CULTURA

El placer de la música de la mano de Mihaela Duma

La vocación por desarrollar un sueño profesional de la mano de Mihaela Duma

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mihaela Duma es una joven pianista de 27 años que completó sus estudios de música en el Conservatorio de Getafe y en Musikene, el Centro Superior de Música del País Vasco.

♦ Mihaela Duma nació en Rumanía hace 27 años. Influenciada por el ambiente cultural de su país natal, desde pequeña comenzó a aprender ballet y tuvo que iniciar estudios musicales impulsada por su entorno familiar, cuyos miembros cultivaban esta disciplina del arte. Ella eligió el piano. Siendo muy pequeña, su familia tuvo que trasladarse a España por motivos económicos. Corría el año 2001 y el lugar de residencia elegido fue Parla, municipio del sur de Madrid. Desde la infancia de Mihaela, la música ha sido una parte inseparable de su vida, por lo que al llegar aquí ya estaba familiarizada y sus conocimientos de piano hacían que fuera una alumna aventajada.

Mientras que en España para estudiar música hay que acudir a centros especializados -conservatorios-, en Rumanía era una más de las asignaturas obligatorias de los centros de enseñanza, por lo que la sociedad lo asumía como otro de los pilares de su formación académica.

En España, Mihaela no disponía de instrumento musical en casa para estudiar. Aún así, ella empleaba las partituras de su país natal, leyéndolas a modo de revista, y de forma autodidacta fue formando su propia personalidad musical. Con ello, perfiló su vocación. Vocación que continúa hasta hoy y que transmite a sus alumnos a través de las clases particulares que imparte.

“Mihaela recurría a las partituras que estudiaba en su país natal, para leerlas a modo de revistas. Forzada a estudiar como autodidacta, irá formándose y haciendo realidad su vocación por el piano”

Por motivos de cercanía, Mihaela ingresó en el Conservatorio Isaac Albéniz de Getafe. Pero a causa de las dificultades de adaptación a un nuevo país, tuvo que comenzar desde el primer curso, a pesar de que su formación alcanzaba ya el tercer año. Aquí completaría los seis cursos restantes que exige el grado musical, algo que será decisivo en su futuro profesional y artístico.

Los tres primeros años en el Conservatorio de Getafe estuvieron llenos de vaivenes y cambios. En plena adolescencia, y compaginando los cursos de Educación Secundaria en el instituto con los del Conservatorio, su vida como estudiante no era sencilla: sacar tiempo necesario para sus estudios de piano muchas veces se convertía en una aventura. Pero ella no se dejó abatir por el apretado programa de estudios. En aquellos años de estudiantes, los frutos a su esfuerzo empezaron a madurar obteniendo varios galardones, entre los que destaca el primer premio en el Concurso de Piano del Conservatorio Isaac Albéniz de Getafe.

Su cuarto año en el Conservatorio será el más decisivo en su carrera musical. Aquí conocerá a Luis Calderón, un profesor del centro que le fascinará a lo largo de esos años, figura clave para años después ingresar en Musikene. Por la orientación de su padre, Mihaela iniciaría la carrera de Magisterio Musical en la Universidad Autónoma de Madrid, donde obtuvo matrícula de honor en piano. Si bien, y finalizados ya sus estudios superiores, la verdadera pasión de Mihaela era el piano, cada vez más definida gracias a las influencias de los grandes profesores que fue conociendo en estos últimos años.

“Luis Calderón desarrolla una intensa labor pedagógica del piano a través de sus alumnos”

El piano ha sido, y es, su gran reto personal. Una vez que decidió independizarse de su entorno familiar y tuvo que buscar trabajo para costear sus cursos y viajes, conocerá a grandes artistas que marcarán su carrera profesional. Miguel Ituarte será una de esas figuras fundamentales en estos años, quien hasta hoy sigue siendo esencial en su carrera profesional. Fue su tutor en Musikene y por ello se convirtió en una de las personas que más le han influenciado musicalmente. Además resalta a Alejandro Moreno, su profesor de improvisación, asignatura que Mihaela valora de forma extraordinaria para la formación de los futuros músicos; de esa importancia subraya Mihaela la relevancia que concede el Conservatorio de Getafe a la improvisación, ya que se convierte en base de géneros musicales como el pop o el rock, el jazz o la música contemporánea, saliendo de los ámbitos puramente clásicos.

“Alejandro Moreno y Luis Calderón aportaron en mi formación valores como la libertad y la objetividad, entre otros elementos esenciales del arte”

Mihaela recuerda con nostalgia el Conservatorio de Getafe por la amplia variedad de actividades enfocadas a sus alumnos. Es un centro que incorpora proyectos de intercambios con otros conservatorios, talleres con profesionales a nivel nacional o internacional, además de permitir que los alumnos puedan iniciarse en otros instrumentos; de hecho comenzó a estudiar clavecín (antepasado de nuestro piano moderno) gracias a una conferencia  que se impartió en este centro.

“El Conservatorio de Getafe es un centro que incorpora proyectos de intercambios con otros conservatorios, talleres con profesionales a nivel nacional o internacional y permite a sus alumnos iniciarse en el virtuosismo de nuevos instrumentos”

Entre los valores que resalta de sus profesores es la libertad que conceden a sus alumnos. Desarrollar una personalidad propia es algo imprescindible para destacar y diferenciarse de los demás. Para ello, se necesita obediencia y disciplina, constancia y seriedad. La objetividad es otro valor destacado de estos profesores, al no primar a ninguno de sus alumnos por encima de los demás. La música, por la tanto, se basa en la disciplina, en el conocimiento y en la tenacidad.

A lo largo de sus años como alumna, siempre echó en falta aquellas asignaturas relacionadas con la estética de la música y el afán por el conocimiento de la música contemporánea. “Uno de los mayores logros -dice Mihaela- que puede tener un estudiante de grado medio es la conciencia de unidad para compaginar sus estudios obligatorios, de bachillerato o universitarios con los del propio conservatorio, pues todo se encuentra relacionado. Conocer el contexto histórico-cultural de las obras es esencial para obtener buenos resultados musicales, aportando originalidad a la obra”.

“Uno de los mayores logros de los estudiante de grado medio es la conciencia de unidad para compaginar sus estudios de secundaria, bachillerato y universitarios con los del propio conservatorio, pues todo está relacionado”

Al finalizar el Grado Medio en el Conservatorio de Getafe, Mihaela realizó pruebas en otros centros españoles. El último examen al que se presentó fue el Musikene, el Centro Superior de Música del País Vasco, una escuela de gran prestigio donde se ofertaban escasas plazas para el número elevado de estudiantes que se presentaban. Tras un arduo y largo examen, superó las pruebas y allí estudió hasta 2014.

Proyectos

Mihaela afronta su futuro con amplios proyectos, sin descartar ninguna posibilidad, como dedicarse a la investigación o a la docencia musical. Su relación con compositores actuales también es esencial, al ser grandes artistas de los que puede seguir aprendiendo.

Mihaela Duma apuesta por su sueño, por dedicarse a la música de manera profesional. Es un ejemplo para los futuros músicos, aquellos jóvenes que viven con pasión el arte del sonido y que desean alcanzar sus proyectos musicales.

Además, en septiembre dará conciertos como solista de contemporánea con obras y estrenos de compositores actuales. Su seguimiento será conocido mediante la prensa.

conservatorio-de-getafeEl Conservatorio Profesional de Música de Getafe

El Conservatorio Profesional de Música es un centro público de enseñanza musical situado en Getafe. El centro se inauguró en el año 2000 y está gestionado y subvencionado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Se sitúa en la Avenida Arcas del Agua, en el barrio del Sector III, junto a la estación de metro de Conservatorio.

En este centro se imparten cursos del Grado Elemental y Medio, además de la especialidad de diversos instrumentos musicales. El edificio actual alberga uno de los mejores auditorios de la zona sur de la Comunidad de Madrid: aulas insonorizadas, cabinas de estudio, una biblioteca y una fonoteca. Este centro público celebra a menudo actividades culturales y conciertos en su auditorio, además de participar activamente en numerosos concursos y eventos musicales.

Mihaela concluye que “el Conservatorio de Getafe es un centro extraordinario para la formación de estudiantes a niveles elementales y profesionales”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies