OPINIÓN

Catarsis monumental en Mallorca

monolito-de-la-catarsis

 

♦ Si a nuestra RAE le preguntamos por “catarsis” nos dice que significa “eliminación de recuerdos que perturban la conciencia o el equilibrio nervioso”, “purificación, liberación o transformación interior suscitados por una experiencia vital profunda” o, también, “expulsión espontánea o provocada de sustancias nocivas al organismo” (en biología).

En un fenómeno periodístico sin parangón en los últimos tiempos, desde el día uno de octubre hasta hoy, jueves 29, muchas de las plumas que embellecen la prensa de Mallorca se han sentido afectadas por una misma “perturbación” y han escrito artículos monográficos, en muchos casos llenos de sentimientos personales. Me estoy refiriendo, por orden alfabético, a los Aguiló, Bohigas, Campos, Capellà, Catalán, Conrado de Villalonga, Deyà, Garcés, Gornés, Llabrés, Llop, Macías, Maicas, Martorell, Miró, Sbert y Suau entre otros. Además, muchas “Cartas al Director” y cantidad de noticias protagonizadas por organismos públicos, asociaciones varias, el Colegio de Arquitéctos y hasta la Iglesia Católica. Para completar, el PP y Ciudadanos amenazan en serio con acudir a la Justicia.

Por tanto, en 30 días se ha vertido mucha más tinta sobre esta evidente “perturbación de las conciencias” que sufre Mallorca, que sobre cualquier otro asunto que sea de similar importancia, pues ni la cosa incluye víctimas actuales, ni implica un dispendio público relevante, ni destapa corruptelas ocultas de dinero y, además, el hecho causante originario es tan antiguo que nadie de los citados lo vivió con uso de razón, salvo error u omisión por mi parte. En resumen, este mes de octubre decenas de miles de lectores se han encontrado en cientos de ocasiones con unos textos que van casi siempre acompañados de la misma imagen urbana, que es el motivo real de tanta inquietud. Si esto no es una catarsis monumental y colectiva, “que venga Dios y lo vea”. De momento, usted lector también lo puede ver en estas portadas de la prensa mallorquina de hoy mismo:

 

► http://ultimahora.es/noticias/local/2015/10/30/165558/cort-esperara-consell-mallorca-para-tirar-monumento-feixina.html

► http://multimedia.diariodemallorca.es/fotos/diario-de-palma/pleno-cort-45617.shtml

 

Pero vayamos a los hechos.

El 24 de mayo se celebraron las últimas elecciones municipales, llegándose a un pacto entre varios partidos políticos en Palma para gobernar el Ayuntamiento. Entre los puntos del acuerdo incluyeron el de desmontar un monolito construido en 1948 en el parque denominado Sa Faixina, financiado por aportaciones privadas durante la dictadura de Franco.

El monolito se construyó en homenaje, exclusivamente, a los militares fallecidos durante el hundimiento del crucero “Baleares”, adscrito al ejército golpista, en 1938.

El 8 de febrero de 1937, desde ese mismo crucero “Baleares” sus tripulantes bombardearon a sabiendas a refugiados de guerra que huían de Málaga hacia Almería por la carretera de la orilla marina, muriendo más de tres mil personas, todas desarmadas, incluyendo niños y niñas.

En 2010, un gobierno municipal decidió suprimir la terminología franquista que se mantuvo intacta durante 62 años, 33 de ellos en democracia, y colocó un texto genérico contra las guerras.

Muchos de los que quieren que se mantenga el monolito, por cierto, un monumento no protegido como BIC, argumentan que con lo de 2010 ya basta, cuando el lío que se ha montado demuestra cada día lo contrario. El Ayuntamiento actual de Palma, muy valiente pero quizás con poca mano izquierda, ni ha presentado, que sepamos, un plan alternativo que sustituya al diseño actual, fácil de mejorar, ni tampoco ha instalado un texto que informe, sin molestar, de toda la verdad, pues las frases de conveniencia no lo hacen, por muy correctas que sean.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies