CILUSIONADOS

Las tres pilotos de Europa

Apenas habíamos tenido hasta ahora mujeres en la dirección de las instituciones europeas. En el Parlamento Europeo, con sus 68 años de existencia solamente ha habido dos presidentas, Simone Veil y Nicole Fontaine, ambas francesas, frente a 25 hombres. La Comisión Europea no ha tenido nunca ninguna presidenta.Y frente a los 124presidentes del Consejo de la UE y del Consejo Europeo solamente ha habido 5 mujeres.

Ha sido precisamente en el momento más crítico de toda la historia de la UE, cuando aparecen las mujeres llevando el timón de Europa: Merkel, Von den Leyen y Lagarde (dos alemanas y una francesa) Y quiero recalcar lo de la nacionalidad, aunque vaya en contra de mis principios, porque conviene que se sepa que son mujeres, y, además, francesas y alemanas, las que están poniendo la solidaridad como centro de la política de la Unión Europea. Son mujeres francesas y alemanas, pero sobre todo europeas, las que por primera vez se han plantado y han dicho “esto no puede seguir así” y exigen un paso decisivo hacia la integración europea, implicando a toda la UE como garante de parte de la deuda de los países miembros, Pero, sobre todo, son unas personas europeas, porque están pensando en europeo, y unas personas universales porque están derribando falsas murallas y fronteras legales

Hay mucho nacionalista solapado en España que no estará de acuerdo con lo que estoy diciendo, Nacionalistas que no se atreven a rechistar cuando nuestros incompetentes gobernantes nos privan delos derechos más fundamentales y nos conducen hacia la miseria y, sin embargo, tienen miedo a que Francia y Alemania nos priven de una soberanía que ya no tenemos, porque hace ya muchos años que nos la quitaron los americanos, los chinos y todos los países de quienes dependemos energéticamente.

De seguro que Aristófanes se levantaría de su tumba para aplaudir el coraje de estas tres mujeres. Las heroínas de hoy tienen otros argumentos más potentes que las mujeres de la comedia Lisístrata (por cierto, un libro que yo recomiendo vivamente),pero tienen el mismo corazón, un corazón mucho más grande que el de los hombres y mucho más abierto hacia la solidaridad y a los problemas de la sociedad: Además,  son mucho más independientes de los hombres que las mujeres que nos presenta Aristófanes. Las espartanas forzaron a sus maridos a desistir de la guerra. Ojalá estas tres Lisístratas actuales obliguen a nuestros políticos a seguir un camino más solidario y menos injusto y que nos lleve a la integración europea

Europa tiene nombre femenino, pero hasta ahora ha estado dirigida por hombres. Ha llegado la hora de la auténtica revolución de las mujeres, que no la del feminismo, pues éste de momento, al menos en España, no es más que un subproducto de los hombres.Ha llegado la hora de Lisístrata.  La guerra de las mujeres espartanos se llama ahora“hambre, miseria y paro”.

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies