GETAFE

Fallece Emilio Ortega, el hombre de Getafe que amaba los árboles

 

emilio-ortega

Emilio Ortega en la presentación de su libro ‘Getafe arbolado’. Foto: Antonio Pulido

 

Emilio Ortega Ruiz, responsable durante años del área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Getafe, falleció el pasado día 5 de enero tras una larga enfermedad. Emilio Ortega mantuvo desde siempre una relación especial con los árboles; una pasión que ejerció, en el ámbito territorial, con los enraizados en Getafe a los que mimó en su trabajo, estudió, relacionó y fotografió.

Emilio Ortega conocía al dedillo el catálogo y la historia forestal del municipio. Una amorosa tarea que trasladó a vecinos, amigos y medios de comunicación. Recordamos que en 1983, ya era un experto. inició en el periódico Vivir en Getafe una serie sobre los árboles de Getafe con la correspondiente ubicación fotografía y comentario.
A finales del año 2012 publicó un libro en el que recopiló una parte de sus conocimientos sobre el ‘Getafe arbolado’, una guía para conocer a esos amigos, siempre escasos, que nos rodean, dan sombra y hacen la ciudad más amable y natural.
Emilio Ortega empezo a trabajar en el Ayuntamiento de Getafe en 1976.

Durante la presentación de ese libro relató una anécdota que da cuenta de su interés por los árboles y por las plantas en general. «En 1979, con la constitución del primer Ayuntamiento democrático, se empezaba a construir ciudad; se planificaban y construían colegios, jardines,.. Emilio pensó que era una buena idea crear un ‘Jardín Botánico Infantil’ que sirviera de apoyo didáctico en la enseñanza. Presentó el proyecto al Gobierno Municipal encabezado por Jesús Prieto que aceptó la propuesta y la elevaron a la Diputación Provincial que también dio el visto bueno a la propuesta. Hoy, 36 años después, todavía no se ha construido ese añorado ‘Botánico Infantil’ aunque en el ‘caballón’ que separa el barrio del Bercial con la carretera de Toledo hay un interesante catálogo forestal.

El parque del Bercial, bien podría pasar a denominarse Parque Forestal Emilio Ortega en lugar del triste apelativo de simple ‘caballón’ que ahora tiene aunque no fuera un proyecto pilotado por él. Por otra parte, el Bercial sí que atesora un proyecto de Ortega del que se mostraba orgulloso: el parque del Aviocar.

Descanse Don Emilio a la sombra de un algarrobo, el árbol que infunde paz durante la siesta de los pastores, entre un círculo de cincuenta cipreses y largos paseos de olorosas acacias, soforas y castaños de indias, a su alrededor jardincillos con madroños y lilos…

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies