RINCÓN DEL BUTARQUE

El ayuntamiento dadivoso

Tenemos un alcalde muy dadivoso, repartió su gobierno con Más Madrid-Leganemos, y ofreció a C´s, cuanto pudo, porque los apoyos se pagan más temprano que tarde. Los partidos políticos que la pasada legislatura nos tuvieron tres años sin aprobar presupuestos, han escuchado las campanas de San Salvador y como un milagro, ha puesto de acuerdo a toda la derecha incluida en ella este PSOE.

El Ayuntamiento de Leganés en sesión plenaria ha aprobado por mayoría una ayuda de 500.000 Euros para sufragar los gastos que eviten el presunto derrumbe de la Iglesia del Salvador.

Algunos aunque seamos minoría en esta sociedad, opinamos que el Art. 16.3 de la Constitución, nos dice que España es un país aconfesional, también nuestra carta magna, habla del derecho a la propiedad, y esta propiedad es según se ha manifestado infinidad de veces de la diócesis de Getafe.

La Constitución habla de colaboración, pero no de sufragar sus gastos de rehabilitación, ya que no paga IBI, y al tiempo, se duda que las donaciones que recibe tributen, así como las entradas que paga la ciudadanía por visitar algunos templos de su propiedad como la Mezquita de Córdoba, por poner un solo ejemplo.

Por lo tanto la Iglesia tiene dinero y poder, pero España siempre ha vivido bajo ese poder desde la catedral de Santiago a la de Cádiz, por cierto, la Constitución de 1812 ya decía en su Capítulo 2, Art 12 que seríamos católicos, apostólicos y romanos a perpetuidad y que prohibía el ejercicio de cualquier otra.

Se debe respetar todas las creencias, nadie puede ser molestado por ellas, incluso nadie puede ser obligado a declarar que credo tiene.

Por tanto las administraciones deben colaborar en sus manifestaciones, como procesiones y otras, pero las obras de sus propiedades es dudosa, los Ayuntamientos democráticos dejaron que se derrumbara la Iglesia de San Pedro de Polvoranca, ahí estuvieron menos dadivosos.

No cabe duda que la Iglesia de San Salvador es un edificio emblemático de la ciudad, pero no es de su propiedad.

En Leganés para la ayuda a los necesitados andamos más lentos, e incluso para aquello tan solicitado de subvenciones como son los ascensores en barrios que pasan de más de sesenta años sus construcciones, y por tanto, viven personas con movilidad reducida.

Creo que fue Mateo Alemán quien en su Guzmán de Alfarache escribía: “La presión de la fuerza, quiebra la ley” es una metáfora para este caso, la presión de la creencia pudo presuntamente quebrar la voluntad real de los concejales.

Esperamos que una cantidad similar se apruebe para familias con propiedades con necesidades similares, con un gobierno llamado de izquierdas, porque sin ser la casa de Dios, es y será la de sus hijos.

Y que como la  ley es igual para todos, se le empiece a pasar el recibo de IBI, para espacios no dedicados al culto, que hay miles de edificios inmatriculados en todo el país, que no dan un servicio religioso a la ciudadanía.

Y perdonando ese IBI ¿Podría infringirse el art 14 de la Constitución al discriminar a unos u otros?

José Manuel García García (JOSMAN)

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies