LEGANÉS

El Pozo presiona y ‘requiere’ a los grupos politicos de la oposición para que se apruebe el parque tecnológico Legatec

el-pozo

Manifestación de trabajadores de El Pozo en junio de 2013 en contra de los despidos y la precarización del empleo en la compañía cárnica

 

La empresa cárnica amenaza en un carta al Ayuntamiento que de no aprobarse Legatec antes de fin de enero, se irá a otro municipio


 

♦ El Grupo Fuertes, propietario de la empresa dedicada al sector de la alimentación El Pozo, ha advertido al Ayuntamiento de Leganés de que, si no se aprueba durante este mes el desarrollo de la segunda fase del parque tecnológico Legatec, se irá a otro municipio. Así lo ha indicado la empresa cárnica en una carta en la expresa que «las necesidades de fabricación y expansión de la compañía demandan, con carácter urgente, la apertura de una nueva sede en un lugar estratégicamente situado, anexo a las grandes vías de comunicación que conectan la capital con el resto del Estado español».

«El bloqueo del segundo sector de Leganés Tecnológico obliga a nuestra compañía a buscar un enclave alternativo en cualquiera de los municipios del entorno, que compita estratégicamente con lo que supondría la nueva instalación del centro logístico en Leganés», añade la misiva.

El Grupo Fuertes tiene previsto realizar una inversión de aproximadamente 35 millones de euros en este centro de fabricación y crear unos 100 nuevos empleos directos, además de los más de 500 ya existentes que traería la compañía a Leganés, que podrían ser como en el caso de Coca Cola despidos en otras zonas. Legatec convertido en el estercolero laboral de España.

ElPozo Alimentación, es el estandarte del Grupo Fuertes, un conglomerado empresarial con el apellido de la familia fundadora y cuya sede central está en Alhama de Murcia y que tiene un componente con un peso específico muy importante en los balances ligado al ‘ladrillo’.  Y eso a pesar de que sus inversiones en el sector inmobiliario están en ‘terrenos tan resbaladizos’ como un aeropuerto en construcción, autopistas, decenas de millones de metros cuadrados de suelo o medios de comunicación, además de un equipo de fútbol sala en la máxima categoría de este deporte.

La misiva al Ayuntamiento de Leganés explica que «el retraso continuado» en la aprobación definitiva de la segunda fase de Legatec «viene truncando el desarrollo del proyecto estratégico» que han planteado en el municipio madrileño.

La carta de la empresa murciana, hecha pública por el propio Ayuntamiento de Leganés —como último cartucho ante la posición firme de la oposición— termina con la amenaza de su marcha para torcer el compromiso de ULEG, PSOE e IU con los trabajadores de Coca Cola para no aprobarla la ampliación en esta legislatura. «Les requerimos —se ha atrevido a exigir la empresa de transformación de productos cárnicos, famosa por sus chorizos y embutidos—, para que procedan a la aprobación definitiva de la segunda fase de Leganés tecnológico antes de que concluya el mes de enero, o nos veremos abocados a buscar otro emplazamiento para la instalación de nuestra nueva empresa».

Pues adiós. El pasado mes de diciembre, los tres partidos de la oposición en Leganés (PSOE, ULEG e IU) firmaron un escrito en el que garantizaban que no apoyarán la segunda fase del parque tecnológico Legatec por la instalación de una plataforma logística y distribuidora de Coca-Cola.

Para ellos, esta plataforma significa «destrucción de empleo», ya que «podría suponer el desmantelamiento de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada», como está sucediendo, y provocaría la continuidad de «una actividad que contribuye a incrementar la precariedad laboral en Leganés». Con El Pozo, ya serían dos las grandes empresas tecnológicas instaladas en Legatec; una de refrescos y otra de embutidos. Las dos destruyendo empleo en sus anteriores emplazamientos y las dos interesadas en ese polígono industrial que suscita las dudas y las sospechas de políticos y ciudadanos.

El año pasado, los trabajadores de El Pozo iniciaron una serie de manifestaciones para denunciar «la precarizaciónd del empleo y el abaratamiento de la mano de obra en la compañía cárnica líder en España a través de una política de subcontratación que sustituye a  trabajadores y trabajadoras de la empresa por empresas y autónomos externos», lo que supuso el despido de 120 trabajadores.

«No entendemos como una gran empresa como El Pozo Alimentación, —le recriminaban a la empresa murciana— que se define como abanderada  de la Responsabilidad Social  y que en 2011 obtuvo más de 31 millones de beneficios,  se plantee abaratar aún más  la mano de obra, con la consecuente repercusión en las castigadas economía familiares, repercutiendo directamente en la economía y futuro de nuestros pueblos».

Por su parte, el alcalde de Leganés, Jesús Gómez, ha manifestado que la pérdida de El Pozo para el municipio sería «una tragedia» y ha pedido que «al menos uno de los tres grupos políticos de la posición se abstenga en la votación para aprobar la segunda fase de Legatec».

La propuesta del primer edil no deja de ser absurda, políticamente hablando, y de alguna manera infantil y desesperada. ¿Qué grupo sería el traidor? Antes de la firma del compromiso con los trabajadores de los tres grupos políticos de la oposición se rumoreaba en el municipio de la posible planificación de una ‘triquiñuela’ por parte de uno los grupos políticos para ayudar a Jesús Gómez a aprobar Legatec.

Las consecuencia del  ‘paripé’ a poco menos de seis meses de las elecciones, la traición manifiesta a los trabajadores de Coca Cola Fuenlabrada y la sospecha de otros intereses ligados a grupos de presión, han acabado por decantar la posición unánime de los tres grupos de la oposición. Eso es lo que quiere romper el Alcalde con su propuesta para que uno de los tres grupos políticos incumpla su compromiso con los trabajadores de Coca Cola.

 

Intereses inmobiliarios especulativos

Sin embargo, la empresa murciana ha dejado al primer edil de Leganés por mentiroso, según publica el periódico www.murciaeconomia.com. «Fuentes oficiales del Grupo Fuertes han desmentido que ElPozo vaya a instalar una fábrica en el polígono industrial de Leganés, como informó el alcalde de esta población madrileña», asegura la información del digital murciano.

Las mismas fuentes han confirmado  que «el Grupo Fuertes ha adquirido una parcela de 30.000 metros en Legatec, que podría ser destinada a la implantación de cualquiera de las empresas del grupo, compuesto por una treintena de compañías, o ser una reserva de terreno para alguna nueva firma, pero que no hay nada decidido».

En fin, especula que algo queda. Los terrenos están adquiridos y El Pozo solo quiere que se apruebe el planeamiento para dar el ‘pelotazo’  que, aunque sea de fútbol sala, de eso sí saben.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL POZO:

El Pozo, el imperio que nació en dos carnicerías

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies