RINCÓN DEL BUTARQUE

El peor Gobierno Local [de Leganés]

He esperado paciente por ver si éste gobierno local cambiaba de rumbo en la administración de la ciudad, y llego a la conclusión muy meditada que, en mi opinión, es el peor gobierno local desde que tenemos democracia, y lo peor de todo es que pudiera ser no sólo el peor gobierno, sino que también es la peor corporación.

Estamos a un año de nuevas elecciones locales y manteniendo mi independencia, con un PP silencioso, agazapado como un felino esperando lanzarse al intento de gobernar, Uleg sigue como única oposición real, ya que la izquierda de Leganemos, es como el vidrio, ellos mismos se rompen y andan haciéndose añicos dejando en un páramo el futuro de Podemos.

Ciudadanos puede subir por inercia nacional, pero es un PP teñido de naranja.

Y es que Leganés tiene un problema que sólo Kant descifró hace más de dos siglos: “La práctica sin teoría es ciega y la teoría sin práctica es estéril” (Kant, 1793).

Dicho de forma más vulgar, llevado a la política, los ideales sin práctica de ellos son ciegos en la inacción de gobierno, y el discurso del ideal que es teórico es como decía Kant estéril.

No contar con presupuestos desde 2015 muestra la incapacidad de dialogar, de no pensar en la ciudad y hacerlo más en los intereses partidistas que son egoísmos demasiado dañosos.

Y me escribe un ciudadano veterano luchador nicasiano expresando “cuantas necesidades se han reivindicado sobre aquél tiempo del Polígono Polvoranca Estación indicándome la degeneración absoluta que presenta desde hace años, como las Calles Cobre y Estaño y el acceso a las instalaciones deportivas Olimpia. Así como accidentes y atropellos, contaminación innecesaria y el peligro de los pasos de peatones de las calles Aragón y Avenida del Dr. Mendiguchía”.

Estas son las lágrimas nicasianas y por ende del gran llanto leganénse. Y añade más en el legítimo desahogo de un hombre que ha participado activamente en el movimiento vecinal, e impulsor de la revista de la A.VV. de San Nicasio, porque en las revistas vecinales, está la palabra y la fotografía de ese tiempo, y nos iban quemando la vida sin la más mínima gota de agua, del símil recurrente de la incomprensión de los denominados poderes públicos locales y en ocasiones autonómicos.

Y añade: “los empotramientos rutinarios bajo el puente nicasiano, el ex embarcadero militar tercermundista, tras tres mociones plenarias aprobadas por unanimidad de todos los grupos políticos municipales y aún así, en estado insultante para los vecinos contribuyentes”.

En definitiva, me sigue diciendo, “lugares infecciosos y hasta peligrosos para los usuarios del transporte público de Renfe C-5 y Metro sur, paso de cabras hacia los mismos, degradación del entorno de la Calle Asturias, y el abandono de las zonas perimetrales al Instituto de Salud Mental José Germaín”.

Esto es sólo un suspiro que hace eco en el olvido, el PP tampoco hizo nada, quizás deslumbrado por Legatec. Y los poetas aficionados nos retiramos a los cuarteles de invierno en este estío abrasador, porque empezamos a recordar a Larra “Escribir es llorar”;  y en el Ayuntamiento se sigue diciendo: ”Venga usted mañana”; dicen que decía Galdós en Miau, y con este gobierno recordamos otras vez a los poetas: “Quien espera, desespera / qué verdad más verdadera”.

Cuando tenemos que recurrir a expresiones de hace más de un siglo, es que las vicisitudes de la vida social y política siguen ancladas, y las citada en este texto, son las realidades de décadas, dignas de la zarzuela llamada “La canción del Olvido”

  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares
  • 9
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies