GETAFE

El museo de la aviación de Getafe ‘está en el aire’

Carlos Valle, presidente de la FIO, junto a los tres ediles del PP de Getafe

► Ediles del PP de Getafe se reúnen con el presidente de la Fundación Infante de Orleans, Carlos Valle,  tras conocerse que el museo de la aviación ‘está en el aire’ y que, incluso, podría volar fuera de la Comunidad de Madrid

Mientras la alcaldesa empieza a echar la culpa a Ahora Getafe sobre los nubarrones que se ciernes sobre el [presunto] Museo de la Aviación de Getafe por no aprobar ‘sus presupuestos’, tres concejales del Partido Popular de Getafe, Rubén Maireles, Pablo Martínez y Fernando Lázaro, se ha reunido con Carlos Valle,  presidente de la Fundación Infante de Orleans (FIO),  para abordar el futuro de una idea que impulsó el anterior alcalde socialista Pedro Castro tras llegar a un acuerdo con la FIO y convertirse en uno de los patronos más importantes de la entidad.

La Fundación Infante de Orleans cuenta con la mayor colección de aviones históricos en vuelo de España y la tercera de Europa, entre ellos un par de ellos, entre los que se puede destacar el famoso ‘mosca’ de la guerra civil española, adquirido gracias a la aportación económica del Ayuntamiento de Getafe.

En el año 2005, antes de la explosión de la burbuja inmobiliaria y financiera del 2007, el Ayuntamiento de Getafe encargo el proyecto del Museo al prestigioso arquitecto Norman Foster que, tras reunirse con el entonces alcalde Pedro Castro, aseguró que acogía el proyecto «con mucho cariño» porque le gusta el mundo de la aviación y por su vinculación con asociaciones aeronáuticas. Para se incontestable la elección, no era el primer museo aeronáutico que diseñaba Foster, que también atesoraba el premio Pritzker, considerado como el nobel de los arquitectos.

Sin embargo, las dificultades económicas ‘bajaron de las nubes’ a uno de los grandes proyectos de principios del siglo para la ciudad de Getafe. Tuvieron que pasar 10 años, hasta que en marzo de 2015 —en el ocaso de la legislatura de Juan Soler—, resucitara con ilusión el proyecto. El PP de Getafe quería arrebatar a Madrid el preciado museo y, de camino, las demostraciones acrobáticas que una vez al mes organiza la Fundación en Cuatro Vientos. Parecía que el futuro de las 42 aeronaves de la FIO pasaba definitivamente por el cielo de la ciudad que presume de ser la cuna de la aviación española, aunque en realidad el aeródromo de Cuatro Vientos es anterior al de Getafe. A pesar de la disputa, Vedrines llegó a Getafe y eso sí era ‘poner una pica’ en la prensa europea sobre el aeródromo de Madrid.

El presidente de la FIO, Carlos Valle, declaraba al periódico El País que estaban «muy contentos porque con este proyecto definitivamente salvamos la colección para el futuro».Estaba previsto que en dos años, se hubiera realizado el traslado a La Carpetania. Sin embargo, el destino, siempre tan impredecible, hizo que Juan Soler perdiera la alcaldía tras el acuerdo del PSOE con IUCM y con la marca blanca de Podemos en la localidad, Ahora Getafe.

Tras la aprobación del polígono La Carpetania se intentó implicar a Airbús en el proyecto. La compañía aeronáutica vio la oportunidad de incorporar el museo de Getafe como enseña a los otros dos que mantiene en Toulouse (Francia) y en Manching (Alemania). Ninguna de esas dos exposiciones se puede comparar a la de la FIO que mantiene la totalidad de su escuadrilla lista para el vuelo. Las últimas noticias sobre la falta de interés del gobierno municipal de Getafe en el proyecto, han sobrevolado como un avión sin gasolina, ‘echando por tierra’ el sueño de contar con un museo vivo de aviones. «Si todo funciona como está previsto, en dos años las 42 aeronaves y las que se puedan adquirir en un futuro volarán con destino a Getafe», manifestaba el presidente de la FIO tras el nuevo impulso que dio el gobierno de Juan Soler al proyecto de Pedro Castro. Atrás quedaba, sin embargo el proyecto de Norman Foster y se reducía considerablemente el presupuesto hasta los 5 millones de euros. Construía EADS-Airbús.

Sin embargo, el sueño de los aviones de la FIO de residir en Getafe ha vuelto a quedar en agua de [cocer] borrajas. Nada. De nuevo, nada. El actual gobierno municipal de Sara Hernández no tiene ningún interés por el tema. Tras saltar el debate sobre el futuro del Museo [de la aviación y de otros museos] en una esas tertulias que se celebran en Getafe alrededor de un vaso de vino o de cerveza, —a instancia del exalcalde Jesús Prieto—, el debate se ha reabierto con tal fuerza que los ediles del PP han aprovechado para tomar delantera en la carrera por el cielo de Getafe.

Sara Hernández anda arrastrándose a ras de tierra, sin fijar la mirada en el horizonte, sin un proyecto claro para la ciudad de Getafe y preocupada, exclusivamente, por los líos de su partido y su propio futuro. La alcaldesa ha asegurado que el deseo del gobierno municipal es que se instale el museo en Getafe pero quiere que se «hay que hacer sacrificios porque Ahora Getafe no quiere ni oír hablar de los presupuestos municipales de 2017, por lo que hay que poner encima de la mesa los gastos que son más prioritarios que otros». Y, la excusa, no vale como precedente pues ya lo lleva haciendo algún tiempo, echando balones fuera y asignando la culpa a Ahora Getafe de los asuntos que no es capaz de resolver. Tampoco se propone nada nuevo. Ahí está parado casi todo; solo seguir la estela del anterior gobierno del PP y lo poco nuevo que se intenta hacer resulta en chapuza y evidencia de la incapacidad de un gobierno municipal inane.

Y en cuanto al futuro, no basta con el apoyo inconsistente e interesado del edil de IUCM y de los dos ‘fenómenos’ de Ciudadanos.Lo cierto es que todos los problemas del pasado son culpa de Juan Soler; ni Prieto ni Castro existen para la primera edila, aunque a lo mejor los necesitaba como asesores en sustitución de los descerebrados, o descerebradas, que la aconsejan ahora. Y, en el futuro más inmediato, lo que salga mal o, incluso, lo que no salga, será culpa de Ahora Getafe. Los podemitas se lo tienen, por otra parte, merecido. Si gobierna, es gracias a su fallido acuerdo notarial.

Los concejales del PP han mantenido una reunido con Carlos Valle, el presidente de la Fundación Infante de Orleans tras conocerse que el proyecto para que los aviones lleguen a Getafe está, y nunca peor dicho, en el aire; incluso podría volar fuera de la Comunidad de Madrid. El edil popular Rubén Maireles ha asegurado que «para el futuro de la FIO, es fundamental el consenso de todas las instituciones que han apadrinado este proyecto desde sus inicios».

FOTO: Fundación Infante de Orleans

La Fundación Infante de Orleans (FIO) se constituyó en 1989 para acoger la sección de aviones históricos del Aeroclub José Luis Aresti. Su objetivo ha sido reunir la mayor colección de aeronaves de España, con la cualidad de que todas están en condiciones de volar. En la actualidad cuenta con 42 ejemplares de 32 modelos diferentes. Entre ellos, destacan el Dragon Rapide, uno similar al utilizado por Francisco Franco durante los días previos a la sublevación del Ejército de África contra la república. Fue adquirido a Gran Bretaña y en actualidad hay unos cinco ejemplares. La colección también incluye el famoso Polikarpov I-16, más conocido como ‘rata’ o ‘mosca’ de 1935 que contribuyó a la defensa de Madrid durante el asedio de las tropas de Franco y el Miles Falcon Six, modelo que utilizó Ignacio Pombo para hacer el trayecto Santander-México también en 1935.

 

———————————————-

FOTO DE PORTADA: Jorge Guardia

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies