DEPORTES

El club Lasala Triatlón Getafe participó en el Ironman

triatlon-1

 

ISRAEL RUBIO BLANCO ♦ El pasado 27 de septiembre, el Club Lasala Triatlón Getafe partició con el Campeonato  Ironman. El plato fuerte del día tenía nombre propio. Al titánico esfuerzo de los 180 kilómetros sobre la bici había que añadir un exigente recorrido que incluía la ascensión a los puertos de Canencia, Morcuera y Cotos,  terminando por subir hasta Navacerrada para, desde allí, dirigirse a Madrid Río;  allí comenzaba  la maratón que tendría su final en la Puerta del Sol.

triatlon-2En esta prueba el Club Lasala Triatlón Getafe contó con tres representantes: Óscar Rabaneda, Mario Pavón y Nacho de la Peña. Comenzaremos nuestra pequeña crónica por este último, quien después de hacer unos parciales de natación y de bicicleta estratosféricos, y situarse durante gran parte de la carrera en el puesto 28 de la general, tuvo que retirarse a la mitad de la maratón por un problema físico en un abductor. Y aunque intentó seguir a, no fue posible. Sobre todo, mostraba fastidio por la gente que se desplazó hasta allí para apoyarle pero convencido de que habrá más oportunidades para demostrar que es un fuera de serie.

Continuamos con Mario, Supermario a partir de hoy. Consciente de que regular era la clave del éxito, no forzó en la bici, aunque aún así consiguió remontar bastantes puestos. En la maratón, sintiéndose arropado por todos aquellos que fueron a verle y animarle dió todo lo que sus piernas le permitieron. Y nos describe la llegada a meta, con la calle Mayor abarrotada de gente animando y gritando como algo único y muy difícil de olvidar. Grande Mario!!!

Y terminamos con Óscar, que como la estatuilla dorada de aquellos premios tan conocidos vale mucho más que su peso en oro. Óscar no salió del agua muy bien porque el medio acuático no es su fuerte; sin embargo,  era consciente, al igual que Mario y Nacho, de que la clave era regular, ir de menos a más; esa era su estrategia, estudiada durante tantas y tantas horas de entreno con la mente puesta en la puerta del Sol. Y fue, precisamente, al salir del agua donde la bestia empezó a rugir, sabiéndose fuerte pero amarrándose pensando en las horas que quedaban. Aun así es de los pocos triatletas que compitieron, si no me falla la memoria diría que sobran dedos en una mano para contarlos, que tuvieron todos sus parciales en verde, subiendo puestos parcial tras parcial. Y así llegamos a la explanada donde se situaba la T2. Tras entregar la bici a un voluntario se calzaba las zapatillas de correr. Y ahora sí, llevaba más de 7 horas de competición, 7 horas esperando a soltar a la bestia… Y allí apareció: animado por familiares y amigos se marcó una maratón en 2h 59′, con lo que se aupaba a la 2ª posición de su grupo de edad (40-44). Simplemente magnifico, y a 7″ de la medalla de Oro. Gracias por representarnos y servirnos de ejemplo.

 

triatlon-3

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies