ESPECIAL

Fran Expósito, vecino de Getafe: «Tengo 31 años, sólo tres cotizados y vivo con mis padres»

Fran-Éxposito

 

Entrevista a Fran Expósito, vecino de Getafe que lleva en desempleo seis años

“Tengo 31 años, sólo tres cotizados y vivo con mis padres”


“Hace años que no salgo. A veces, te sientes culpable”


 

 

El 2015 si por algo pasó a la Historia política de nuestro país fue por las numerosas e intensas convocatorias electorales. Que haya elecciones es sinónimo de campañas y éstas, a su vez, son sinónimos de promesas. Y una de las promesas y temas más protagonistas en los discursos de los candidatos ha sido el paro. El empleo, o mejor dicho su falta, es de los temas que más preocupa a los españoles. Y con razón. A menudo desde la política y también desde los medios se habla de ello con las cifras que siempre resultan frías. No en vano, es recomendable poner rostro y sentimientos a esos números. Detrás de cada guarismo que cobija fríamente el desempleo encontramos una historia y en ella unos sentimientos, emociones….

Es el caso de Fran Expósito, 31 años. Es vecino de Getafe, concretamente del Sector III, municipio que tiene en su haber a más de 13.000 vecinos en desempleo. Su caso es duro y pudiera parecer desalentador. Está en paro, sí. Lleva seis años sin encontrar trabajo. Con más de un lustro sin oportunidad laboral, Fran sigue luchando. No quiere desanimar aunque, a veces, la realidad aconseje lo contrario. Al hablar con él uno se da cuenta de lo vital que es un trabajo. Su tono de voz es pausado y tranquilo. Sus ganas son tremendas.

Pregunta: Veo tu CV y observo que has trabajado de varias cosas: limpieza, recepcionista, vigilancia, carretillero… ¿Cuántos trabajos has tenido?
Respuesta: Pues calculo que habré tenido alrededor de 18 trabajos. Eso sí, en los mejores tiempos me salían cada dos por tres. Había un trabajo nuevo esperando podríamos decir. Pero, muchos han sido de semanas e incluso de días. Los que ves en el CV son entre tres y seis meses.

P: Entonces, sumando todo, ¿cuánto llevas acumulado, cotizado?
R: Dejé de trabajar con los 25. Ahora a mis 31 años tengo 3 años y 3 meses cotizados.

P: ¿Cómo es el estado de ánimo durante estos seis años? Imagino que habrá distintas fases…
R: Sí. Pasas por distintos momentos. Unos con más ánimos y otros con menos. He llegado a entrar en estado de pasotismo también. Ha habido meses que he descansado de búsqueda. La cabeza tiene que oxigenarse también. En otras ocasiones me he estado matando a echar días y días. Luego sumas y no hay manera. Entras en un bucle. Aunque claro, yo me digo: qué narices voy a seguir un poco… En definitiva, no hay que estar quieto en ningún momento.

 

“Las prácticas no las pagan. Es un aprovechamiento”

P: Una de las formas precisamente de no estar quieto es continuar en le terreno de la formación…
R: Totalmente cierto. En eso he intentado también no parar. Con la entrada de la crisis sobre todo son los cursos. En el caso de jardinería o limpieza una vez acabadas las prácticas tenía la esperanza de si recolocaban en Lyma o en jardinería con el Ayuntamiento. Y luego nunca pasó nada. Eran cursos municipales.

P: ¿Cuánto duraban estas prácticas? ¿Eran remuneradas? Es conocido la estrategia de estas prácticas que es básicamente cubrir el puesto de un empleado normal, ¿ha sido tu caso?
R: Duraban tres meses y para nada eran remuneradas.
Pues sí, nos tenían como si fuera un puesto de trabajo normal. Yo lo llamo aprovechamiento, casi como la esclavitud.
Y, hablando de cursos algunos era gratuitos. Los primeros del INEM. En los últimos tenía que poner dinero de mi bolsillo. Bueno, mejor dicho, del de mis padres. No te pagaban transporte, ningún tipo de ayudas, nada de nada…

P: ¿Algún ejemplo?
R: El curso de autobús costó 1200 euros. Después de ese dinero me llaman para una entrevista de autobuses urbanos de Getafe. Y me comentan que me tienen que hacer una última pregunta obligada. Era que si tenía el CAP, certificado de aptitud de profesional. Y les dije que me estaban avisando de la autoescuela. Pero, al no tenerlo y para ellos quedar bien me dijeron que me pasase cuando lo tuviese. Y así fue y una vez que ya lo obtuve fui y nada. Pasaron.

P: ¿Cómo sueles buscar empleo? ¿Qué métodos utilizas?
R: Continúo llevando en mano aunque últimamente Internet se usa mucho más para estas cosas también. Si está cerca el sitio, como puede ser un centro comercial, me acerco. Les digo que por si acaso no se ha enviado bien por Internet les dejo un copia en papel del CV.

P: Digamos que es un poco el día a día, ¿no?
R: Así es. Te levantas por la mañana y echas un vistazo por Internet, es lo que toca. También es ver cómo se pasan los días sin que te digan nada. Se resume en ver ofertas. Además, no escuchas a nadie que te comente que sus hijos han encontrado…
A veces, es remar mucho para luego no obtener nada.
Fíjate, el verano pasado un vecino mío llevó mi CV a Peugeot. Asistí a dos o tres pruebas. Una psicotécnica, otra para ver habilidades y otra con una psicóloga. Me llamaron y que no daba el perfil, no sé qué buscaban para la fábrica…
Te planteas incluso emprender pero lo deshechas porque a los dos días te puedes quedar en bragas.

P: ¿Qué opinas de la política? ¿Confías en la capacidad de los políticos para sacar adelante un tema como el desempleo?
R: La verdad es que no veo ninguna recuperación. Creerme a los principales no. Los tengo en mucha duda, que me disculpen. ¿Qué han hecho por mí? Tengo la esperanza de que esto dé una vuelta.

P: ¿Cómo va el tema de las prestaciones?
R: En 2008 decido coger el paro e ir haciendo cursos para reciclarme. Llega un momento en el que se acaba y hasta que no vuelves a acumular no puedes volver a pedir. Me entero de que hay una especie de ayuda de unos 300 euros sobre seis meses más pero decido no pedirla con la esperanza de que saliese algo.

P: Estaban las famosas ayudas de los 400 euros del Estado…
R: Sí, de larga duración. El señor Rajoy nunca llegó a dármela. Fui a informarme también para ésta. Me dijeron que si mis padres tenían pensión alrededor de cierto baremo nada. Y como cobraban “suficiente” y yo vivo con ellos no era para mí. Ellos no son ricos, tienen pensiones modestas que se han ganado trabajando de las que vivimos los tres. Es reírse por no llorar.

 

“Formar una familia es impensable”

P: ¿Cuánto hace que no sales? A veces, en esto, hay sentimiento de culpa…
R: Hace años que no salgo. Digamos que hay un 50% de sentirte culpable y otro 50% de pensar que hay que hacer un poco de vida, evadirte. En ese sentido he estado en la Coral, pertenezco al grupo de Teatro Ícaro…

P: ¿Te vas de vacaciones?
R: Nada de lujo. Con mis padres al pueblo, a León. Y no es ir a relajarse. Colaboramos en la semana cultural, para las fiestas… He echado CV en las tiendas de por allí. No me importaría tener que irme a vivir al pueblo si me llamasen de algún comercio de la zona. Pero, sin resultado.

P: ¿Cómo ves tu futuro?
R: Ahora vivo en Getafe con mis padres. Tengo un hermano que tiene su vida hecha. Tiene su pareja, hijos y no podría hacerse cargo de mí. No sé qué va a pasar. Tengo un futuro muy incierto. Vivo con mis padres pero suelo pensar en el cómo vivo luego… Por supuesto formar una familia es impensable.

Es la de Fran Expósito una de las caras que más ha sacudido la crisis. Es su voz la que expresa la travesía del desempleo y no una mera y fría cifra. El 2016 ha traído consigo 366 oportunidades nuevas, esperemos que el esfuerzo y tesón de búsqueda de Fran durante tanto tiempo tenga sus frutos en este nuevo año. Ganas le sobran. Una historia de un luchador por salir adelante en la vida bien merece un final feliz.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies