CULTURA

Las muecas de los días

Las-muecas-de-los-días

Una novela de Juan Manuel Alcalá Perálvarez ambientada en el Getafe de 1923 y la Revolución de Asturias.

♦ «Además de periodista independiente que ofrecía sus servicios a varios periódicos a la vez, Luis de Sirval escribía a diario ‘Las muecas de los días’, una columna de opinión en la que se regodeaba con su característico y peculiar, casi infantil, sentido del humor de lo que acontecía en cualquiera de los ámbitos con interés informativo»…

Este es Luis Higón Rosell, un joven reportero, un periodista valenciano que firmaba sus trabajos como Luis de Sirval, que comenzó a colaborar en la Voz de Valencia a los 18 años, para trasladarse después a Barcelona y de aquí a Madrid donde se incorporaría en la redacción del periódico La Libertad en 1923. Era una promesa de la prensa, un profesional que quería abrirse camino en la difícil tarea de contar, con un estilo y méritos propios, la verdad de lo que ocurre ahí fuera. Como hoy, España era una ‘mina’ de información, solo faltaba para hacer oficio tener talento, mucha curiosidad, ser sincero y objetivo, y… no claudicar. Así entendemos la manera que él tenía de plantearse la filosofía de su trabajo, porque si hubiera sido de otra manera tal vez su carrera y su vida no se hubieran truncado tan pronto: Luis de Sirval murió asesinado por oficiales del Ejército en una comisaría por haber ido a cubrir en primera línea —co- mo así lo exigía su compromiso como periodista— los acontecimientos de la Revolución de Asturias de 1934, en plena Segunda República española. Murió por hacer su trabajo. Murió demasiado joven. Pero sigue vivo, inmortalizado para siempre en sus escritos…: ellos le hacen justicia.

La novela ‘Las muecas de los días’ (Travesía de los Libros, EMS), de Juan Manuel Alcalá Perálvarez, nos acerca a unos momentos muy definidos de la España de los años treinta y veinte contados desde diferentes planos, donde el autor ha recurrido a personajes reales. Utilizando como primer hilo conductor (habrá otro que se impondrá en el transcurso de la trama personalizado en la figura del juez Manuel González) a Luis de Sirval —del que Alcalá toma prestado como título el nombre de su columna, y donde intenta hacerle justicia narrando la verdad de su terrible final—, el lector se va a encontrar con un ejercicio literario complejo, pero amable y original, difícil de encasillar.

Si bien en las primeras páginas parece que el relato se va a recrear solo en las vivencias del periodista de forma lineal, nos sorprendemos con el giro a modo de regreso al pasado que el autor hace situando la acción de la obra en otro ámbito. La novela brinca de 1934 a 1923, salta del episodio histórico con mayúsculas (la revolución de Asturias) al costumbrismo de contextos más modestos, principalmente al pueblo de Getafe, donde un juez (el otro gran protagonista del relato) vive su propia peripecia profesional, enfrascado en la resolución de un caso que se termina complicando y que le va a pasar ‘factura’, y del que el periodista Sirval se hace eco. Y es aquí donde el grueso de la novela adquiere la dimensión auténtica como relato de ficción. Nos encontramos, pues, ante una obra con tintes de crónica histórica, realista, que en algún momento se acerca al género negro, dejándose seducir en algunos capítulos por el apasionamiento del relato romántico. Estamos ante una novela de jueces y periodistas, médicos forenses y algún policía, acompañados por un elenco de personajes secundarios dignos de tener en cuenta.

Se trata de un relato que, por la manera en que se manejan los elementos del mismo, nos hace reflexionar sobre la forma en que su autor nos presenta los hechos, unos hechos que fueron reales y que analizados desde un punto de vista de crónica periodística son totalmente objetivos: lo que pasó, pasó y ya está, con el interés que eso conlleva. Pero interpretados esos hechos como novela —y esto es lo que la hace interesante—, entonces la ficción da licencia a su autor para recrear y jugar, porque el novelista tiene en su escritura la posibilidad de crear un mundo soberano propio que ha nacido de su mente, de su imaginación, que sigue las leyes del arte, de la literatura. Todos los personajes reales, junto a los propiamente ideados –los menos- son ahora personajes de ficción que hacen que no solo sean importantes los hechos que se narran, sino todo aquello que va agregado a esos hechos.

Es difícil escribir una novela ambientada en un momento concreto con situaciones reales y con personas de carne, alma y huesos. Luis de Sirval no era un personaje de ficción cuando escribía su columna de La Libertad o viajaba a Oviedo para cubrir la información de la Revolución de Asturias, pero sí que lo es cuando visita al juez de Getafe, como lo son aquellos que hacen tertulia con éste en el casino, y como lo es el policía Gregorio Rajal, considerado como uno de los agentes más cualificados de la primera brigada del Cuerpo de Investigación y Vigilancia de Madrid en 1923.

Y es el lector quien tiene la última palabra, como un juez implacable. Lean ‘Las muecas de los días’.

Librerías donde se puede adquirir el libro.

GETAFE

• ALMONACID C/ Valdemorillo, 2.
• EL LOBO FLACO C/ Toledo, 3.
• LA VELOZ Plaza General Palacios, 6.
• LIBRERIA LOS COLEGIOS. C/ Buenavista, 16.
• LAPIZ Y PAPEL. Avda, Arcas del Agua, 6 Galeria Arteson.
• ROSA DE PLATA . C/ General pingarrón, 9.
• LIBRERIA RUTH. Avda. España, 41.
• LIBRERIA TROA. C/Madrid, 101.
• SIGLO XXI. C/Montserrat Caballé, 1.

LEGANES

• DOMINÓ LIBROS. Plaza España, 2 Local 20
• LA LIBRE DE BARRIO. C/ Villaverde, 4
• PUNTO Y COMA. C/ Teniente General Muslera, 1

FUENLABRADA

• LIBRERIA ATENAS. C/Humilladero, 7
• LIBRERIA BRAVO. C/Buenos Aires, 5

♦ PARLA

• LIBRERIA SUR. C/San Antón, 39
• LIBRERIA CARMEN. C/Reina Victoria, 32

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies