DESDE LA DOBLE A

Va por ti, Irune

Irune y Gonzalo, su padre

Hay sonrisas capaces, desde lo más alto, de brillar eternamente con la misma luz para todos. Para el cielo de Arriogorriaga, de Getafe o de Leganés. Precisamente, es esa luz, cuyo brillo puede hasta iluminar en la lluvia, la que invita a seguir batallando por lo justo.

Por eso, porque esa luz nos incumbe a todos, queremos, desde nuestro humilde medio local, traspasar las barreras de los municipios que abarcamos y concretamente hoy, precisamente hoy, y que Leganés esté en Arriogorriaga y Arriogorriaga en Leganés.
Hace un año, el 5 de septiembre de 2016 a las 17.30h, se paró el corazón de la joven de 19 años Irune Faustmann. Era arrollada por un tren de mercancías de la empresa COMSA. Sin embargo, su latir, siempre vivo gracias a sus padres, Itzi y Gonzalo, y demás familiares y amigos, puede hacer que ella sea la última víctima.

Irune esperó a que el tren del cual se bajó emprendiese su marcha con el fin de que dejase libre el único paso habilitado para cruzar al otro lado. La estación de Areta está situada en el municipio alavés de Llodio, correspondiente a la C3 Bilbao en la que opera Renfe. Es una estación con situación en curva a lo que sumamos la presencia de ese tren. Ello impidió a Irune ver la llegada de un convoy de mercancías aproximándose a gran velocidad. Pero, no sólo fue ella quien no oyó ningún aviso por megafonía, sino que ningún otro testigo tampoco. Entre ellos, Juanjo Basterra, quien además es periodista, y dejó bien claro en su relato lo acaecido en esa fecha.

Además de COMSA, están implicados en el arrollamiento Adif, Renfe y, por supuesto, el Ministerio de Fomento.

No nos cabe duda de la multitud de cosas que Irune tenía para estar orgullosa de sus padres. A lo que hay que sumar su firme lucha, que nos concierne a todos. Y a continuación lo explicamos, porque Itzi y Gonzalo están luchando por todos. Es el peor vértigo el que produce asomarse al acantilado que muestra la pérdida de la única hija. Y sólo es eso, un vértigo; pues ni idea tenemos de la realidad. Así las cosas y con su mochila de dolor acuestas, sus padres están dando toda una lección de lucha por la seguridad de todos. No quieren que vuelva a pasar. No lo van a permitir. Eso, desgraciadamente no les devolverá la pérdida, pero nos puede salvar a cualquiera. No sólo quieren seguridad digna de los tiempos en que vivimos en dicha estación, sino en cada una a la que no alcance con lo que tiene. Esto nos hace reflexionar; si otros familiares de víctimas hubiesen emprendido este camino, Irune, seguramente, no sería protagonista de noticias. Bueno, podría serlo por sus magníficos cuadros, ya destacaba como estudiante de Bellas Artes, pero no lo sería por arrollamientos totalmente evitables. Es una reflexión y para nada un reproche a nadie, como también apunta la propia familia. Es todo un agradecimiento que se escribe desde el alma. Gracias, Itzi y Gonzalo, por querer enfrentaros a gigantes por salvar a los demás. No hay palabras.

Y es que estamos hablando de una familia totalmente normal con su vida, que hoy salen del anonimato por el bien común.
Sus padres no descansarán hasta ver una normativa decente en Seguridad ferroviaria y desterrar apeaderos en condiciones tercermundistas. No descansarán hasta que los culpables entiendan que no basta con una ridícula placa que advierte del peligro de cruzar las vías para proteger a los usuarios en estaciones sin visibilidad por donde pasan trenes a más de 100km/h y por donde, importantísimo, tienen que cruzar OBLIGATORIAMENTE los viajeros para salir de la estación.

Ya basta de que los culpables miren hacia otro lado. Es desgarrador escuchar a las familias sobre vuestra falta de comunicación con ellas o que ni dais el pésame. Es desgarrador vuestro silencio cobarde, el negaros a investigar en profundidad con el fin de no tener estas desgarradoras noticias. Es alentador ver a padres que son un ejemplo.

Dice Gonzalo que no tiene confianza en que los agentes anteriormente citados cambien su forma de actuar por voluntad propia. Por eso ha jurado por su hija que hará todo lo posible para obligarles a ello. “Me enfrentaré a quien haga falta para conseguir una normativa segura en materia ferroviaria para que accidentes evitables como el de Irune no vuelvan a ocurrir”, afirma Gonzalo, mientras añade “mi más absoluto desprecio”, en referencia a los culpables; al que se une, respetuosamente, este periodista.

Quiero pensar que lo vais a lograr. Que vais a conseguir con vuestra lucha esa seguridad en aquellos lugares en los que hoy pueden ocurrir fatales desenlaces. Sin embargo, no podemos dejarlos solos en algo que es de todos. Por ello mismo, os invito a todos los que estéis leyendo a firmar la petición en change.org que os dejamos más abajo. Además, también os enlazamos al vídeo de Gonzalo y a su blog donde va dando información de cómo les cambió la vida y los detalles de la lucha.

El dolor más cruel no impide levantarse y combatir para que nadie más lo tenga que conocer. Por eso, desde estas modestas líneas, posiblemente desordenadas por la emoción del suceso y del día, queremos aportar el granito de Nuevo Crónica en la difusión de lo que hoy ya es su causa, nuestra causa. Sin olvidar, huelga decirlo, el reseñar a los culpables. Desde Leganés, con todo el afecto y el mayor de los respetos, a Arriogorriaga.

La última palabra que escuchó Gonzalo de su hija fue “suerte”. Suerte la que tenemos todos nosotros de vuestra dignidad y ejemplo, para los que no hay palabra que alcance.
Porque esa sonrisa, que brilla desde lo más alto, jamás puede ser arrollada. Va por vosotros dos. Y va por ti, Irune.

► Petición en change.org 

► Vídeo de Gonzalo, padre de Irune: 

► Blog de Gonzalo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
3 Comentarios

3 Comments

  1. susana

    5 septiembre, 2017 at 22:25

    Por ti Irune, que perdiste la vida un día como hoy hace un año y día tras día miles de personas siguen en peligro. Que tu muerte no se un accidente más.

  2. María José García Molina

    6 septiembre, 2017 at 09:24

    Voto por que todos los pasos peatonales sean elevados. Qué vale más, una simples escaleritas con un puente o las vidas de tantas personas fallecidas?
    Se gasta mucho más dinero en cosas innecesarias. Esto es VITAL

  3. María José Calvo

    9 septiembre, 2017 at 13:44

    Por tí Irune. Q seas la última víctima. Y q los q tienen poder de solucionar q haya más víctimas
    Le llegue la sangre al cerebro. Y piensen en soluciones. No en enriquecerse.
    Ojalá tomen conciencia. Y no haya más víctimas. Mi apoyo a esos padres destrozados grandes luchadores. Ne sumo a vuestro dolor.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies