GETAFE

La Alcaldesa de Getafe favorece económicamente [en contra de la ordenanza] a la empresa que organiza Cultura Inquieta

sara-her-rock

Sara Hernández parece ‘bailar’ al ritmo de Cultura Inquieta SL

 

El pasado 1 de julio, coincidiendo con la organización de los turnos de trabajo de la Policía Local para cubrir la seguridad del Festival Cultura Inquieta, el sidicato profesional CSIT exigió que «las funciones que preste la Policía Local con ocasión de espectáculos y esparcimientos públicos y cualesquiera otros servicios especiales que impliquen un aumento de la ordenación de público o la fluidez del tráfico de vehículos o vigilancia especial, se desarrollen si mermar las unidades ocupadas en la vigilancia ordinaria y control de seguridad del municipio».

En el escrito de la sección sindical del CSIT en el Ayuntamiento de Getafe, dirigido a través del Registro municipal a la Alcaldesa, al Delegado de Seguridad y al Oficial Jefe, el CSIT exige además que el coste de la cobertura de los servicios extraordinarios prestados quede cubierto mediante el abono de la correspondiente Tasa por Prestación de Servicios Especiales de la Policía, «tal y como recoge la Ordenanza 3.9».

En la mencionada Ordenanza municipal se especifican las cantidades que debe abonar la empresa contratante según el rango por cada agente que efectúe el servicio y el tiempo del mismo. Las tarifas de la cuota tributaria se calculan por cada media hora de trabajo: un policía tiene un coste de 26 euros, mientras que un suboficial cuesta 34 euros. La decisión de ‘regarlar estos servicios contraviene gravemente la ordenanza en beneficio una mercantil privada.

 

entrada-policia

 

El escrito del sindicato de fecha 1 de julio dirigido al Gobierno de Sara Hernández incidía especialmente en las órdenes de trabajo para que «que no mermara la seguridad en el resto de la ciudad» aunque en su redacción también influyó la celebración de otros eventos organizados por empresas privadas como la ‘Holi Rum’ o el tobogan acuático [Urban Slide] instalado en una calle de Buenavista a los que también se dió cobertura en seguridad, limpieza, electricidad, agua, sanidad, etc…

Es ahora, cuando el Festival de Cultura Inquieta enfila su recta final, cuando se ha conocido que el Gobierno Local de Sara Hernández ha beneficiado, incumpliendo la ordenanza municipal, a la empresa privada Cultura Inquieta SL regalando los servicios prestados por la Policía Municipal y la limpieza que asume la empresa municipal LYMA, además de otros gastos.

El Festival Cultura Inquieta, organizado por el Ayuntamiento de Getafe y Cultura Inquieta SL, ha recibido este año una subvención municipal de 138.000 euros [38.000 euros más que el año pasado] que va a parar directamente a la cuenta de resultados de la empresa privada. Además, el Ayuntamiento como organizador, ha renunciado al ingreso que le correspondería por la venta de entradas, así como del canon de los ‘baretos’ instalados en el recito del Festival.

El escrito del sindicato no ha conseguido que se eliminen los beneficios y los privilegios a la empresa privada aunque sí ha significado que el Gobierno local reorganizase los turnos de trabajo para que la seguridad y vigilancia ordinaria del municipio no se vieran mermados. Se supone, sin más información, que el Ayuntamiento abonará [encima de no cobrar] las horas extras de los agentes de la policía destinados.

El ‘trato de favor’ a la empresa Cultura Inquieta SL, además del aumento en más de un 30 por ciento de la subvención directa, se ha concretado en la renuncia a la mitad de la recaudación por la venta de entradas, a la generosa aportación por la seguridad, la publicidad, el coste de la limpieza, la colocación de vallas, los servicios sanitarios, así como la instalación y consumo eléctrico, entre otros. Total un pico para el Ayuntamiento. Así se las ponían a Fernando VII, dice el modismo, en referencia a las facilidades, prebendas y privilegios que graciosamente concede la reina del socialismo madrileño a una empresa con ánimo de lucro.

Todo este despliegue de generosidad es a beneficio de una empresa privada que organiza un festival que a pesar de  las pretensiones se podría calificar ‘de andar por casa’, sin apenas repercusión mediática más allá de Pinto o Fuenlabrada, de las noticias que aparecen en la web municipal o en los otros ‘boletines municipales’ de Getafe que han contado con la publicidad institucional.

 

festival

Acto de presentación de Cultura Inquieta 2016 con el representante de la empresa, la alcaldesa y la edila de Cultura

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies