CILUSIONADOS

La UE sin mascarillas y sin máscara

La palabra máscara tiene, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española varias acepciones. Me voy a quedar con la primera:  “Figura …… con la que una persona puede cubrirse la cara para no ser reconocida”.

Que en la UE hay una ausencia descomunal de mascarillas es algo evidente, pero lo que no está tan claro es que falten máscaras con las que se pretenda ocultar el rostro o la responsabilidad.

También es un hecho que en la pequeña aldea de Santa Ana, en Jaén, se están –o se estaban– fabricando 80.000 mascarillas al día, y que la fábrica fue intervenida por el gobierno el día 12 de febrero, cosa que durante un estado de alarma se puede hacer.

También es verdad que tras la proclamación del estado de alarma ha habido muchas empresas y muchos particulares que, con un montón de altruismo, se han puesto a fabricar mascarillas.

Por otrola do, veo que el tema de la sanidad es algo muy complejo, porque, aunque en España sea competencia de las autonomías, al menos desde que el gobierno asumió la dirección única, es competencia del Estado, pero en el que también puede intervenir de alguna forma la Comisión Europea, prescindiendo de que la sanidad pertenezca al ámbito de competencias exclusivas de los Estados miembros. Así, el Tratado de funcionamiento de la UE, en su art. 168, nos dice:

1.- Al definirse y ejecutarse todas las políticas y acciones de la Unión se garantizará un alto nivel de protección de la salud humana.

La acción de la Unión, que complementará las políticas nacionales, se encaminará a mejorar la salud pública, prevenir las enfermedades humanas y evitar las fuentes de peligro para la salud física y psíquica,…………..así como la información y la educación sanitarias, y la vigilancia de las amenazas transfronterizas graves para la salud, la alerta en caso de tales amenazas y la lucha contra ellas.

…………………

2. La Unión fomentará la cooperación entre los Estados miembros…”

Está claro, por tanto, que en ámbito sanitario la Comisión Europea puede y debe intervenir.

Pero es que, además, a mi entender todo el material relacionado con la sanidad – respiradores. batas, mascarillas…etc.- cae dentro del ámbito del mercado interior, y el mercado interior es competencia exclusiva de la UE, que.” adoptará las medidas destinadas a establecer el mercado interior o a garantizar su funcionamiento.”

Es evidente que el mercado interior – es decir. todo el territorio de la UE como mercado único-  no ha funcionado, dado el desabastecimiento casi absoluto de material protector y de test en toda la UE. Por tanto, tenemos que preguntarnos cómo es que en toda la UE no había ni hay mascarillas, ni respiradores suficientes ¿Cómo es posible que el mercado de unos elementos tan imprescindibles para la salud de millones de ciudadanos lo hayamos dejado en manos de un tercer Estado, es decir de China? Y si China hubiera puesto una excusa, que tranquilamente lo hubiera podido hacer- para no suministrar mascarillas, ¿qué habría sucedido? Hay además otros interrogantes. ¿Cómo es posible que en un ámbito que es competencia exclusiva de la UE puede actuar un gobierno interviniendo una empresa?

No pretendo llevar a nadie ante los tribunales, simplemente quiero decir que con este galimatías las decisiones son lentas y muchas veces incorrectas. Tenemos una moneda única y un mercado único o interior, pero al mismo tiempo unos paraísos fiscales y unos gobiernos que ponen trabas constantemente. Tenemos ámbitos en losque intervienen las autonomías, el Estado y la Comisión, cada uno pertrechado con sus excusas o sus máscaras, cuando las cosas van lentas o mal

El coronavirus nos está demostrado que es necesario que vayamos a una integración total de los países de la UE, si queremos subsistir El coronavirus está dejando al descubierto los grandes fallos de funcionamiento en el ámbito sanitario, pero nos está demostrando también que la UE que hay muchos ámbitos por donde se nos pueden colar otros tipos de pandemias. La UE no puede dejar descubiertos muchos frentes por donde cualquier desalmado nos puede atacar.  Toda nuestra industria automovilísticap.e. no puede depender de una fábrica de China. Con la excusa de la globalización no se pueden dejar al descubierto ámbitos trascendentales para nuestra subsistencia, y uno de ellos es el de la sanidad.

Y si no hay mascarillas, tampoco habrá máscaras que pueden cubrir la responsabilidad de nadie.

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies