protectora de un futuro Perseo, es el voto ciudadano, sólo debemos de esperar, eso sí, con respeto a las minorías y al adversario, en política no se debe usar la cabeza de Medusa para tener una oposición de piedra.

El nuevo Perseo debe de recordar y le recordaremos, aquello de un esclavo en Roma recordaba a los héroes en sus desfiles victoriosos: ”Mira atrás y recuerda que sólo eres un hombre” un alcalde es un servidor, no un ser adulado por la plebe como hemos observados en algunos.

Sabiendo que, jamás por grande que sea, el pueblo, no le pondrá calle alguna, ni como al Perseo el nombre de una constelación.

  • 5
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares
  • 5
  • 2
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies