DIARIO DE UN JUBILADO

Los imprescindibles, resistir contra toda esperanza

Hoy, por lo menos, casi estamos a punto de librarnos de Esperanza Aguirre y eso ya es algo. De los recortes y de tanto imprescindible sin escrúpulos, ¿quién nos librará?

♦ Owen Jones en su libro “Chavs o la demonización de la clase obrera” escribe: “Si nos deshiciéramos de todos los limpiadores, basureros, conductores de autobús, cajeros de supermercados y secretarias, por ejemplo, la sociedad se detendría en seco… En cambio, si al despertar una mañana descubriéramos que hubiesen desaparecido todos los muy bien pagados ejecutivos publicitarios, consultores empresariales y directores de capital de riesgo, la sociedad seguiría funcionando como antes; en muchos casos, probablemente mucho mejor”.Y yo me pregunto, si además, de pronto, así como quien no quiere la cosa, aquí, en nuestro país, se evaporaran en el aire los cinco millones de parados, los enfermos en las listas de espera en los hospitales públicos, los sin techos que pululan por la calle, las mujeres maltratadas por sus parejas, las familias desahuciadas expulsadas de sus casas, los niños que van al colegio mal alimentados, los jóvenes subsaharianos emigrantes, etc., etc., etc.. Y, al mismo tiempo, fueran arrojados al mar los curas y profesores pederastas, los políticos corruptos junto con sus corruptores que no son oros que los empresarios, los cargos de confianza de tanto político de medio pelo y tantos otros y otros que son legión y tanto daño nos están causando, entonces, España ya no sería España, nos habríamos equivocados de país. Pero no, que no echen las campanas al vuelo, este es nuestro país, no tenemos otro y, otro mundo, por mucho que lo deseemos y lo necesitemos, no es posible. La utopía es como un espejismo en el desierto que es pura fantasía. La utopía es un sueño y los sueños, ya se sabe, sueños son. A cambio, queramos o no, nos queda la esperanza. O bien, resistir, que es una forma de esperanza tal como nos animaba el Gran Wyoming hace cuatro años cuando el Partido Popular con Mariano Rajoy a la cabeza llegó al poder.

“Cuando pierda todas las partidas,/ cuando duerma con la soledad,/ cuando se me cierren las salidas/ y la noche no me deje en paz,/ cuando sienta miedo del silencio,/cuando cueste mantenerme en pie,/ cuando se rebelen los recuerdos/y me pongan contra la pared:/Resistiré, erguido frente a todo,/me volveré de hierro para endurecer la piel/y aunque los vientos de la vida soplen fuerte,/soy como el junco que se dobla, /pero siempre sigue en pie./Resistiré, para seguir viviendo,/soportaré los golpes y jamás me rendiré/ y aunque los sueños se me rompan en pedazos,/ resistiré, resistiré”. Esto es lo que cantaba el Duo Dinámico a un amor casi desesperado allá por los años 80 del siglo pasado, cuando ya nos habíamos librado de Franco porque se había muerto. Hoy, por lo menos, casi estamos a punto de librarnos de Esperanza Aguirre y eso, ya es algo. De los recortes y de tanto imprescindible sin escrúpulos, ¿quién nos librará?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies