LEGANÉS

Leganemos está frustrado: con Podemos no puede

leganemos

 

♦ Los cielos se toman por asalto y no por consenso, comentó el oráculo podemita Pablo Iglesias parafraseando a Kart Marx y parece que, efectivamente, por la vía política del consenso, la victoria electoral o la negociación será imposible que la versión sucedánea de Podemos en Leganés (Leganemos) toque “pelo” en esta legislatura. En los Plenos ya celebrados se puede ver la frustración de esta candidatura de “unidad popular” que en realidad unió a lo más “popular” de la extrema izquierda del municipio. Es un quiero y no puedo. Pueden presentar todas las mociones que quieran, incluso ser aprobadas, pero todo queda en agua de borrajas sin la voluntad del gobernante. Un gobernante como el alcalde Santiago Llorente que, a lo José Tomás y mostrando su querencia por lo taurino, está dando tal nivel de capotazos, verónicas y chicuelinas que terminará dejando desorejada a la marca blanca de los morados.

Las armas que la Ley ha otorgado a los alcaldes y a las Juntas de Gobierno dejan muy disminuidas las influencias de los partidos que, aun teniendo los mismos concejales que el PSOE: Leganemos, ULEG y el PP, quedan en la práctica en fuera de juego y con el recurso al pataleo como principal argumento político. Los chicos de Carlos Delgado y Miguel Ángel Recuenco tienen asimilado este comodín político porque bien lo sufrieron y lo disfrutaron en los tiempos del anterior alcalde Jesús Gómez, pero las huestes de Fran Muñoz no lo asimilan, ni lo asimilarán. Se juegan su propia supervivencia política. No desplegaron bien sus cartas en la preinvestidura y ahora están condenados a ser o cómplices del PSOE si quieren que alguna de sus propuestas salga adelante o a participar en un perpetuo diálogo de sordos. Siempre les queda la algarada en la calle, pero para eso no necesitaban presentarse a elecciones ni convencer a 20.000 vecinos que se creyeron que podrían tocar balón en una institución, ahora transformada en frontón.

Y en este contexto, los círculos del Podemos en Leganés se rebelan ante la secretaria general, Mercedes Condés, también concejal de Leganemos en esa extraña bicefalia y cohabitación que tantos quebraderos de cabeza está causando. Esa “confluencia” tan manida ha quedado en agua de borrajas con la despedida a la francesa de Iglesias y Garzón, marchitando por el camino fórmulas como “Ahora en común”.

La implosión en Leganemos solo es cuestión de tiempo. Las tres patas que lo sostienen: Izquierda Anticapitalista, La Fuerza de la Base (IU Federal/PCE) y Podemos se tambalearán antes o después. La competencia será encarnizada. Ellos aún no lo saben. También decía Rosa Díez que había millones de simpatizantes de Upyd que no lo sabían. Y vamos que no lo sabían…Como que siguen sin saberlo.

4 Comentarios

4 Comments

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies