GETAFE

La Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de Getafe sigue haciendo el ridículo

Ya lo habíamos adelantado. La escasa e inane actividad de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de Getafe solo es una pantalla para justificar los dos millones de euros de gasto que origina anualmente, los sueldos escandalosos de los amiguetes y rémoras políticas y las bastardas e injustificadas campañas publicitarias.

Y lo habíamos advertido porque era tan evidente que cualquiera podía percatarse. En Getafe no hay, desde hace más de año y medio, una oferta que permita un programa oficial para incentivar el alquiler de viviendas. En cualquier momentos los interesados pueden observar que el número de viviendas en el mercado de alquiler se sitúa en torno a 60, sin que en ningún momento se sobrepase el centenar.

Sin embargo, en octubre de 2017, la EMSV lanzó a bombo y platillo [con las correspondientes hojas de publicidad solo en los medios afines] «un novedoso programa de intermediación entre los propietarios y los demandantes de vivienda en el municipio», haciendo —de paso— la competencia desleal a las empresas de intermediación y consiguiendo como resultado el más estrepitoso fracaso: han tramitado, atento lector a la cifra, el alquiler de seis vivienda [lo que, en términos económicos y de mercado, hubiera supuesto unos ingresos de 3.600 euros].

Sí, seis viviendas, en año y medio. Un resultado que refleja el ridículo, la falta viabilidad, de perspectivas y profesionalidad de la empresa municipal y, como responsables políticos, del gobierno municipal. Cualquier inmobiliaria con un presupuesto de gasto menor —digamos solo 20.000 euros entre alquiler y personal—, tendría que haber cerrado en quiebra. Ah, pero no se preocupe amigo, lo que cuesta la EMSV es dinero público, que «no es de nadie» como decía de forma demencial la vicepresidenta socialista Carmen Calvo que «antes de política fue fraila». Cualquiera llega a ministro en España.

Pero nadie asume los fracasos; y los políticos menos. Son contumaces. A pesar del resultado, el gobierno municipal a través de su edil de ‘Sostenibilidad’, Jorge Juan Rodríguez, ha asegurado que el programa seguirá activo por en los últimos meses la demanda «casi ha llegado a las 200 solicitudes» aunque no haya viviendas para ofrecer. Se le augura un futuro muy brillante a este edil cuando, inevitablemente, algún día tenga que dejar la teta del ayuntamiento; por inútil o por que su partido, perdiendo las elecciones, lo mande a otras funciones menos expuestas intelectualmente.

Y no se trata de una opinión personal. Es que el responsable de Urbanismo y Vivienda ha justificado su empeño en la posibilidad de adaptar el programa de alquiler de la EMSV al fallido decretazo de Pedro Sánchez sobre el alquiler como si con ello hubiera una solución más clara al problema de la vivienda. La alcaldesa también mostró su decepción con la marcha atrás del texto del gobierno porque va a impedir la elaboración de un censo de viviendas vacías en Getafe y recargar el 50 por ciento el IBI a aquellos pisos que no se alquilen.Pensando en positivo, siempre.

Sin embargo, no todo son penas y fracasos, las mentes [escasamente] pensantes de la EMSV han analizado el problema, así como la oferta y la demanda. Y han concluido con dos sorprendentes medidas para justificar los sueldazos que se llevan sin dar ni palo.

La primera medida [ocurrencia, la han llamado], es sorprendente y fácil. ¿Cómo no se le ocurrió a la ministra [Trujillo] de las ‘soluciones habitacionales’? Se trata de intermediar con el alquiler de habitaciones. ¿No les da vergüenza? Pues cualquiera se pondría hasta colorado. Una vista rápida a Idealista y Fotocasa nos conduce a la «cifra de negocio» que han proyectado los [i]responsables de la empresa municipal. Arriba o abajo, actualmente, hay 150 habitaciones en alquiler, de las cuales la mayoría (39), como es lógico, están en Las Margaritas. Se trata de una solución principalmente dirigida a estudiantes de la UC3M. Se corresponderían con 50 viviendas completas de tres dormitorios. El Ayuntamiento quiere exigier a los incautos propietarios que nunca cobren más de 250 euros por habitación. Están apañados. Llevan pensando, sin trabajar apenas, cuatro años; y solo han ‘parido’ esto.

La última solución encontrada es alquilar las 23 viviendas que no se venden [ni a tiros] en las promociones de El Rosón para lo cual han abierto plazo para presentar solicitudes. Hay una vivienda para diversidad funcional, otra de dos dormitorios y el resto de tres. El Ayuntamiento habla de un 40% menos del precio de mercado cuando debería hablar, como es lógico y legal, del precio oficial como corresponde a Viviendas Protegidas ¿O es que quieren engañar a los vecinos con artimañas y embustes? Se asegura que están destinadas a estudiantes [?] y trabajadores, aunque se especifica que la renta no puede superar el 35% de los ingresos familiares; hay que ganar más de 1.700 euros al mes. Por cierto, el plazo para apuntarse estará abierto hasta el día de los enamorados.

  • 42
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    42
    Shares
  • 42
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies