FUENLABRADA

Empieza el año nuevo [2967] Amazingh


Entre el 12 y el 14 de enero, las comunidades Amazigh celebran el Yennaner, la fiesta que da la bienvenida al año nuevo; exactamente el 2967. Amazigh significa bereber y engloba a un conjunto de etnias del norte de Africa. ¿Porqué esta disparidad? No existe una fecha unificada para la ‘nochevieja’ del año Amazigh. En Argelia, por ejemplo, se celebró el día 12 de enero; en Marruecos, el día 13; y en la mayor parte de las comunidades imazighen que viven fuera de su tierra, tienden a celebrarlo hoy día 14.

En la zona sur, solo la localidad de Fuenlabrada —como ciudad de acogida— ha contado con una programación destacable organizada por la Asociación de Inmigrantes Espacio de la Solidaridad y la Juventud Amazigh.

Los actos celebrados este sábado empezaron con una mesa redonda bajo el título ‘El movimiento Amazigh en Marruecos y la situación de la mujer marroquí’, moderada por el profesor de la Universidad Europea de Madrid, Mohamed Lemrini y en la que han intervenido ponentes como Ángela Suárez, profesora de Ciencia Política de la Universidad de Salamanca; Atta Abdelouahab, activista Amazigh y profesional del ámbito de la inmigración y Naziha AlIdrissi, mediadora social.

Los asistentes también han disfrutado con una degustación de comida típica, de una exposición de pintura y de un recital de poesía y concierto de música con la presencia del poeta y cantautor Fikri Tisakrin y del grupo Med Ziani & Amazigh Groove.

Los pueblos Amazigh han empleado desde hace siglos un calendario solar que marca el ritmo de vida de unas sociedades tradicionalmente agrarias.En el siglo veinte, la Academia Bereber de París eligió como año de inicio de este calendario el 950 a.C., fecha aproximada en la que ascendió al trono de Egipto Sheshonq I, faraón de ascendencia amazigh que inició la XXII dinastía.

Aunque, como hemos dicho, la efeméride del ‘Yennayyer’ varía en cada región, en toda la Tamazgha —la tierra ancestral amazigh— y en su diáspora, la poesía, la música y los bailes tradicionales son parte esencial de estas fiestas.

Las diferentes comunidades y las familias se reúnen para compartir una comida donde se rinde tributo a los antepasados y a la tierra, y se da buena cuenta de frutos secos y de platos tradicionales, como el cuscús o el tayín.

Actualmente, cabe destacar que la festividad del ‘Yennayer’ se concibe como una jornada de reivindicación identitaria del pueblo Amazigh, una comunidad que lucha por sus derechos lingüísticos y culturales.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies