DIARIO DE UN JUBILADO

‘Campo de batalla, Camino de perfección’ es un libro sobre Ávila, su paisaje, su gente

avila

 ‘Campo de batalla, Camino de perfección’ ha sido editado por la editorial Vitruvio. Se presenta el miércoles 11 de mayo a las 19:30 horas en el Ateneo de Madrid, calle del Prado, 21.

♦ En ‘Campo de batalla, Camino de Perfección’, libro del que soy autor, trato de expresar, y de alguna manera trasmitir, el sentimiento que llevo dentro de mí desde mi infancia y adolescencia en El Tiemblo junto al Alberche, hasta estos años de madurez en la sierra de Gredos junto al otro río abulense: el Tormes. Tan de Gredos el uno como el otro, aunque con un destino final tan diferente. Ávila, su ciudad, su tierra, algunos de sus pueblos: Piedrahíta, La Aliseda de Tormes, La Horcajada, Tormellas, Bohoyo y El Barco de Ávila así como la sierra de Gredos, el valle de Amblés, los Toros de Guisando… Pero sobre todo de su gente, de los vivos y también de los ausentes, de los que todo el mundo conoce por su notoriedad como Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Miguel de Unamuno, Almanzor, Camilo José Cela, Pedro del Barco y de los que forman parte de mi círculo más íntimo y se fueron para siempre.

Como subraya el profesor Juan José Tamayo en el prólogo, para mi sorpresa no sin un punto de vergüenza: “No resulta fácil ubicar literariamente el nuevo poemario de Modesto González Lucas ni clasificarlo en un determinado género poético. Y quizá sea este uno de sus méritos. Todo él está transido de inspiración, respira vida, memoria histórica, mística, experiencia religiosa, naturaleza en estado puro. Naturaleza e historia se combinan armónicamente. Biografía y geografía caminan al unísono. Paisajes y figuras humanas van de la mano y vibran con los mismos latidos. No hay en él paisaje sin figura ni figura sin paisaje. Es lo propio de la tierra castellana, de sus pueblos y aldeas: los habitantes se identifican con la tierra, se hacen tierra, son tierra, siguen sus ritmos. Dios y el ser humano se encuentran en la experiencia mística y andariega, reformadora e inconformista de Teresa de Jesús y en el cultivo de la huerta y del espíritu de Pedro del Barco. La inmanencia de las tierras castellanas conduce a la trascendencia, ¿sin dios?, como su dirección natural. Natural y sobrenatural se confunden en las inmensas llanuras castellanas. El verso de Modesto González es poesía narrativa, pero con la sobriedad de la narrativa castellana, con la palabra precisa, el decir certero, el relato hecho vida. El verso sale de dentro como expresión de sentires y vivires. Leyéndolo se revive la historia que narra, desaparecen los tiempos, se presentiza el pasado, el ayer se hace hoy, el hoy es mañana, mirada al futuro. La palabra poética de Modesto González no es enrevesada, ni cultista, ni ditirámbica, ni barroca. Es un verbo sin rodeos ni aspavientos, sin florituras ni revestimientos artificiales. Es precisamente en la sencillez del verbo donde se expresan los sentimientos más hondos, los pensamientos más profundos, las experiencias más auténticas. Y, a fe, que el poeta abulense lo logra.

»Quiero destacar de manera especial el poema y las reflexiones sobre Teresa de Jesús, de quien Modesto González es un excelente conocedor. Creo que el poeta abulense ha acertado a la hora de presentar a su paisana y también poetisa Teresa. La mística de la monja castellana no es alienante, sino anclada en la historia; es reformadora, no estática; contemplativa al tiempo que activa. Teresa no está encerrada entre los muros del monasterio, sino abierta al mundo; no es acomodaticia, sino inconformista y conflictiva; no es religiosamente correcta, sino acusada de heterodoxa; no es seguidora de la teología de manual, sino cuestionadora de la teología especulativa. Leyendo el libro de Modesto González he recuperado decires y cantares olvidados de mi tierra castellano-vieja. El poeta me ha devuelto a la Castilla de mi infancia y juventud, me ha reconciliado con ella cultural y vitalmente”. Ahora hace falta que el lector de libro si es que alguien se arriesga a leerlo esté de acuerdo.


“Campo de Batalla, camino de perfección”, de Modesto González, con prólogo del profesor Juan José Tamayo, se presenta el 11 de mayo a las 19:30 h. en el Ateneo de Madrid, c/ Prado 21, a cargo del editor de Vitrubio Pablo Méndez y de Carmen González Marín, profesora titular de filosofía de la Universidad Carlos III de Madrid.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. Pingback: ‘Campo de batalla, Camino de perfección’ | Susurro de Dios

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies