LEGANÉS

El colegio Calderón de la Barca de Leganés activa el protocolo para averiguar si la agresión a un niño es acoso o un hecho aislado


El colegio público Calderón de la Barca de Leganés ha activado el protocolo para determinar si las lesiones que sufrió un menor de 6 años el pasado lunes, y que precisaron asistencia médica, se debieron a un presunto caso de acoso escolar o a un incidente puntual.

La madre del menor, que prefiere mantener el anonimato, ha asegurado que interpondrá una denuncia en la Comisaría de Policía Nacional en las próximas horas. Los hechos se se remontan al pasado lunes, cuando desde el colegio la llamaron para decirle que trasladaban a su hijo a un centro de salud tras un incidente. Desde allí, los padres se llevaron al pequeño al Hospital Severo Ochoa, donde el parte médico atestiguó una brecha en la frente que requirió “siete puntos de sutura y otros 16 de aproximación”.

Además, los facultativos certificaron “fuertes contusiones en el cuello” del menor, así como “quemaduras en la cara y una lesión en la mano derecha”. “Mi hijo está que no puede dormir por las noches”, ha contado la madre, quien asegura que el pequeño lleva meses hablando de las agresiones que sufre por parte de otro compañero del colegio, motivo que ha llevado a los padres a solicitar el cambio de colegio, que le ha sido concedido también para los otros dos hermanos del niño agredido.

“Me he quejado varias veces en el colegio, pero nunca por escrito”, mantiene la madre. La solución, según ha avanzado, pasará por denunciar los hechos en Policía. “A mi hijo le han destrozado la cara y, aunque el colegio dice que no es acoso y que es un hecho aislado, yo sólo sé que no puede dormir por las noches”, se lamenta.

Fuentes de la consejería de Educación de la Comunidad de Madrid han confirmado que el centro educativo activó el lunes el protocolo para averiguar si se trata de un caso de acoso escolar. En este sentido, han informado de que el asunto se ha derivado a Inspección Educativa tras llegar al Area Territorial Madrid Sur de la consejería. Ahora, se iniciará el proceso para determinar qué ha sucedido, por lo que “comenzarán las averiguaciones y consultas”.

En esta parte de la instrucción, según las mismas fuentes, “se consultará a las partes implicadas”, a los profesores, al resto de alumnos e incluso a las familias. Tras ello, se decidirá si se adopta alguna medida cautelar como, por ejemplo, separar de centro a los menores implicados. Mientras, la Consejería ha recordado que el colegio tiene a su disposición a la Unidad Especializada de Convivencia, que aborda casos de acoso escolar, y que cuenta con expertos que pueden ayudar.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies