DESDE LA DOBLE A

UNELE y… se hizo el silencio

Fuentes, Llorente y Bejarano cortan la cinta rosa del Barrio de las Bodas.

Los datos, las cifras y los documentos contra las mentiras. Los datos, las cifras y los documentos que, cuanto menos, evidencian una absoluta y sobresaliente pérdida de ética y decencia por parte del Ayuntamiento de Leganés y, en esta oportunidad, de la Unión Empresarial del municipio: UNELE.  Tanta culpa el que lo da como quienes lo reciben.

Es necesario un periodismo alejado del poder para sacudir los entresijos que se tejen a espaldas de la ciudadanía, pero con su dinero. Es imprescindible esta indagación periodística, aunque algunas intenten, en vano, eso sí, ponerles fin con una mal educada colgada de teléfono.

En ese sentido, en las últimas fechas, este medio les ha ofrecido en exclusiva temas de interés público de máximo nivel. Nos referimos a aquellos en los que entra en juego el dinero público bajo la gestión grosera de gobernantes que se creen por encima de sus ciudadanos y que hacen y deshacen a su antojo.

Nuevo Crónica fue el único que con el evento de El Barrio de las Bodas destapó su cara B. Respetamos todo, huelga decirlo, pero nosotros rechazamos quedarnos en la cinta de la inauguración que corta Bejarano (concejal de Empleo y Desarrollo Local), mientras el presidente de UNELE se la sujeta (la cinta), la alfombra rosa, o la foto noticia de los vestiditos. Yo, personalmente, entiendo que el verdadero glamur se encuentra en pillar las fenomenales golferías. Claro, el abrazo de la publicidad institucional no nos va a comprar, precisamente, a nosotros. Por ahí, seguimos esperando a que Santiago Llorente y Rubén Bejarano dejen de impedirnos conocer datos públicos. Queremos dar a conocer a nuestra audiencia cuánto pusieron los vecinos y vecinas de Leganés de su bolsillo en patrocinar el evento de El Barrio de las Bodas. El alcalde de Leganés y su concejal de Desarrollo Local y Empleo no quieren que esa cantidad salga a la luz. Quieren que se quede debajo de la alfombra. Y es que, en muchas ocasiones, bajo las luces y focos, se esconden sótanos lúgubres. Cuando algo se quiere ocultar la reflexión arrima hacia un lugar. Esa cantidad tiene que ser realmente obscena. No pararemos de insistir y de luchar por la transparencia que nos niega el que con nuestro dinero se dio la fenomenal cachopada y otras tantas y tantas comidas a razón de miles y miles de euros públicos. Sí, Santiago Llorente Gutiérrez.

Hablando de cantidades hay otras espeluznantes. No dejan el vello de punta, sino que lo aniquilan. Se las hemos contado en el reportaje de las mentiras y vergüenzas de UNELE. Una Unión de la que también hace gala la opacidad y con quien corta cintas Bejarano. Sin portal de transparencia, sin cuentas auditadas, con un presidente que no es del municipio…

Ellos afirmaban, sin ir más lejos el 11 de octubre, que “negamos haber recibido dinero de la Administración pese a las denuncias del partido de Carlos Delgado”. Ya. Que no habían cobrado ni una cobreada moneda de un céntimo. Se hizo el silencio. Cual gol de Miranda en aquella gloriosa final que dejó a todo un sector helado. Se hizo el silencio. Ondas acústicas, tras la exclusiva, resonaban en el otro extremo del mapamundi. Los que no recibían nada. 3.000, 7.000, 70.000…200.000 euros públicos. Hormigón armado destrozado de un plumazo.

Santiago Llorente intenta tapar información de cómo gestiona el dinero, pero esta vez no ha podido. El alcalde que se ha propinado banquetes a costa de nuestro sudor sin el menor pudor ni rubor no ha podido acallar esta información. 7.000 eurazos para un cóctel en diciembre de 2016 para UNELE. No hemos recibido nada. Se hizo el silencio. Cuotas de dinero público por ser socios de UNELE. No hemos recibido nada. Se hizo el silencio. Urgencias de plenos en septiembre para aprobar la pasta que va a donde va. No hemos recibido nada. Se hizo el silencio.

Es indiscutible, tengan la pataleta que tengan, que 7.000 euros públicos para un cóctel para empresarios privados no es ni ético ni decente. Y tanta culpa tiene el que lo da como el que lo recibe, tal y como apuntábamos la inicio. Si no, hay tienen a CC.OO. Y ambos se quedan tan a gusto y se van juntos a cortar cintas de luces con las que piensan que narcotizan, cual panem et circenses, a la sociedad. Mientras, la realidad es que nos están comiendo vivos. Se comen nuestro esfuerzo, nuestros madrugones, nuestro trabajo, nuestros derechos.

¿Te mola ir a trabajar y que con tu dinero se coman estos un cóctel de 7.000 euros públicos?

A ellos les da lo mismo. Pero, tú, piénsalo. ¿Te mola ir a trabajar y que con tu dinero se coman estos un cóctel de 7.000 euros públicos? ¿Qué había en el cóctel? ¿Selectos canapés de cachopos? Menuda mezcla, por cierto; sólo pensarlo es como recibir un balonazo en el estómago. Es el cóctel de la vergüenza. Santiago Llorente, que se reclama socialista, dando prerrogativas (emanadas de los riñones de la gente) a los liberales, a los del libre despido… Y en ello colabora directamente el que se dice comunista, Rubén Bejarano. El mismo que prometió darnos datos públicos hace un mes y ha mentido.

¿Qué os habéis creído? ¿De qué vais? Tanto los unos como los otros. ¿Os pensáis los dueños del condado? 7.000 para una merienda de una tarde-noche. Pero, cuando un partido denuncia que no ve las cosas claras acudís a lo que tiene toda la pinta de ser un reportaje de encargo. Pero, ahora guardáis silencio. Porque el dinero no puede pagar todo. No todos vamos a llevar publicidad de los vestiditos. Lo recordamos, el verdadero glamour nuestro reside en que no toméis el pelo a la gente. ¿Qué picasteis ese día? Qué bonito llevar ese nivel de vida, pero a costa de los honrados contribuyentes. No podemos menos que sentir firme rechazo a estas prácticas. ¿Vais a montar otro sarao este diciembre de 7.000 euros públicos? Lo digo por invitar, desde estas líneas, a todos y cada uno de los vecinos. Porque es suyo. Porque lo pagamos todos. Porque ya ni os cortáis.

Hasta una asociación de vecinos, la de Leganés Norte, ha manifestado, a colación de nuestra exclusiva, “para eso sí hay dinero, qué vergüenza”. Otros vecinos hablan de “bochorno”, otros de “chiringuito”, otros escriben lo siguiente, “mientras tenemos a gente haciendo colas para recibir comidas o a miles de niños que no hacen las tres comidas”, otros que “una noticia que pone a cada uno en su sitio”, y así sucesivamente. Están en redes sociales todas ellas. Mi total acuerdo con estas declaraciones y similares.

Estamos hartos de que los canapés que os gustan vayan untados de nuestros impuestos

A ellos les da igual, pero querido o querida lectora, ¿sabe que Santiago Llorente, el que invita a afiliados de su partido con nuestro dinero, le dijo NO a una madre de Leganés que quería realizar un acto solidario en favor de la Fibrosis Quística? Ella tiene un hijo menor que lucha contra la FQ. Y hay otros vecinos de esta misma causa en Leganés que lamentaron sobremanera este NO. Esta vez no lo pondré en contraste con los 3.000, 7.000, 70.000, 20.0000 a UNELE porque me da un asco terrible. Se os hizo el silencio.

A ver si este diciembre os untáis vosotros los canapés y nos dejáis nuestro dinero para colegios, ascensores, becas, bibliotecas, piscinas… Estamos hartos de que los canapés que os gustan vayan untados de nuestros impuestos. Pero, no recibíais nada. Hala, corred a otro reportaje de encargo. Se os hizo el silencio.

  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares
  •  
  • 5
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies