CILUSIONADOS

¿Cuántos Afganistanes serán necesarios para que la UE despierte?

Vaya por delante mi reconocimiento a todos los soldados que han estado jugándose la vida diariamente por una causa que ellos creían justa, aunque probablemente no coincidía con aquella que defendían los políticos. Dije la semana pasada que Europa nunca debería haber estado en Afganistán, pero la decisión de intervenir en ese país la tomaron otros, y no precisamente ni Europa ni el ejército. Mi reconocimiento a las familias de esos soldados, sobre todo a las de aquellos que perdieron su vida, porque supongo que estarán profundamente frustradas ante la inutilidad de la sangre derramada. Mi reconocimiento a todas los cooperantes de las organizaciones no-gubernamentales que han estado trabajando estos años en Afganistán. Mi reconocimiento a todos los soldados que estos días están exponiendo sus vidas para ayudar a otros a salir del país. Y mi reconocimiento a todos los afganos que todos estos años han estado luchando sinceramente por la promoción de los Derechos humanos y por la liberación de la mujer afgana. Todas estas personas sí se merecen medallas. Reclamar  algún mérito o el derecho a salir en la tele por haber montado un campamento en Torrejón de Ardoz, cuando esto es lo mínimo que podíamos hacer, después de haber comprometido la vida de todos los afganos que han colaborado con los europeos o que están compartiendo nuestros valores democráticos y de justicia, me parece una profanación. Mientras unos se juegan la vida, otros se quieren colgar medallas

Por otro lado, no llego a comprender eso de que “España es el centro europeo delos refugiados afganos”, como dice la prensa española o como oímos machaconamente en la televisión, cuando p.e. Alemania ha evacuado de Afganistán unas cinco mil personas y Gran Bretaña otras tantas y cuando la mayoría de los países europeos están haciendo algo similar.

“A buenas horas, mangas verdes”

Que todo el jefe de la diplomacia europea, todo un ex-ministro de asuntos exteriores y todo un ex-presidente del Parlamento Europeo nos salga ahora diciendo que la UE necesita una fuerza militar, cuando ha tenido casi 20 años para decirlo, es casi insultante. Mejor sería que nos dijera cómo se va a plasmar en la realidad esta idea, cuando cualquier país de la UE, incluso Malta o Luxemburgo, la puede bloquear. No empecemos la casa por el tejado, Claro que la UE tiene necesidad de una defensa autónoma independiente de la OTAN y de Estados Unidos, pero lo primero que tiene que hacer la UE es poner orden dentro de su gallinero, donde cualquier gallito tiene derecho de veto, que es lo que en realidad significa el voto a la unanimidad. Borrell es vicepresidente de la Comisión Europea, y el Derecho de iniciativa en la UE la tiene prácticamente en exclusiva la Comisión. Por tanto, dígalo, señor Borrell, en el Parlamento Europeo y no sólo ante la prensa. La UE no será responsable de haber actuado en Afganistán, pero sí lo es, y sobre todo la Comisión, de haber estado paralizada ante los problemas de dicho país.

Me parece de justicia que la UE se vuelque ahora en ayuda al pueblo y a los refugiados afganos, pero el mejor servicio que Europa podría prestar a los afganos y al mundo es que el caso de Afganistán no se vuelva a repetir en ninguna parte del mundo. No es la acogida de los refugiados lo que más debe preocuparnos, sino el que no haya refugiados.No es a posteriori, es decir cuando el desaguisado está hecho, cuando la UE debe intervenir, sino a priori, antes de que los Estados miembros actúen por su cuenta o cuando se vean forzados a actuar por algún organismo internacional, en este caso por los EE UU y la OTAN. Y en cuanto a la UE, no es sólo una defensa propia lo que la UE necesita, sino también una política industrial propia, una política energética propia y una política demográfica propia, para que ni China, ni Rusia ni ningún otro país pueda paralizar la vida industrial y toda la economía de la UE.

Estas son las propuestas de cambio que debe presentar la Comisión. Lo demás es pura palabrería, porque, como dice el refrán, del dicho al hecho hay un gran trecho.

Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies