GETAFE

Un juzgado de Getafe investiga la muerte de un joven en el Hospital 14 días después de ser operado de la fractura de un codo

 

Singh

 

Singh Rajandeep, un joven hindú de 22 años se rompió el brazo en un accidente de moto el pasado 12 de noviembre. Catorce días después de la operación del codo, ha muerto de manera ‘exctraña’ en el Hospital de Getafe—según ha informado el diario El Mundo— después de que un médico del propio centro notificar los hechos al juzgado de guardia. Los hechos están siendo investigados por el juzgado de instrucción número 5 de Getafe que, de manera cautelar, ha dejado el cadáver en el Instituto Anatómico Forense por si hubiera que practicar alguna prueba.

Singh Rajandeep había montado recientemente una pizzería. El accidente, al colisionar con un vehículo en Villaverde, le provocó la rotura del codo derecho. Tras pasar por las urgencias del 12 de Octubre, fue operado al día siguiente en el Hospital de Getafe. Parece ser que en el momento del percance, llevaba colocado el casco y que al parecer no sufrió ningún golpe en la cabeza. Antes de recibir el alta hospitalaria, según las primeras informaciones de la familia, los médicos le indicaron que «se le había salido masa ósea». Los especialistas del Hospital de Getafe le volvieron a citar ocho días después para quitarle los puntos. Singh Rajandeep llegó al hospital con «molestias y dificultad respiratoria» comunicándoselo a la traumatóloga, según la versión de la familia. El resultado fue enviarle al médico de familia para que le examinasen.

Según el relato de El Mundo, «el joven se volvió a casa. Tomó el autobús junto a su hermana. Al bajarse del coche en la parada se desplomó en el suelo sin golpearse en ningún momento en la cabeza, según los testigos. Su hermana avisó al 112. Los médicos de la ambulancia del Summa le recuperaron de una parada cardiaca y le evacuaron al Hospital Universitario de Getafe. Cuando llegó al centro médico ya estaba en coma. Los médicos señalaron que había estado varios minutos sin oxígeno en el cerebro. En los servicios de urgencias le explicaron a la familia que tenía el cerebro encharcado. Tras un día en coma su corazón dejó de latir el pasado viernes. El sábado se le practicó la autopsia que descartó que se hubiese producido cualquier traumatismo craneoencefálico, según sus parientes. El médico certificó que tenía el cerebro encharcado y decidió enviar a Toxicología varias muestras para tratar de descubrir que le ocurrió».

El abogado de la familia ha declarado que «considera que ha habido una negligencia. No sabemos en que tramo de la asistencia sanitaria se ha cometido un error, pero hay un fallo médico clarísimo que ha dado como resultado la muerte de una persona joven, sana y sin problemas de salud». Por su parte, un portavoz del Hospital de Getafe ha señalado que «al tratarse de un hecho bajo investigación judicial no podía hablar del caso».

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies