CULTURA

Manuel Cortijo: cuando la luz nace del poema

manolo-cortijo

El poeta presenta el 9 de noviembre su último libro, “Los dones de la luz”, en el Centro de Poesía José Hierro de Getafe.

“En la historia de nuestra literatura encontramos nombres muy destacados de poetas y dramaturgos que consagraron su vida a la carrera militar. Así, por ejemplo, está Garcilaso, que marcó el génesis. Después vinieron otros de la talla de Francisco de Aldana y, ya en el Siglo de Oro, destacan Lope de Vega, Cervantes, Calderón, Diego Hurtado de Mendoza, incluso Quevedo que, aunque no llegó a enrolarse por completo en la milicia, prestó grandes servicios como espía. Todos ellos fueron ‘amados de versos y de aceros’. Y más cercanamente un poeta contemporáneo, militar de profesión, ya traspuesto, Luis López Anglada, quien fue reconocido con el Premio Nacional de Literatura en 1961», nos cuenta Manuel Cortijo Rodríguez, nacido en La Roda (Albecete) en 1950 y vecino de Getafe, ciudad donde ha desarrollado gran parte de su trayectoria profesional como militar de carrera en el Ejército del Aire. Nos encontramos, pues, con un poeta que fue militar y que, como aquellos, ha hecho de la composición poética tal vez la que sea ‘su’ arma más poderosa.

Ya en situación de reserva en el Ejército, Manuel Cortijo engrosa su hacer literario con una obra que le hace merecedor de ocupar uno de los puestos destacados en el panorama de la poesía actual. Profundo conocedor del lenguaje, muy riguroso en la forma, el poeta vive con intensidad su obra, una poesía en mayúsculas, sorprendente, que no deja impasible al lector.

Si bien comenzó leyendo en su adolescencia novela, teatro y algún libro de versos que caía en sus manos, no sería hasta mediados de los años setenta cuando Manuel Cortijo sintiera la inclinación por la poesía.

Entre 1976 y 1986 fue galardonado en medio centenar de premios literarios. Pero la chispa de participar en concursos la abandonó con miras a centrarse en su obra poética, si bien combinando esta tarea con la participación en libros de homenaje o de fiesta, entre otros trabajos.

Su primera publicación que vio la luz en formato de libro, en el año 2012, fue ‘Memoria de lo usado’, editada al amparo de la Diputación de Albacete. Para Manuel Cortijo, esta obra fue un ejercicio del conocimiento de toda la vida, una obra que el poeta define como intimista. «‘Memoria de lo usado’, mi primera publicación, ofrecía el resultado final de una mirada nostálgica, una meditación sobre lo que se ha perdido y es parte de una vida que ya fue, apuntalada entre el pesimismo y el optimismo, ‘articulada mediante la metáfora unificadora del viaje’, como señaló muy acertadamente el poeta y crítico literario Pedro A. González Moreno», argumenta Manuel Cortijo.

Su segunda publicación, ‘Los dones de la luz’, que se ha publicado este año 2015 bajo el sello de la editorial castellano-manchega Lastura y prologada por Rocío Alarcón, es totalmente diferente a su obra anterior. Manuel Cortijo expresa que este libro es una visión ‘metapoética’ de su otro yo que está por descubrir donde todo poeta necesita explicar lo que aún está por conocer de su propia persona.

‘Los dones de la luz’ se presentó el pasado 10 de junio en la Feria del Libro de Madrid, teniendo una acogida formidable. El lunes 9 de noviembre estará con los lectores en el Centro de Poesía José Hierro de Getafe.

Entre otras labores literarias, Manuel Cortijo ha ejercicio como director de la Tertulia «Eduardo Alonso» desde 1988 en la Casa de la Castilla la Mancha de Madrid. El poeta nos explica que acuden, como invitados, poetas de renombre, ya consagrados, que comparten charla y versos con otras voces que ahora comienzan o que aún no han publicado, además de otros contertulios que cultivan otros géneros.

Premios literarios

El poeta ha sido premiado con numerosos galardones que le han dejado huella a los largo de su carrera literaria. Entre los numerosos concursos en los que ha participado, Manuel Cortijo destaca el Primer Premio obtenido en el III Certamen Literario «Molino de la Bella Quiteria» de Munera (Albacete) en 1978. Posteriormente, en 1982, ganó el Premio «Guadiana» de Ciudad Real. En ese año también fue recompensado con la Flor Natural de la XIV Edición del Certamen Literario de Daya Nueva (Alicante).

Entre otros muchos galardones obtenidos a lo largo de la carrera literaria del poeta han de destacarse el Primer Premio en prosa del XIII Certamen Literario «López Rojas» de Montiel, en Ciudad Real, en 1984.

Al abandonar el hábito de participar en concursos literarios tras casi dos décadas, en 2002, Manuel Cortijo recibió el Símbolo «Cencibel» de la XXXIV Cata del Vino Nuevo y Anochecer Poético del Grupo Artístico Literario «El Trascacho» de Valdepeñas (Ciudad Real), un auténtico espaldarazo de reconocimiento a su obra y a su persona.

También Manuel Cortijo ha colaborado en revistas de creación literaria, tales como ‘Feria’ de Albacete, ‘Cervantino’ de Villarrobledo, ‘Peliart’ de Madrid, ‘El Cardo de Bronce’ de Tomelloso, ‘Manxa’ de Ciudad Real, ‘Calicanto’ de Manzanares, ‘La hoja azul en blanco’ de Alcorcón, ‘Cuadernos del Matemático’ de Getafe y ‘Piedra del molino’ de Arcos de la Frontera, entre otras, donde de forma ocasional escribe crítica literaria. Por otra parte, ha ofrecido numerosos recitales y lecturas poéticas en diversos auditorios españoles.


Los dones de la luzluz

Dice Manuel Cortijo de su poemario los ‘Dones de la luz’: «Este nuevo libro, como todos los libros al menos de poesía, proviene de una necesidad literaria, de un continuismo de la propia línea creadora, de la persecución de nuevos ahondamientos y plenitudes determinados por otras experiencias que estaban aún por revelar. ‘Los dones de la luz’ es un libro muy distinto y distante del primero, ‘Memoria de lo usado’. Es una visión de otro yo que contempla por dentro de otra luz, de otra claridad que no es para los ojos: una búsqueda incesante del poeta que insiste en la perspectiva sensible de abordar un largo viaje hacia su propio conocimiento, el desvelamiento de lo elidido, lo que no se ve».

Magnífica reflexión, que se podría completamentar con la que hace el poeta Paco Caro desde su blog ‘Mientras la luz’: «El libro, escrito con el cuidado al extremo con el que trata el lenguaje Manuel Cortijo, parece haber sido levantado en estado de trance por el pálpito místico que lo sostiene. Hay en él la estructura clásica de los místicos del XVI. Empeñados estos en la búsqueda individual del conocimiento y encarnamiento con Dios, con el Amado, y arrebatado nuestro autor en la sensaciones que le permiten la unión con la Amada, con la Poesía, con lo Bello como religiosa serenidad”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. Juan Pedro

    12 septiembre, 2015 at 11:11

    “Los dones de la luz” de Manuel Cortijo es un libro de amor a la poesia, lleno de honestidad y honradez.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies