LEGANÉS

El Ayuntamiento de Leganés aprueba de manera definitiva el presupuesto para 2018

 

► ULEG vota a favor con el Gobierno, mientras que Leganemos, Ciudadanos y Pérez se abstienen
► Los que regían hasta la fecha eran los del PP de 2014, declarados ilegales por la Justicia

Ha sido uno de los temas que más horas de atención y comentarios ha acaparado en estos más de tres años de legislatura. Los presupuestos, una de las normas más importantes que rigen una ciudad. O, mejor dicho, su falta. Sea como fuere, ya es una realidad la aprobación definitiva de las cuentas públicas para el 2018. A 31 de octubre de 2018. El partido independiente, Unión Por Leganés-ULEG, se posicionó a favor junto al Gobierno. Por su parte, Leganemos, Ciudadanos y el edil no adscrito Jorge Pérez se abstuvieron. Se da así carpetazo a los actuales, declarados ilegales por la Justicia, de la época del PP. Son los primeros de esta legislatura.

2019, año para cuya bienvenida tan sólo restan dos meses, arrancará con un presupuesto de 2018, aprobado en la víspera del Día de Todos los Santos. Esta vez, más allá de las interpretaciones de cada posición política sobre su contenido y lo dispuesto en él, cuenta con el beneplácito que otorga la legalidad. ULEG finalmente ha levantado la mano y ha cumplido de esta forma la promesa que realizó en el pasado mes de enero, comprometiéndose a aprobarlos en aras de unas cuentas legales.

Las edilas no adscritas presentes, Rocío Cruz y Mercedes Condés votaron en contra. “Son los presupuestos más contestados de la historia democrática de la ciudad. Apreciamos una nula participación ciudadana, se mantienen los cargos de confianza, son continuistas con la derecha, pues no lo podemos avalar”, sentenciaba Cruz. Por su parte, Leganemos, a través de su portavoz, indicaba que “seguimos justificando la abstención afirmando que no son los presupuestos que habría planteado Leganemos. Somos muchos más ambiciosos”.

Por parte del Gobierno, intervenía, en primer lugar, el delegado de Desarrollo Local, Rubén Bejarano. “Felicito a quienes facilitan los presupuestos, los que votan a favor como ULEG. Otros hacen lo posible para bloquear, como el PP y las no adscritas. Creo que podremos buscar un mejor presupuesto 2019”, señalaba Bejarano, quien recriminaba al portavoz del PP “haber jugado con ventaja, se ha inventado una cuestión de forma, y se ha sacado de la chistera una nueva intervención. Por fin acabaremos esa pesadilla de los presupuestos que teníamos de su grupo. Nos amenaza con los tribunales y son absolutamente reales y legales. Si no llega a ser por la posición de ULEG no salen los presupuestos. No les tiene que molestar a ULEG ser útiles”. El PP avisaba con llevarlos a los tribunales, mientras que su voto particular fue rechazado por la presidencia del pleno.

Delgado sacaba pecho y reivindicaba que “estos presupuestos salen gracias a ULEG. Hemos estado tres años de esta legislatura gobernando con unos presupuestos ilegales del PP. Lo dijeron los tribunales y los llevó ULEG. No nos gustan, pero menos los que hay. No nos han llamado para negociar. Pero tiene el valor de que son legales. Levantamos la mano para 160 millones de presupuesto”.

Por último, el concejal de Hacienda, Pedro Atienza, afirmaba que “mañana respiraremos aliviados. Le agradezco señor Delgado que a 31 de octubre mantenga su palabra. Pero también pongo en valor la abstención de Leganemos y Ciudadanos para que estos 13 votos valgan”.

Leganés, cuatro años después, vuelve a contar con un presupuesto.

  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares
1 Comentario

1 Comment

  1. Josman.

    2 noviembre, 2018 at 11:32

    LLega tarde,y todos han sido culpables de haber tenido una ciudad prácticamente sin presupuesto. Esto no se puede pregonar por parte de los partidos. Sabemos todos que ha sido una legislatura local complicada, pero al ciudadano se le debe servir mejor, en política puede existir y es legitimo un tira y afloja, el gesto prometido por ULEG ha sido efectivo, pero llega tarde, todo llega tarde, en esta ciudad, hasta las que no son competencia municipal; ocurrió con la medicación de la Hepatitis C, que aprobada y comercializada no se dio a algunos pacientes, este hecho puede ser exagerado, pero es el espejo cóncavo con que en ocasiones ven a la ciudadanía algunos políticos, y de ahí parte la desilusión, si esta se une a la falta real de la participación, este presupuesto necesario, nace de la parálisis de un gobierno lento, de una izquierda diseminada y de los tantas veces repetida frase “cada uno arrima el ascua a su sardina” y no a la de la ciudadanía.
    Alegría ninguna, quedan siete meses para las elecciones, y esto es como un entremés, ya no se si como entrante antes de un buen almuerzo, o una obra mía en el descanso de una obra teatral del siglo XVI.
    JOSMAN.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies