EL ÚLTIMO HOMBRE

40 años de Taxi Driver

 

El pasado 10 de marzo de 2017 se cumplieron cuarenta años del estreno de ‘Taxi Driver’, en España, la mejor película que Martin Scorsese haya dirigido jamas (digan lo que digan). Interpretada por un inmenso Robert de Niro. Sin sobreactuar, sutil, recrea a un perdedor tan temible como patético que después de tantos años, el personaje que encarnara, sigue hipnotizándonos además de provocar miedo. Un personaje el de Travis Bickle que bien pudiera ser la antesala de aquel Mike Vronsky que también de Niro interpretara dos años después en ‘Thedeer hunter’ (Michael Cimino, 1978).

Y es que Travis es un antiguo soldado de Vietnam que por el día frecuenta las salas X de Nueva York y por la noche trabaja de taxista a jornada interminable. Convive con putas, travestis, yonkis, chaperos, proxenetas, violadores, pedófilos, gangsters etc… mientras acumula el dinero de las carreras que hace, sin saber en qué gastarlo, somos testigos de su absoluto desprecio por la vida humana, acumulando un odio que le convierte en una bomba con patas. Vive, (que no duerme) en un apartamento cochambroso mientras lanza proclamas proféticas en contra de lo que la tele le presenta.

Un día Travis descubre el amor gracias a una funcionaria pija (Cybill Shepherd) a la cual consigue conquistar, pero el muy esquizoide e inseguro la pifiará en la primera cita llevándola a un cine porno. El rechazo de esta es fulminante.

Enloquecido, explota. Y comienza a hacer acopio de una colección de armas para tomarse la justicia por su mano, harto de la decadencia que impera en la ciudad. Cosas del (des) amor. Todo lo que para él sobra en la sociedad sufrirá el plomo de su gatillo.

Una historia que abrasa sólo de lejos. Imágenes hipnóticas como dije más arriba, que nos van explicando las causas de esa bomba con patas que está a punto de estallar, y que describen el paisaje que alimenta al monstruo. Con todo, nos empapamos de esa atmosfera opresiva y enfermiza de la NY más cruel que nos mostrará al monstruo solitario y al héroe justiciero en una misma persona. Confirmando así que al terminar la peli quedaremos en un estado catatónico, y la certeza de que no olvidaremos nunca esta pesadilla tan veraz.

Un guión magistral de Paul Schrader que ha bien escribió casi de manera autobiográfica. Fue además la última banda sonora que compuso el maestro Bernanrd Hermann (Psicosis, Con la muerte en los talones). Llena de escalofríos y emoción a partes iguales. La fotografía de Michael Chapman está más allá del elogio. Retrata un pavoroso estado de ánimo en medio de una ciudad tan amenazante como seductora. Harvey Keitel es un chulo-putas que parece sacado de la vida misma. Soberbio. Una pueril y entonces menor de edad Jodie Foster dejó una joven Diosa en la inocente prostituta Iris.

Nominada a 4 oscars (película, actor (de Niro), actriz de reparto (Jodie Foster) y música (Bernard Hermann), en aquella ocasión los laureles se los pusieron al Rocky de Stallone. Con los años, solo hay que mirar, repasar la Historia, para ver dónde está cada una. En esta ocasión el Oscar se fue en la dirección equivocada.

 

 

Antonio Benicio Huerga Fierro es editor y activista cultural

 

  •  
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares
  •  
  • 6
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies