ESPECIAL

Del magenta al naranjita, el difícil tráfago político del matrimonio Machuca-Álvarez, los ‘kirchner’ de Parla

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Idus de marzo de 2015 ♦ El que ha sido único edil y portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Parla, José Luis Machuca, escribía el pasado 31 de enero: «En la antigua Roma, se denominaban idus de marzo a los días 13 de ocho de los meses del año, enero, febrero, abril, junio, agosto, septiembre, noviembre y diciembre y también a los días 15 de los cuatro restantes meses, marzo, mayo, julio y octubre. Estos dias eran famosos porque en ellos habían ocurrido acontecimientos a recordar, uno de los más conocidos, el asesinato de Julio Cesar, produciendo un punto de inflexión que cambió la política… Cerca están los idus de febrero».

Parecía una profecía; pero no. El augurio que se pronosticaba a sí mismo estaba perfectamente planificado. El día 13 de febrero, Machuca anunció públicamente la renuncia a su acta de concejal y a su militancia en el partido de Rosa Díez sin justificar su decisión aunque manifestó escuetamente que se trataba de «diferencias con la dirección del partido». En realidad, no es que fuera falso, pero las razones de su resolución estaban más cerca, en el propio ámbito doméstico y local; además de la político, había componentes muy personales.

José Luis Machuca empieza a aparecer en las noticias a principios del año 2011 cuando desembarca el proyecto de UPYD en Parla. En las fotografías de la exigua ‘marea magenta’, aparecía casi simpre junto a su compañera María Luz Álvarez. En algunos foros, para atacar la incipiente posibilidad de obtener representación en los comicios que se celebrarían en mayo de ese año, se hablaba en tono despectico de «la rubia que acompañaba a Machuca». Los más próximos a María Luz contestaban a las insidias que aparecían en la red asegurando que «la rubia tiene nombre, y yo si to digo es con conocimiento porque la conozco desde hace mucho tiempo, y para tu información, tiene un bachiller superior, un secretariado y ha trabajado de contable para la Administración». A la vista de las murmuraciones, comidillas de todo tipo y chismes con intenciones vejatorias, el propio José Luis Machuca no tuvo inconveniente en intervenir en esos mismo foros para aclarar que María Luz Álvarez Benegas era su esposa desde hacía 33 años (en 2011), «y mi compañera, mi amiga, mi amante, la madre de mis hijos y mutuamente nuestros mayores críticos. No tenemos ningún motivo para ocultar nuestro vinculo y nunca lo hemos hecho, es mas doy gracias al destino por ponerla en mi camino, es capaz, constante y trabajadora y el sostén moral de nuestra casa».

Lo cierto es que el partido de Rosa Díez acudió a las elecciones locales con una candidatura que se completó en sus primeros puestos, además de Machuca como cabeza de lista, con Luz Álvarez Benegas, en el segundo puesto; Manuel Peñas, en tercera posición; y Carlos Art, en cuarta. Y se obtuvo el mismo éxito que en otros municipios de la zona sur como Getafe, al obtener el acta de Concejal el candidato José Luis Machuca. Además, la organización del Consitorio parleño le concedía la posibilidad de contratar a una persona de confianza como secretaria del Grupo Municipal. Y, al margen de la murmuraciones y comadreos, Machuca no tenía ninguna duda; quién podría ser de mayor confianza que la número dos de la lista y esposa del único concejal. Sin embargo, la designación de Luz Álvarez como cargo de confianza se tornó en un suplicio personal que azotaba por los ambientes más barriobajeros de Parla el nombre y la honestidad del matrimonio Machuca-Álvarez. Además, Luz era la coordinadora del Comité Local de UPyD Parla. Tras las reuniones oficiales, comunicados y decisiones, llegaban las conspiraciones subterráneas y las intrigas que iban urdiendo los clásicos enredas políticos para colmar las ‘ambiciones personales’ llegando —no como en el caso de Julio César— al uso de la palabra afilada y la traición.

Según el calendario desgranaba los meses de la legislatura que ahora se acaba, y se anunciaba en el panorama los nuevos comicios con un partido aún emergente, como alternativa al mal llamado ‘bipartidismo’, los conflictos entre los Machuca y la oposición interna fueron a más y arreciaron las críticas por el trabajo de Luz en el grupo Municipal de UPyD a cargo de los presupuestos municipales. En noviembre de 2013, Luz Álvarez —en ese momento todavía coordinadora del Comité Local de Parla acudió junto a Carlos Alt  al segundo Congreso del partido magenta. La lucha era soterrada y, aunque parecía que aquello marchaba, los ‘trapos sucios’ no se lavaban en casa sino que afloraban por los foros y webs de la localidad con la intención de socavar el prestigio del matrimonio.

Por fin, José Luis Machuca se decidió a cesar a su mujer. El ‘césar’, además de honrado, ha de parecerlo; no solo su mujer. El ‘Código de Buenas Prácticas’ de la formación magenta, aprobado en noviembre de 2013, impedía que Luz Álvarez siguiera trabajando como cargo de confianza del grupo municipal. No había excepciones. El pleno del Ayuntamiento de Parla, en su sesión del 11 de marzo de 2014, daba cuenta del decreto de alcaldía por el cual María Luz Álvarez Benegas causaba baja desde el día 1 de ese mes como secretaria del Grupo Municipal de UPyD a petición de su marido y único edil del partido.

María Luz Álvarez Benegas y Carlos Alt

María Luz Álvarez Benegas y Carlos Alt

 

Además, Luz Álvarez, la «rubia» del partido magenta, la esposa del único edil de la formación, perdió el cargo de coordinadora en una votación de la asamblea de UPyD Parla. Durante la celebración de la asamblea, su marido, José Luis Machuca, recibió fuertes críticas de nepotismo. Nadie se acordaba que, además de esposa, era la número dos de la lista de UPyD… En sustitución de Luz Álvarez fue elegido Carlos Alt, miembro del Comité Local, y persona clave en el conflicto de UPyD Parla.

Durante el verano del 2014, el último antes de la celebración de los comicios del próximo mes de mayo, antes que nadie tuviera siquiera el sueño, la previsión o la profecía a través de una bola de crista de la meteórica ascensión del partido de Albert Rivera —y el posible hundimiento del partido de Rosa Díez, María Luz Álvarez tuvo la intuición y la capacidad de entrever que el único resquicio posible, —política y personalmente— para seguir con sus aspiraciones de interveción pública estaba en Ciudadanos.

rosa-naranjaEl 1 de agosto, la excoordinadora de UPyD Parla actualizó la foto de su perfil en facebook incorporando como signo inequívoco una flor naranja. Íntimamente pensó que el pañuelo magenta que había lucido en tantas ocasiones, más que guardarlo en el armario, había que arrojarlo lejos para olvidar la traición de alguno de sus excompañeros.

Llegados los ídus de agosto —al que tan aficionados son el matrimonio Machuca-Álvarez— de ese veraniego mes, María Luz anunció su baja en UPyD tras seis años de militancia. Con respecto de las críticas y las acusaciones de mentirosa y traidora que recibió Luz Álvarez tras incorporarse a Ciudadanos, manifestó en su facebook: «He tenido que soportar durante mas de dos años que mis propios compañeros me insulten y me calumnien, dos años en los que el señor Alt Bustelo, —’el candidato argentino’ como lo califica la propia Álvarez—, ha utilizado para llegar hasta donde él queria».

«¿Piensas que despues de todo lo que he tenido que soportar mantenga la boca cerrada? Defendí UPyD, trabaje durante 5 años para levantar el partido en Parla, y fruto de ese trabajo conseguimos tener representación municipal. Ahora —continúa la ‘descarga’ de Álvarez contra Alt lo único que pretende este señor es apuntarse un exito del que lleva años sin participar. Pregúntale cuando tengas ocasión, cuántas iniciativas le aporto al concejal de UPyD. Yo te lo diré: ninguna; bueno si, una propuesta que ya se había debatido en el Pleno; ese era el interés que tenía. Lo único que ha hecho es urdir una campaña de acoso y derribo hacia todos los que le molestábamos para conseguir sus fines personales».

El rumbo del marido, el único edil que ha tenido UPyD—y que puede que tenga— estaba cantado. Machuca, con la lógica del conoce su sino, optó por no presentarse a las primarias. El contrincante de los ‘kirchner’,  Carlos Alt, en disputa desigual con Paz Marín Vergara, resultó elegido candidato a la alcaldía por UPyD para los comicios del próximo mes de mayo.

Tal y como auguró el 31 de enero, José Luis Machuca anunció —el mismo día de los idus de febrero— su renuncia como concejal. Carlos Al, en declaraciones a la prensa local— se mostró sorprendido por la decisión del ya exconcejal Machuca. El ‘candidato’ argentino aseguró que no habían tenido «notificación alguna». Pero, bueno… Lo del hígado de los políticos es para hacérselo mirar por un especialista en psiquiatría. Más que un rumor era un clamor, un hecho consumado. La ‘pareja sentimental’ —como la definen algunos periódicos locales— de Juan Carlos Machuca, María Luz Álvarez, era la coordinadora de Ciudadanos. Dicen las malas lenguas que desde que Álvarez dejó el cargo de confianza comenzaron los desencuentros entre el matrimonio Machuca tanto con la agrupación local como en el partido. Nada más lejos de la realidad mostrada en sus respectivos perfiles en las redes sociales

María Luz Álvarez se había deslizado sigilosamente hasta el cargo de coordinadora de Ciudadanos Parla. Así, la cosa parecía evidente. Machuca también jugaría a convertirse en ciudadano; incluso a ir en la lista del partido de Albert Rivera. Los ‘kirchner’ de Parla se han aprestado a cambiar de opción política. Del centro izquierda al centro derecha, —al infinito y más allá. Ahora rosa, ahora naranja. La visión política de la ‘rubia’ del partido de los ‘naranjitos, es extraordinaria.

Son las ‘cosas de Parla’, una ciudad que está acostumbrándose al sobresalto mediático, a la quiebra del Ayuntamiento, a la encarcelación de sus políticos, a las huelgas salvajes de limpieza viaria, a la destitución de Tomás, el personaje que encumbraba el imaginario político parleño, —casi encerrados en el armario del olvido los Pedro Bermejo, Olayo Carrasco y demás retahíla que figura en los anales de los politiquillos o politicastros parleños; muerta también la imagen del exalcalde más votado del España, del ‘invictus’; de los romanos del ‘inapropiado’ o no idóneo candidato socialista a la alcaldía; de los ‘negros’ de IU; y del jodido tranvía que parece que tiene la culpa de casi todo lo que pasa en Parla.

Al último pleno del Ayuntamiento de Parla no acudió ningún representante de la formación magenta. El hecho es que aún, a sesenta días vista de la celebración de los comicios municipales, no se conoce quién será el sustituto de Machuca en la corporación municipal. En los últimos días se ha barajado la posibilidad que, finalmente, fuese la propia coordinadora de Ciudadanos la que accediese al cargo de edil por UPyD. Más que kafkiano y retorcido, parece poco probable, casi  imposible. Más de uno imagina una nueva manipulación mediática para desprestigiar a los ´kirchner’ parleños, impropia de quien tiene el olfato de sumarse a la opción de Ciudadanos cuando aún era, salvo en Cataluña, pura entelequia.

Los que más se benefician de estas ‘cosas de parla’, —como hecho reseñable en la política más oscura y maololiente, son —visto lo visto en los últimos seis meses en el PSOE— el PP. Ciudadanos y Podemos. El PP es el único partido que repetirá candidato. A Miguel Ángel López se lo están poniendo, como se dice, a güevo. Un buen resultado de C’S le transportaría hasta la alcaldía. Lo importante en Parla, no es hacer algo, es no equivocarse; incluso, si para no errar es necesario, no hacer nada.

La práctica política —no solo en Parla, aunque aquí se ha convertido en una caricatura, en un capítulo más de una de esas series televisiva para estúpidos— es una actividad que provoca el rechazo de las personas con recato y decencia. La mayoría de las veces, los políticos de ese municipio tratan a sus vecinos sin ningún respeto.

El ‘caso ciudadanos’

Ciudadanos, el partido que emerge a costa del PP y, sobre todo, de UPyD, es un ‘berenjenal’ al que se han arrimado toda clase de gentes animadas por el súbito tirón de Albert Rivera. No solo en Parla, donde Ciudadanos podría contar, gracias a la persistencia y el olfato político de los Machuca-Álvarez con opciones, si no de ganar, de ocupar un espacio más que interesante.

En Getafe también cuecen habas. En seis meses la formación ‘naranjita’ ha tenido tres coordinadores y, posiblemente sean cuatro antes de las elecciones locales. Tras la dimisión de Andrés Serrano en octubre de 2014, la asamblea de C’s Getafe eligió a Jesús Heras; sin embargo, apenas dos meses después, a primero de 2015, Ciudadanos disolvió el Comité Local y nombró una gestora y un nuevo coordinador ‘provisional’, Javier Cervera, que ya ha sufrido las primeras críticas y los primeros embates de los que quieren colocar al concejal elegido por UPyD, ahora sin adscripción política, José Luis Morato como candidato a la alcaldía. De hecho, Morato intentó afiliarse a Ciudadanos sin éxito. Para completar el desaguisado y la improvisación, el proceso de primarias para elegir candidato a la alcaldía para los próximos comicios, previstas para este próximo domingo, se han suspendido.

Ciudadanos, al contrario que en otros municipios como el mismo Madrid, Fuenlabrada o Valdemoro, no acierta en Getafe con la tecla oportuna. Entre los oportunistas, los posibles candidatos pero tránsfugas, los que no quieren y los que quieren demasiado, el partido de Albert Rivera podría dejar pasar la oportunidad —muerto definitivamente UPyD— de acceder al Ayuntamiento de Getafe. El tiempo corre; sin embargo es mejor no tener concejales a incluir a impresentables y a otras especies del submundo político representando a miles de ciudadanos porque así lo ha decidido no se sabe quién en un despacho. El dedo divino.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies