LEGANÉS

Llorente suspende el Pleno de Leganés sin consensuarlo con los portavoces

Santiago Llorente (PSOE)

Santiago Llorente (PSOE)

 

Es el tercer Pleno que no se puede celebrar con normalidad y sin visos de retomarse

Los trabajadores municipales han acudido a la sesión para seguir con su lucha contra la privatización


 

Santiago Llorente continúa sin mediar palabra con los representantes sindicales.
Ayer, el alcalde de Leganés impedía, merced a la policía local, el acceso a la Casa Consistorial a trabajadores, representantes sindicales y otros concejales. No sólo declinó hablar con los representantes de los trabajadores, que a estas horas siguen manifestándose, sino que cerró el edificio del Ayuntamiento. El conflicto está lejos de encontrar solución. Los trabajadores municipales se muestran contrarios a la postura del Gobierno (PSOE-IU) de privatizar servicios públicos.

Esta mañana han continuado su lucha y han acudido a la sesión plenaria. Ante las protestas de los trabajadores el alcalde ha entendido que dichas quejas perturban seriamente el correcto desarrollo de la cámara y, de forma totalmente unilateral, ha decido suspenderlo y hacerlo a puerta cerrada.

Santiago Llorente no habló con ningún grupo sobre esta decisión porque en la Junta de portavoces no se tomó ninguna decisión ni se adoptó ningún acuerdo según rezan las actas. A puerta cerrada sí se les escuchó, pero no con carácter previo. Portavoces de ULEG y Leganemos coinciden en que no existían cuestiones de orden público que incidan en la celebración de este pleno. Carlos Delgado ha señalado que, para él, esta decisión “es ilegal”, mientras que Fran Muñoz ha manifestado que “el alcalde debería haber parado las sesión y haber consultado a los portavoces y por eso entendemos que es una decisión ilegítima la que ha tomado” a la vez que le solicitaba que “cesara en su comportamiento autoritario”.

Artículo 76.4 de ROM del Ayuntamiento de Leganés

El artículo 76.4 del Reglamento Orgánico Municipal de Leganés dice que “si en el desarrollo del Pleno, su Presidente apreciara circunstancias que perturben gravemente la sesión, podrá disponer, oídos los portavoces de los Grupos políticos, el desalojo de la Sala o el traslado de los integrantes de la Corporación y de los medios de comunicación a otra Sala, en la que continuará la sesión del Pleno sin público”. Deja claro que los portavoces de otros grupos han de ser oídos y eso no ha ocurrido así. Por tanto, se podría inferir que la decisión de suspensión, adoptada por Llorente, no se ajustaría a la legalidad. Pedro Atienza, delegado de Hacienda, en referencia a los trabajadores que se manifestaban, decía que “un grupo no puede coartar la democracia del pueblo”.

Toda vez, y en otra sala, escuchadas las cuestiones de orden, IU, socios de Gobierno de Llorente, PP y el concejal no adscrito han continuado con el camino marcado por Llorente, aprobando unos reconocimientos extrajudiciales de crédito. ULEG, Leganemos y Ciudadanos se levantaron y, posteriormente, intentaron frenar la sesión pidiendo al alcalde que recapacitase y a gritos de “esto es una vergüenza”. Desde estas formaciones han señalado el carácter tiránico y poco democrático del máximo edil del Ayuntamiento de Leganés.

Esta tarde no habrá Pleno y no se debatirán mociones. No hay visos de poder retomarlo.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
3 Comentarios

3 Comments

  1. Josman.

    9 junio, 2016 at 20:55

    Esta noche comienza la campaña electoral, y tras la resaca de la subida del LEGA a 1ª División, tras la alegría justa y necesaria, se vuelve a la realidad cotidiana, ¿qué será que nunca hay paz en el nuevo consistorio? Siempre dije que era una especie de lo que llaman el Karma de aquellos hechos en la acacia de los meones, sobre la que se construyó el Ayuntamiento.Pero esa es una historia de 1888, que el exalcalde Pérez Ráez ignoraba, y al parecer los cronistas cuando diseñaron Ayuntamiento y Plaza Mayor, que dio problemas al parecer jurídicos-económicos. Sobre esa historia nunca escribiré nada, ya que si lo hiciera se mofarían de mí. En el viejo Ayuntamiento de Plaza de España hubo menos problemas
    Josman.

    • JUAN M. ALCALÁ

      9 junio, 2016 at 21:58

      Es una bonita historia. Deberías contarla, aún a riesgo de que se rían los ignorantes. O, de lo contrario, volver a plantar una de esa maravillosas y perfumadas acacias, a donde pudieran ir desconsolados e ineptos políticos a lloriquear y a mear.

  2. Josman.

    10 junio, 2016 at 11:13

    Si me dejara la redacción escribiría esa historia que dejo aquí para usted JUAN M. ALCALÁ, aunque no sea El maleficio de la Mariposa de F García Lorca, aquí le dejo unos destellos:
    LA ACACIA DE LOS MEONES.
    Hay que desvahar el despacho del alcalde, proyectado y levantado sobre las raíces de la antigua “Acacia de los meones” -donde todos los niños leganenses orinaban para ver quien llegaba más lejos con su micción.

    En el citado árbol a finales del siglo XIX, cayó herido de muerte a navajazos el paciente de siquiátrico Antonio xxx, a manos de xxx otro paciente del Hospital de Santa Isabel, por un motivo de celos, el asunto quedó sobreseído, y destrozando la vida emocional de María del Carmen,-lavandera de esta institución sanitaria-.

    Desde entonces, se dice que el espíritu de Antonio quedó en aquella acacia, la necesidad hizo que ésta fuera talada, años más tarde estos terrenos, al parecer, fueron cedidos por su propietarios, para fines sociales, y allí se ubicó hasta hace casi dos décadas el campo deportivo del Lega, equipo de Fútbol que lleva el nombre de la ciudad.

    Años después éste se desalojó dudosamente, y por parte del PSOE, se aprobó levantar una Plaza Mayor y un Ayuntamiento con entrada principal frente al viejo manicomio.

    Desde que se ocupó el despacho nuevo por los alcaldes, PSOE y PP, no ha dejado de haber problemas políticos, sociales y laborales.

    Los ciudadanos de Leganés, es normal que no crean en fantasmas y hasta en Las Brujas del Butarque que llevé al teatro, pero aunque me tachen de demente, existir, existen, cómo dicen en Galicia.

    Y éste maleficio consistorial, lleva sembrado 120 años, y creo que hoy ya ha brotado. Y vinieron el Caso Cuadrifolio, facturas, etc, aunque como debía de ser quedaron todos libres de cargos sin ninguna culpabilidad, o retiradas las denuncias, pero como en todo proceso hubo años de dudas sobre personas honestas.

    Josman.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies