CILUSIONADOS

Lista transeuropea

Se acercan las elecciones al Parlamento Europeo y no podemos quedar pasivos viendo cómo los ciudadanos van perdiendo interés por el proceso de integración europea o cómo el Parlamento Europeo se va convirtiendo en patrimonio de los partidos antieuropeos, sin que los partidos tradicionales muestren otra preocupación que la defensa de sus propios intereses. ¿Dónde está el ciudadano europeo? No existe. Cualquier día, el gobierno de su propio país dirá que quiere abandonar la UE y el ciudadano europeo, en contra de su voluntad, quedará reducido a simple ciudadano nacional. Es lo que ha ocurrido con aquellos ciudadanos británicos que votaron en contra del Brexit. Cuando vi cómo el concepto y la realidad de la ciudadanía europea quedaba convertida en papel mojado, protesté y escribí al presidente del Parlamento Europeo, diciendo que no se les podía quitar así sin más la ciudadanía europea en contra de su voluntad y que el Parlamento Europeo era el representante de los ciudadanos europeos. ¿Sabéis cuál fue la respuesta? No hubo respuesta. Y no digo que yo tenga razón en este tema, pero lo mínimo que se pide de una persona educada es que responda cuando se le dirige un escrito.

El desinterés por las elecciones al Parlamento Europeo se lo han ganado a pulso los europarlamentarios. Ellos han permitido que se modificaran los Tratados por el camino de la desaceleración de la integración europea, cuando con su voto se podía haber negado: Ellos permitieron que la Unión Europea quedara reducida a un club en el que se puede entrar o salir según le apetezca uno, cosa que no sucedía antes del Tratado de Lisboa. Ellos son los que permitieron que entraran en la Unión países que no ofrecían suficientes garantías de que habían entendido cuál era la finalidad de la UE. Ellos son lo que no han denunciado al Consejo (es decir a los Jefes de Estado y de Gobierno) por la violación constante de los Tratados, que exigen juna “unión cada vez más estrecha de los ciudadanos europeos”. Ellos fueron los que por iniciativa de un socialista catalán -que se les caiga la cara de vergüenza a los socialistas catalanes y a todos los europarlamentarios españoles que votaron a favor- se pronunciaron a favor de la inmersión lingüística en Cataluña, como si el español fuera un idioma extranjero. Ellos son los que callan y  han callado ante la mala gestión de la crisis económica y del problema de los refugiados. Y paro la retahíla. ¿Pretenden así que los ciudadanos vayamos con ilusión hacia las elecciones al Parlamento Europeo?

¿Servirán para algo las elecciones al Parlamento Europeo del próximo año? ¿Han servido para algo las tres o cuatro últimas elecciones?  Ha llegado el momento de que los ciudadanos nos levantemos pacíficamente contra no sólo contra los partidos antieuropeos sino también contra los partidos tradicionales. Los que queremos una auténtica unión europea de los ciudadanos vamos a votar, pero vamos a votar una lista transeuroepa. Y si los partidos no nos ofrecen esa oportunidad, vamos a ser nosotros los que presentemos esa lista, aunque sea nula.

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
  • 2
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies