EMPRESA

Juan Carlos Asenjo: «La querella de Coca Cola es una auténtica venganza»

ASENJO

 

Declaraciones en exclusiva de Juan Carlos Asenjo, portavoz del Comité de Empresa de CocaCola. Asegura que el prometido centro de I+D+I es, en realidad, un mero almacén de vidrio


 

♦ Días y días de lucha. Una batalla que lleva meses y que parece que aún se prolonga. La valentía, coraje y corazón que han plantado los trabajadores de Coca-Coca en Lucha a la multinacional ha sido constante en pos de defender su puesto de trabajo, y por supuesto, como ellos mismos indican, su dignidad.

La compañía hizo caso omiso a las sentencias de la Justicia que indicaban la readmisión de los trabajadores. No obstante, hasta hace unos días no se hizo real. Han aplicado la readmisión en Fuenlabrada, pero, como nos indica Juan Carlos Asenjo, portavoz del Comité de Empresa de CocaCola en Fuenlabrada, “con distintas funciones”. El 22 de octubre entraron los últimos trabajadores. Pero, a veces, no todo resulta ser como parece. Queremos saber qué hay exactamente ahí dentro. Se lo preguntamos a Juan Carlos y la respuesta es sorprendente, “el centro logístico no está operativo. No hay ni innovación, ni I+D+i ni nada. Se trata de un almacén de cajas de vidrio vacías. Y lo único que se hace es seleccionar”.

Explicábamos que se había aplicado la readmisión pero con distintas funciones. Existe una sentencia por vulneración de Derechos Fundamentales, no es canjeable y se tiene que cumplir en sus estrictos términos. Es decir, la movilidad funcional no tiene lugar y por tanto, la readmisión ha de ser en los mimos puesto de trabajo. Por todo esto, nos anuncia Asenjo que van a recurrir al Tribunal Supremo.

 

Se inventan los puestos de trabajo

Pero, ¿qué hacen realmente los trabajadores allí dentro? Nos responde Juan Carlos que “como no hay contenido pues se inventa el puesto de trabajo como el ropero. Nos ponen de roperos o de personal de seguridad. Y claro, adiós a las contratas. El desarrollo logístico es paupérrimo”.

Y, ¿por qué ahora la querella? Va a nombre de Juan Carlos Asenjo pero podría incluir a más personas. “Efectivamente la querella va a mi nombre pero está abierta a cualquier trabajador o persona que se le puedan imputar los hechos que vienen en ella. Lo califico como una auténtica venganza por parte de la empresa. Una empresa que ya no sabe por dónde atacar”, nos explica. Cuando parecía que podía haber un desenlace cercano Juan Carlos es claro, “vamos a recurrir al Supremo y eso puede suponer un año. El conflicto está lejos de acabar”.

Es sin duda un conflicto en el que hay cosas difíciles a la comprensión. La empresa entiende que el gallinero que había en el Campamento (los trabajadores recogían algunos huevos, toda ayuda es poca en estas situaciones) o una piscina (recordemos que han pasado inviernos y veranos y los hijos pequeños junto a ellos) molestaba al trabajo. Asenjo advierte que “hay un perito que certificó que Fuenlabrada estaba cerrada. La piscina o el gallinero no pueden impedir ninguna actividad cuando no existe actividad. Es algo muy sencillo”. También los ha acusado de “pérdida de producto”, para Juan Carlos esto es muy simple también, “si nos despidieron ya no podríamos entrar. La empresa ha realizado una nula gestión del ERE. En ningún caso fue capaz de prever la huelga indefinida”.

Llegados a este punto nos preguntamos si el Campamento seguirá activo o no. “El Campamento continúa físicamente pero se desactivará paulatinamente. No está programada su retirada. Depende de la carga de trabajo. Si no hay, habrá que ponerse de nuevo en huelga y volvería a estar activo. En jornada ordinaria no se puede atender. Hemos barajado trasladarlo a algún local de Fuenlabrada”, nos aclara. Lo que es evidente es que el conflicto social continúa por vía judicial.

 

Presión a los trabajadores

Ya se cobran los salarios desde el mes de octubre. No en vano, existe una presión a los trabajadores para que devuelvan una indemnización superior a la que recibieron cuando se les debe salarios de tramitación. Aseguran que hay presión de la empresa a los trabajadores desde Barcelona.

El conflicto sigue. La querella a Juan Carlos y extensiva a demás trabajadores o personas, ha hecho que las redes sociales se inunden de mensajes de apoyos de los trabajadores a su portavoz del Comité de Empresa. No hay visos de conclusión. La última hora de esta lucha es en la que reincide Asenjo: “el centro logístico de I+D+i no es nada. Es un almacén donde entran tres o cuatro camiones al día con cajas de vidrio. Es una farsa de proyecto de cara a la Audiencia”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies