LEGANÉS

Carlos Delgado presentó su libro sobre Albert Rivera en el Círculo de Bellas Artes

presentacion libro carlos delgado

 

El portavoz de ULEG en el Ayuntamiento de Leganés y presidente nacional de Tercera Vía, una conferederación de partidos independientes, presentó ayer su libro ‘Albert Rivera es un lagarto de V’ en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En el acto, presentado por el periodista y propietario de Canal 33, Enrique Rioboo, Carlos Delgado desgranó la publicación en la que le quita la careta al líder catalán y al proyecto que personaliza.

Carlos Delgado hizo una exposición en la que destacó el aspecto coral del libro, aunque figure él como autor es una obra en la que han participado muchas personas, y los ejes en los que se basa para descubrir el auténtico rostro del líder de Ciudadanos: el incumplimiento de los acuerdos que firma, los puntos oscuros de la financiación de Ciudadanos y la falta de democracia interna.

El presidente nacional de Tercera Vía relató la falta de cumplimiento de los acuerdos que firma Albert Rivera poniendo como ejemplo concreto el pacto para las elecciones europeas entre Ciudadanos y los partidos independientes. «Tras conseguir dos eurodiputados, dio por resuelto el acuerdo que incluía otras convocatorias como las municipales o las generales», incumpliendo de manera unilateral el acuerdo con todos los partidos que le habían apoyado y gracias a los cuales, seguramente, consiguió el segundo eurodiputado.

Durante su intervención, Carlos Delgado mostró los aspectos más polémicos del proyecto de Albert Rivera centrados en la financiación. Además de no haber justificado donaciones por más de 600.000 euros, están los pagos en especies y su lanzamiento mediático propiciado por las empresas del IBEX como de los dos dueños de las televisiones nacionales y de algunos periódicos como El País. El caso de Ciudadanos es el claro ejemplo en el que las primeras informaciones hacen de percha o palanca para el crecimiento de un proyecto vacío. En noviembre, diciembre, de 2014, precisó Delgado, tenía una intención de voto del 3 por ciento y, tras las navidades «por el efecto turrón», El País le auguró un porcentaje del 8 por ciento. De ahí al resto de televisiones y medios para hacer una alternativa de ‘centro derecha’ al fenómeno de Podemos. Carlos Delgado incidió, para corroborar sus palabras, en la ausencia de los grandes medios de comunicación en la presentación del libro como prueba del ‘cuidado’ mediático que le prensa.

Por último, Delgado hizo referencia a la falta de democracia interna de Ciudadanos y del peligro que representa para España.

Durante el turno de preguntas se produjo un aluvión de críticas de los militantes y afectados por la falta de democracia interna de Ciudadano presentes en la sala del Círculo de Bellas Artes. Entre ellos, Carnen López, la edil de Ciudadanos en Castilleja de la Cuesta, expulsada Ciudadanos, presuntamente, por solicitar que se le pagara el billete de avión para asistir a los plenos tras mudarse a Chicago. Carmen acusó al partido de Alber Rivera de una campaña difamatoria. Otro de las personas que intervino, era un exmilitante de Getafe que denunció el control del partido a nivel local por parte de personas de Falange y la ultraderecha. El caso más reciente fue relatado por el propio afectado, uno de los candidatos a las primarias para elegir al cabeza de lista de Ciudadanos al congreso por la provincia de Toledo. Siendo el candidato que más avales tenía, su nombre fue ‘eliminado’ de la web el día de las votaciones. Él no pudo defenderse por que ese mismo dia se sometió a una operación. Cuando despertó de la anestesia, pregunto por el resultado y, claro, le informaron del extraño suceso y de que su competidor, el ‘valido’ de Rivera en Toledo ‘había ganado por aclamación’. Un par de intervenciones acusaron a Ciudadanos de incumplir la Ley de Partido y de estar en situación de solicitar su disolución como agrupación política.

Algunas intervenciones más corroboraron las tesis del autor del libro y del peligro que supone para España el auge de Ciudadanos en una presentación que, al final, empezaba a parecerse a una reunión de afectados por las chapuzas y la falta de democracia del partido de Albert Rivera, ‘el lagarto de V’, de aspecto infantil, con tono metálico de voz y que no mira a los ojos de los interlocutores sino al cielo como buscando el planeta desde donde procede.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies