AGENDA

Los Turrones llegan a Getafe  mucho antes de Navidad

El artista polifacético Kike Turrón estará el próximo día 18 de noviembre, a las 22,30 horas,  en la sala Fender Club de Getafe (C/. Escaño 20) dentro de su gira ‘Bi’ para presentar su nuevo trabajo discográfico. La entrada, cinco euros, incluye el CD.

Nacido en 1970 en Madrid, barrio de Hortaleza, Kike Turrón empezó en el mundo artístico como editor de su propio fanzine, “Buitre no come Alpiste”, que estuvo en activo durante cinco años (1989-1994). Este periodo de autoedición, junto con su inseparable Kike Babas, le llevó directo a publicar “De espaldas al Kiosco” (1996) con la hoy mítica editorial El Canto de la Tripulación, dirigida por el laureado fotógrafo Alberto García Alíx y por el galerista y editor Borja Casani.

A partir de ahí se sucederán la publicación de dos libro-disco de relatos: Nadie come del aire (Subterfuge, 1998) y Buitre no come Alpiste (GOR, 2001), donde, además de con la pluma, Kike Turrón se expresa con las canciones de su propio grupo, King Putreak. El final de ese grupo se produce en el 2008, tras la publicación de un tercer CD (esta vez sin libro añadido) titulado “Por aquí van los tiros” (Lavatelkueyo Records, 2006).

Al tiempo que Kike Turrón sacaba el fanzine, empezó a colaborar con diferentes publicaciones musicales ofreciendo entrevistas o artículos siempre enfocados al rock and roll (El Tubo, Ruta 66, Todas las Novedades…), cosa que sigue haciendo en la actualidad en revistas y portales como: manerasdevivir.com, Zona de Obras, Rock Estatal, elasombrario.com, etcétera.

En el año 2000 el madrileño grupo de punk rock Boikot encarga a Kike Turrón  —y Kike Babas, claro—  la confección de su biografía, un apasionante trabajo que termina publicándose bajo el nombre de “Historias escritas de Boikot” (Locomotive). A esta primera incursión en el mundo de las biografías a grupos le seguirán los trabajos para: Enemigos (Dentro, 2001), A Palo Seko (La paja en el ojo ajeno, 2001), Siniestro Total (Tremendo Delirio, 2002), Rosendo (La sana intención, 2003) y Reincidentes (El sol y la rabia, 2007). En ese sentido también son reseñables los volúmenes que han escrito para los bares rockero-vallecanos Jimmy Jazz y Hebe, y del emblemático negocio segoviano Bar Santana. Aunque quizá el libro más reseñado sea la biografía del trío madrileño liderado por Rosendo, Leño, un libro que se agotó a los pocos meses de ser publicado.

Kike Turrón ha participado en la dirección y realización de video clips para grupos y artistas como Manu Chao, Barricada, Marea, Porretas, Dikers y Reincidentes, además de haber dirigido y presentado el programa “Lo peor de Todo” (Canal Digital, Canal Plus, 1999).

En la actualidad ha regresado al mundo radiofónico, aquel que le vio nacer en el lejano año 1988 como locutor, cuando durante años, se recorrió las emisoras libres de aquel Madrid (Radio Enlace, Radio Carcoma, Onda Verde, etcétera) con el programa Buitre No Come Alpiste. En la actualidad, co-dirige El Sonido de los Mandriles, en la nueva emisora del Ayuntamiento de Madrid, M-21, un programa semanal dedicado a repasar las mejores ofertas de conciertos en la capital.

Tras haber publicado en el 2007 su primer libro de relatos “Al domador se lo tragaron las fieras”, tres años después lanza un nuevo libro, también de relatos, titulado “Por el retrovisor”.

En el año 2012 lanzó el primer disco con Turrones, su nuevo proyecto musical, el disco Por Tuberías fue sin duda una nueva orientación en su carrera musical, liderando su propio proyecto y formando una nueva banda. A ese primer disco, le ha seguido Bi —Potencial Hardcore, 2017—, un nuevo disco con temas propios y con invitados de la talla de Rosendo Mercado o Francis Díez, de Doctor Deseo.

Bi

Javi Agradecido.— «Bi significa dos en euskera, aunque también se emplea como prefijo para indicar que algo es doble. En la tabla de los elementos químicos, Bi es la abreviatura del bismuto (un metal sólido, poco maleable, duro y mal conductor, que es bastante escaso en la naturaleza).

Supongo que Kike Turrón le llama Bi (Potencial Hardcore, 2017) a este nuevo trabajo discográfico porque es el segundo que publica con Turrones —es sabido que este perro viejo nacido en Hortaleza (Madrid) viene de Huevos Canos y los añorados King Putreak, con los que ya firmó algunas tonadas que todavía hoy colean—.

Ante el encargo de esta hoja, Kike Turrón me mandó una carta que decía, solamente: “los discos, las canciones, suelen ser chivatos inoportunos de las esquinas sombrías de la vida, en este disco no hay oscuros rincones, he abandonado eso, he cambiado mi vida y aquí está Bi, para testimoniarlo de algún modo…”

Entre las canciones, sobrevuelan las trampas, el perfume de Amy Winehouse, mucha fauna urbana, ex drogadictos y drogófilos, jueces y telediarios… Alta costura en cada una de las canciones, ni crooner, ni juglar, ni trovador, ni por supuesto cantautor, el autor asimila lo que ve desde la ventana de un rascacielos, aunque conoce muy bien a qué sabe el suelo… todo porque un buen día, no se sabe bien cómo, se hizo con una Stratocaster roja, un sombrero negro, y empezó a poner notas a esas visiones del alma, contempladas desde esa gran altura… y reunió a una buena banda (Carlos Sauron a la otra guitarra, Sergio Mayo al bajo y Fernando Moreno en la batería).

El disco se divide en dos partes — ¿será este el verdadero leitmotiv del título?— por un lado siete canciones nuevas y por el otro tres revisiones de canciones publicadas en su anterior disco, Por Tuberías (PHC, 2013), revisiones en las que Kike aprovecha para hacer estelares duetos.

Entre las siete nuevas hay una versión, “Los Caminos de la Vida”, de un autor latinoamericano, pero sobre todo, destaca la sutiliza con la que ha enriquecido las canciones (Kike Turrón es el productor del disco), añadiendo aquí o allá, unas cuerdas, un banjo, una harmónica, un acordeón o unos acertadísimos coros… homenajea a Janis Joplin y Amy Winehouse dedicándoles una letra preciosa. Lanza una poética crítica al actual estado del mundo en “De tripas de corazón”, y sigue esa línea en “Mis hijos se marchan fuera”… una fotografía sorprendente y un ángulo distinto el que tiene siempre Kike Turrón para contar sus películas…

¿O lo mismo tiene razón Kike Turrón en aquella carta que me envió (vía email) con sus concisas palabras, y el nombre de este nuevo disco viene de “bida”?, porque hay mucha vida en este álbum, la mitad más o menos, puede que el doble, ¡vete tú a saber!

Quién mejor que este astuto observador para contarnos cómo se ve la vaina habiendo recorrido más de la mitad, que decía Rosendo en “No son gigantes”, quien, por cierto, es uno de los duetos, que hace “Calientes y crujientes”, uno de los temas que más se enganchan de este Bi, ya verás.

Me jode destripar esto, porque a mí me dio una agradable sorpresa, así que de las otras dos apariciones destacadas, ni mu. Bueno, una pista, si Rosendo es “el omnipotente”, otro de ellos es “el omnipresente”. Eso sí, la portada que envuelve este trabajo, la navaja rota, obra del artista Fernando Delhambre, no te va a dejar mucho lugar para la duda.

Escucharás las tres últimas y volverás a ponerlo desde el principio, ¿qué te apuestas?

Que empiece ya la función, quiero verles tocar estas canciones de cerca».

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies