PARLA

David Marjaliza, ‘Mortimer’ , el conseguidor perfecto de la operación Púnica

Entre los detenidos este lunes en el marco de la macroperación contra una trama de corrupción a nivel municipal y regional en varias provincias de España se encuentra el empresario David Marjaliza, más conocido en Valdemoro como ‘Mortimer, quien en su página web se presenta como una persona “trabajadora, profesional, esforzada y sacrificada”.

Las pesquisas contra la trama, que giraban en torno a dos conseguidores -los empresarios David Marjaliza y Alejando de Pedro Llorca-, se iniciaron en diciembre de 2013 cuando la Fiscalía de Laussanne informó a Anticorrupción de que investigaba a Granados y Marjaliza por un delito de blanqueo de capitales agravado.

David Marjaliza Villaseñor (10 de junio de 1968) es un empresario afincado en Valdemoro (Madrid), municipio del que fue alcalde Granados entre los años 1999 y 2003.

Las adjudicaciones investigadas afectan a contratos actuales en los ayuntamientos madrileños de Valdemoro, Parla, Torrejón de Velasco, Collado Villalba, además de adjudicaciones en Murcia o Ciudad real, entre otros.

La investigación sitúa a David Marjaliza, supuestamente, como una de las personas determinantes para el funcionamiento de la trama. Marjaliza está en el centro de los numerosos contratos presuntamente irregulares del municipio madrileño de Valdemoro, pero también es el nexo de unión de los alcaldes de Madrid imputados en la Operación Púnica.

Su papel es el de facilitador e intermediario en la oferta de contratos públicos de los ayuntamientos registrados por la Guardia Civil, desde Valdemoro, Parla, Collado Villalba a Torrejón de Velasco, además de adjudicaciones en las regiones de Murcia, Ciudad Real o Valencia.

La Fiscalía explica que los detenidos en esta operación llevada a cabo por la Guardia Civil formaban “una trama de corrupción municipal y regional infiltrada en varios ayuntamientos y autonomías en los que la connivencia de los ediles municipales y funcionarios, con empresarios de sociedades constructoras, obras y servicios energéticos, y el concierto venal con intermediarios y sociedades instrumentales, les han estado asegurando a aquellos el éxito en las adjudicaciones públicas, por un valor aproximado a 250 millones de euros, tan solo en los dos últimos años, y como contrapartida el cobro de comisiones ilegales, a costa de las Haciendas Municipales y Autonómicas”.

En concreto, a la trama se le imputan los delitos de Blanqueo de Capitales, Falsificación de Documentos, Delitos Fiscales, Cohecho, Tráfico de Influencias, Malversación de Caudales, Prevaricación , Revelación de Secretos, Negociaciones prohibidas a funcionarios, Fraudes contra la Administración y Organización Criminal.

Denunciado por la oposición

En Valdemoro ya fue objeto de denuncias por parte de la oposición. En el año 2000, los socialistas denunciaron en Anticorrupción el contrato del Ayuntamiento a las empresas de Marjaliza por la adjudicación del Plan parcial VI “El Restón”, destinado a construir un complejo hotelero.

El consistorio invitó a seis empresas por el procedimiento de subasta restringida, cinco de ellas estaban relacionadas entre sí a través del constructor estrella, David Marjaliza. El hotel se levantó a pocos kilómetros del parque Warner y la denuncia, de la antigua concejal Margarita Peña, se archivó por prescripción.

Espionaje en Madrid

Marjaliza también estuvo envuelto en la polémica trama de espionaje en Madrid. Las propiedades inmobiliarias de su amigo Granados estuvieron bajo sospecha en varios dosieres por su vinculación con la empresa DICO. Fue esta empresa la que vendió la vivienda en la que residía el consejero de presidencia o una segunda vivienda que Granados había empezado a comprar en Marbella a otra de las empresas de Marjaliza. Amigos desde la infancia, Marjaliza estuvo vinculado al PP, fue expresidente de Nuevas Generaciones y edil de Valdemoro hasta 1995.

David Marjaliza sigue recibiendo adjudicaciones del consistorio de esta localidad madrileña pese a estar investigado en una pieza separada del ‘caso Gürtel’ que instruye el Juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. Las últimas concesiones recibidas por Marjaliza, conocido entre sus allegados por el apodo de “Mortimer”, han sido unas instalaciones deportivas y los garajes de la sede donde se instalarán próximamente los juzgados de primera Instancia e Instrucción de la zona.

Entre Parla y Valdemoro

El promotor aterrizó en Parla a principios de siglo para participar de la ‘tarta inmobiliaria’que se cocinó en Parla Este. El Consorcio, controlado en un 55 por ciento por la Comunidad de Madrid, le adjudicó dos parcelas entre 2001 y 2003.

David Marjaliza, está igualmente implicado en una pieza separada del caso Gürtel que instruye el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, al pagar actos celebrados por el PSOE de Parla cuando era alcalde Tomás Gómez, actual secretario general de los socialistas madrileños. En concreto, en noviembre de 2003 abonó 57.568 euros por el catering de una convención socialista con José Luis Rodríguez Zapatero en el municipio madrileño a través de la empresa Contratas de Servicios SA.
Tomás Gómez tachó de falsas estas acusaciones. Sin embargo, a través de las anotaciones en el Registro Mercantil se conoce que el cien por cien del accionariado de esta compañía, cuyo nombre completo es el de ‘Contratas de Servicios, Parcelaciones y Construcciones SA’, pertenece a TPC Gestiones y Consulting Inmobiliario, una de las sociedades de David Marjaliza, domiciliada en la calle Poeta José Hierro, 1, en Pinto, donde está ubicadas buena parte de sus empresas.

Tras aquel pago, Marjaliza resultó beneficiado en el concurso de suelo público en Parla mediante la adjudicación de dos parcelas a Pirámide Sur Sociedad Cooperativa. La sede de la cooperativa, la de TPC, y del resto de empresas de Marjaliza, en Pinto ha sido registrada por la Guardia Civil dentro de la operación Púnica.

La cuñada del alcalde

Tanto en los consejos de administración de TPC Gestiones y Consulting Inmobiliario y de Contratas de Servicios SA, la que pagó el mitin socialista, además de otros socios está participa David Marjaliza y su sociedad estrella, Arauna Corporación y Servicios, cuyo administrador y accionista único es el constructor y promotor de Valdemoro.

Según el Registro Mercantil, Arauna fue escindida en enero de 2009 por acuerdo de la Junta General de socios, a pesar de ser unipersonal, y reconvertida en Anahid Gestión SL, trasladando su domicilio social al chalet de Valdemoro donde vive Marjaliza. El constructor siguió como administrador único apareciendo como apoderada Ana María Pilar Ramírez Fernández.

Marjaliza, junto a Granados, formaba parte de una pandilla conocida en Valdemoro como la de ‘Los villanos’. Tiene además como encargada de sus finanzas y administradora de una gran parte de sus sociedades a Ana María Pilar Ramírez Fernández, cuñada del actual alcalde de Valdemoro, José Carlos Boza Lechuga, y antiguo teniente de alcalde de Ciempozuelos. Ana María Ramírez está casada con un hermano del edil, José Manuel, que ejerce como cabo de la Guardia Civil en el servicio de seguridad del Colegio de Guardias Jóvenes.

Ana María Ramírez, no sólo está presente en sociedades relacionadas con la construcción o la venta de pisos, sino que también es apoderada de la mercantil ‘Centro Médico Valdemoro Plaza’, ubicada en la Plaza de la Constitución de esta localidad.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies