DI VINA COSECHA

El mal fario de la Directora Virginia Moreno y el ‘streaming’ fallido del Pleno de Leganés

 virginia-moreno

 

La Directora General de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Leganés,Virginia Moreno, tiene mala pata o mal fario que dirían los más castizos. Hace poco más decuatro años, el Alcalde socialista de Leganés, Rafael Gómez Montoya la cesó tras abrir un expediente ‘informativo’ por las repetidas denuncias que la implicaron en varios escandalos en las adjudicaciones de contratos a empresas y que incluso la llevaron a estar procesada en el caso Cuadrifolio.

Ahora, el nuevo Alcalde Socialista, Santiado Llorente, la ha recuperado para el mismo puesto. Hay cosas que no se comprenden. Pero así es la política.

Sin embargo, ya se sabe: segundas partes, nunca fueron buenas. Y así ha sido.  Virginia Moreno no ha podido empezar peor esta nueva etapa.
En el último Pleno de la Corporación, el primero de carácter ordinario de esta legislatura, se aprobó una moción —a propuesta del grupo municipal de ULEG, para que el alcalde revoque su nombramiento como Directora General. Mandamiento que Santiago Llorente no llevará a cabo porque (además de ser amiga suya) las competencias son de la Junta de Gobierno Local, dejando como papel mojado lo que se apruebe en el Pleno, incluso la moción aprobada a propuesta de Leganemos para corregir esa propensión de los Alcaldes leganenses de pasarse por el forro del pantalón los acuerdos plenarios y la soberanía popular.

Y para rematar la faena de la responsable de Nuevas Tecnologías, la retransmisión del pleno se cortó a la hora y así, a nosotros que disfrutamos con esos vídeos más que con las películas de los Hermanos Marx, nos quedamos con un palmo de narices.

Hemos tenido que esperar al youtube para reirnos de las cosas de un ‘pesadísimo’  Recuenco empeñado en hacer de Rajoy y criticar a Podemos; asistir con vergüenza ajena al ‘porrazo’ —en términos churreros— que le arreó Delgado mostrándole como lego en asuntos jurídicos (siendo abogado) y apenándose de sus posibles clientes; el primer edil, Santiago Llorente,  exhibiendo, —al contrario que el anterior—, cara de bonhomía mientras aguanta el chaparrón de las primeras chapuzas;    descubrir en Sánchez a un prometedor talento político y dialéctico de los ‘podemitas’ leganenses; o comprobar como el portavoz de Ciudadanos, Jorge Pérez, balbucear sin apenas atinar a leer las notas que lleva escritas; ya veremos cuando improvise un  discurso de dos minutos. Ni siquiera para defenderse de ser un ‘macarra de bar’. No se le entiende. No señor. Igual nos habría dado que los ‘ciudadanos’ hubieran votado a una cabra o a un advenedizo; no hacen falta, a la vista de las acusaciones que pesan sobre él, estudios, recato,  educación ni respeto por la autoridad para cobrar 60.000 euros del bolsillo de los vecinos de Leganés. ¡Tiene pepinos!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies